la periferia pide hueco en el debate del estado de la ciudad, con muchas cuentas pendientes

El comercio de barrio de Elche reclama sitio y las pedanías plantean otra avalancha de quejas

9/06/2021 - 

ELCHE. En el turno de tarde del debate del estado de la ciudad participaron los consejos municipales sectoriales, así como el Consejo Rector de Visitelche y la Federación de Asociaciones de Vecinos. Un debate en el que se puso de relieve que el comercio pide paso para ser otro eje económico importante tras la crisis sanitaria. Aunque sin duda, como ya es costumbre en estos foros, las pedanías volvieron a ser protagonista ante su avalancha de quejas con una larga cola de cuentas pendientes en materia de servicios básicos, mantenimiento u otras dotaciones. 

Reivindicaciones sectoriales

En total, 24 intervenciones desde estos colectivos con propuestas de distinta índole, cada una en su ámbito, referidas a más apoyo del palmeral en el Camp d'Elx y potenciar su comercialización de productos, hacer una ciudad más inclusiva para las personas con discapacidad, también para las mayores con proyectos intergeneracionales, más apoyo a la Cultura pidiendo más implicación en patrimonio y apertura de las salas cerradas, más apoyo al deporte base, a la formación en igualdad para las empresas y más recursos municipales en general, así como mayor apuesta por la Juventud a pesar del nuevo plan... Se recordó la necesidad de cooperación para no generar más desigualdad y se dio buena cuenta del ámbito educativo y la FP, en la que Elche se ha erigido como referente a nivel autonómico mejorando su oferta, y también tuvo un papel destacable el Consejo de Medio Ambiente, desde el que se exigió un palmeral "vivo y productivo, libre de urbanismo". Pidieron acelerar la renaturalización del río, así como recuperar el patrimonio hidráulico —como hicieron desde el Camp d'Elx con la irrigación rural—, aparcamientos disuasorios en las afueras o el comprometido plan de residuos con la nueva contrata de limpieza.

El momento de reactivar el turismo y el comercio

Desde el Consejo Social, Tomás Quiles defendió al comercio minorista y la hostelería por su dura situación estos meses, y pidió revisar el Edacom "porque cuando acabe esto, todo habrá cambiado", en referencia a las dinámicas del comercio y el cambio de comportamiento del cliente. En cualquier caso, el Edacom es un plan que apenas se ha llegado a aplicar; ya planteaba un salto a las nuevas tecnologías para renovarse a nivel inteligente y de sostenibilidad. Algo similar a lo que pedía la CEV por la mañana; pero apenas ha habido aplicación del estudio. Incidió también Quiles en la buena actuación de la Corredora por los resultados, pero que "ahora toca actuar en Carrús, Altabix y El Pla, con zonas comerciales consolidadas que necesitan más inversión, como también el comercio de las pedanías". 

Una cuestión sobre la que también incidió Estrella Lucena por parte del Consell de Desenvolupament Comercial, "es el turno de los barrios después de la Corredora, en Carrús hay que actuar en calles como Diagonal, además, si vamos a hacer un Palacio ed Congresos habrá que hacer que el barrio sea atractivo". Remarcaba también que el alumbrado público es insuficiente y que da inseguridad, además del mal estado de algunos parques. Por el Consejo Rector de Visitelche, Esther Guilabert expuso por la mala situación del sector turístico y hostelero, y además de dar el toque por las ayudas tardías al sector a nivel nacional, criticó que las ayudas municipales quedaran solo circunscritas a empresas de menos de 10 trabajadores. 

No obstante, aseveró tener "esperanza en la recuperación del sector" porque la pandemia ha permitido igualar la situación de partida, así como del Plan Estratégico de Destino Inteligente de Elche: "Tiene que ser el marco adecuado para un paso hacia el futuro, ya que ha habido otros planes anteriores pero sin desarrollar por falta de presupuesto". Aludió a que es buen momento para diversificar y toca aumentar el presupuesto de Visitelche para promocionar la ciudad, aunque destacó los paquetes que se están desarrollando para ofrecer productos distintos. Por último, y en calidad de presidenta de Aete, rompió una lanza a favor del estudio de la UMH sobre el Palacio de Congresos, considera que "cumple con los objetivos de antemano y con criterios objetivos, plantea ubicaciones no cerradas y permite conocer las posibilidades de éxito de Jayton. Ahora disponemos de más argumentos para cerrar cuanto antes el proyecto", máxime teniendo en cuenta el proyecto más cerrado de Alicante. "Tenemos que profundizar en la colaboración, es una oportunidad histórica", zanjó.

