Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Retoma el próximo viernes la competición recibiendo a puerta cerrada al Extremadura

El Elche afronta pletórico y repleto de ilusión el sueño de pelear el ascenso a Primera División

7/06/2020 - 

ELCHE (EFE). El Elche CF afronta el regreso de la competición pletórico de confianza y con la ilusión de defender, como mínimo, la sexta plaza que le da opción a disputar la fase de ascenso a Primera.

El equipo ilicitano, a once jornadas de la conclusión del campeonato, ya tiene garantizada la salvación, único objetivo del presente curso, y por vez primera desde su cuerpo técnico, liderado por José Rojo ‘Pacheta’, y en el vestuario se habla abiertamente de pelear una de las plazas que dan el billete a Primera.

El parón de la competición interrumpió una racha positiva del equipo, que había enlazado dos victorias consecutivas a domicilio, aunque también le permitirá recuperar a varios jugadores que estaban lesionados, como el francés Nuke Mflulu o el brasileño Jonathas de Jesús, y acelerar la adaptación de varios de los fichajes del mercado de invierno, como Víctor Rodríguez, quien apenas pudo sumar como consecuencia de unos problemas físicos.

También varios jugadores básicos en los esquemas de Pacheta, que estaban muy cargados de minutos, han podido descansar y recuperarse físicamente, como son los casos de Gonzalo Verdú, Juan Cruz o el veterano Nino, quienes acumulaban gran cantidad de minutos durante el campeonato.

El Elche deberá afrontar un calendario, en teoría, accesible, ya que disputará más partidos como local (seis) que como forastero y, además, ante mayoría de equipos implicados en la lucha por evitar el descenso.

También esperan al Elche algunos duelos directos, como ante el Girona o Mirandés.

El hecho de tener que diputar tres partidos entre semana tampoco será un problema para Pacheta, quien siempre ha apostado por plantillas cortas de jugadores para mantener la motivación en el grupo.

Además, la reciente experiencia en la Copa del Rey, en la que el Elche compitió con equipos distintos a los de la Liga, confirma que la segunda unidad suele ofrecer garantías para lograr resultados y que no hay un gran escalón entre los teóricos titulares y los suplentes.

El conjunto ilicitano fundamenta sus expectativas en un buen regreso a la competición, ya que entiende que un triunfo ante el Extremadura en casa, en su primera cita, y un buen resultado en Ponferrada le darían alas para consolidar la sexta plaza y aspirar a seguir escalando en la clasificación.

El Elche argumenta sus opciones, sobre todo, en la gran temporada que está completando su portero, Edgar Badía, el guardameta con más paradas en el campeonato, y en la potencia de fuego de su delantera.

Además del incombustible Nino, quien ya suma seis dianas esta temporada se convirtió en el máximo goleador histórico de la entidad, el Elche suma a su ataque al brasileño Jonathas de Jesús, llegado en el mercado de invierno, a Pere Milla (6 tantos) y a Dani Escriche, quien en apenas dos encuentros ha anotado otros tantos goles.

Por delante de ellos aún se encuentra el extremo Fidel Chaves, quien está demostrando un nivel altísimo y un poder realizador desconocido (8 goles), así como los otros dos extremos del equipo, Iván Sánchez y Josan Ferrández, claves en el juego ofensivo ilicitano.

Otro de los factores que anima al Elche a confiar en sus posibilidades es su efectividad a domicilio, ya que ha sumado siete victorias lejos del Martínez Valero, por lo que jugar sin la presión de una afición rival aún le da más opciones de poder aumentar sus guarismos.

El único punto negativo de este periodo de preparación tuvo su origen la polémica entre la plantilla y los dirigentes de la entidad por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) al que fue sometido la plantilla.

Los jugadores y cuerpo técnico mostraron su desacuerdo por la decisión e incluso decidieron no acudir a uno de los primeros entrenamientos, lo que provocó que el club rectificara y aceptara una reducción de sueldo como medida.

Sin embargo, ambas partes aún no han llegado a un acuerdo sobre el porcentaje que deben reducir de los suedlos, por lo que la situación tiene peligro de enquistarse si las cosas no terminan de salir en el terreno de juego. 

Noticias relacionadas

next
x