Caminos sin limpiar, falta de contenedores, conexión pésima, pocas inversiones...: los problemas en las pedanías

En cuanto a las pedanías, se esperaba un baño de quejas y petición de una larga lista de cuentas pendientes. Y así fue, salvo contadas excepciones, porque cada pedanía tiene sus necesidades. Pero en el grueso, las previsibles expresiones de "ciudadanos de segunda" anuales, lo que muestra lo poco que se ha avanzado. O lo difícil, según decía el alcalde por la mañana por el déficit inversor de años anteriores, apelando al Edificant e inversiones deportivas para mejorar. Sin embargo, son tantas las reivindicaciones históricas que llegaron las críticas duras e interpelaciones directas al propio regidor o al equipo de gobierno por no cumplir compromisos o falta de avances.

Las partidas rurales profundizaron en lo planteado por Lydia Rodríguez del 'Escaño 28' durante la mañana, al haber vivido en El Altet y denunciar la falta de servicios. Desde La Hoya, Daimés y Derramador se pedía que la línea de bus que conecta con el casco urbano tenga mejor horario y condiciones, "porque la contrata actual es deplorable, con horarios imposibles sin congeniar con horarios estudiantiles", además de carriles bici sin acabar o un microbús ahora que es más reducido. Por parte de La Marina hablaron de "estupefacción y cabreo" porque se ha quitado una pasarela de un kilómetro en la pedanía y las únicas inversiones de ese sentido han ido a Arenales como se anunció recientemente. 

Compartían la reivindicación del autobús y el taxi compartido, muy mejorable, y denunciaban que el centro médico "se cae a pedazos". También que las playas están desapareciendo y se pedía más empatía y alguna propuesta sobre la misma. Reivindicaron de nuevo que hace falta un área comercial y servicios porque las empresas se van y hay falta de oportunidades, y de ello está sacando rédito San Fulgencio, que vende como propias las playas de La Marina. Además de denunciar que no se ha dicho nada tras la suspensión del Pativel, porque hay vecinos afectados con propiedades en el sector MR-10, afectado por la ley. 

También se incidió por parte de las pedanías a nivel general en la falta de seguridad, pidiendo ya esa brigada rural que a priori se va a impulsar desde el Ejecutivo local, además de mayor limpieza porque apenas hay contenedores, los residuos generan vertidos que afectan al entorno y se acumulan escombros de todo tipo sin ninguna sanción. No faltaron las quejas por asfaltado mal acabado o insuficiente, los malos olores que genera la planta de Els Cremats a los vecinos o lo mucho que ha tardado Educación en actuar con las obras educativas pendiente en Torrellano, calificando la posición en esto del Ayuntamiento de "tibia". También se comentó en varias ocasiones dónde habían quedado las propuestas de los Presupuestos Participativos. 

Por último, se valoraron positivamente actuaciones en Arenales o El Altet por la mejora de aceras y colectores, también en las Bayas o Alzabares el asfaltado o la ampliación de personal sanitario y desde Perleta y Valverde se pidió hacer un pulmón verde en las 50 hectáreas de la pinada que hay entre Elche y El Altet, en la Lloma e Valero y Pallés. Eso sí, también se reivindicó mejorar las instalaciones deportivas de Valverde, donde se arregló el campo de fútbol pero el aspecto del complejo es de abandono, e incluso algunos niños denuncian que han vuelto de allí con garrapatas. En definitiva, una larga cola de reivindicaciones de gestión del día a día. "¿Donde está el plan cuatrienal de pedanías", preguntaba una portavoz. Una vez más, una de las grandes cuentas pendientes del Ayuntamiento con sus núcleos rurales a pesar de lo que se incide en la "cohesión territorial". Correcciones complejas, en parte, debido a un urbanismo muy disperso y diseminado en el territorio

Noticias relacionadas

next
x