X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La firma de arquitectura GYStudio se encarga del proyecto

El centro de interpretación y la mejora de la Casa de los Verdú llenan el plan del Palmeral de Orihuela

13/02/2019 - 

ORIHUELA. El Palmeral de San Antón, en Orihuela tiene en cola varios proyectos para poner en valor su protección y el entorno natural y patrimonial que engloba en su término. El Ayuntamiento quiere recuperar los valores culturales, ambientales y paisajísticos del entorno natural. Entre esos planes, cabe restaurar el patrimonio y generar rutas en torno al Palmeral para aumentar su valor para el ocio y el turismo. El Consistorio contará con la empresa GyStudio y el arquitecto Javier Gamayo para elaborar el proyecto, que verá la luz en verano con fondos del Consistorio y de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER). 

Se acaban de concretar varias de esas acciones, entre las que destacan el plan para crear el centro de interpretación del Palmeral de Orihuela y la restauración, entre otras obras, de la Casa de los Verdú, para dotarla de un nuevo uso didáctico. En palabras de Tamayo, sería la transformación parcial del Palmeral, estableciendo las bases y actuaciones futuras" del proyecto.

Para lograr ese objetivo principal, se han establecido dos objetivos específicos, con actuaciones concretas para alcanzarlos. En primer lugar, los creadores del proyecto quieren lograr la integración del Palmeral en el entorno y potenciarlo como reclamo cultural y de ocio para Orihuela. Lo quieren conseguir a través de la adquisición de bienes inmuebles y de crear recorridos peatonales y ciclistas entre la ciudad y la huerta. En este bloque estaría integrada la creación del centro de interpretación del Palmeral. 

El otro bloque de trabajo se centrará en recuperar los elementos con valor patrimonial. El equipo de arquitectos restaurarán la Casa de los Verdú, así como el acueducto del Canal de la Escorrata. Los elementos que conforman la red hidráulica, como pozos, balsas de riego, azarbes, acequias y los baños de San Antón. El ‘muro de mampostería y el vallado de caña tradicional también estará presente entre las mejoras del enclave. 

La protección del Palmeral de San Antón ya tiene las bases para el próximo plan director y de gestión para acordar, a largo plazo, la gestión fitosanitaria del Palmeral de Orihuela y para fijar sus criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica de forma íntegra. El Ayuntamiento de Orihuela ha licitó la redacción de este plan, por 48.000 euros, y esperaba las ofertas de empresas para que establezcan las bases para las futuras bases del cuidado de este conjunto natural oriolano. El anuncio de la realización del plan director había sido una constante a lo largo del presente mandato. Asimismo, las bases para un plan integral para el cuidado de este enclave ha sido una reivindicación de la oposición oriolana y de asociaciones medioambientales. La actuación integral pretende repercutir en todos los elementos etnológicos y patrimoniales, y en la integración del Palmeral en la ciudad. 

Las mejoras

El proyecto verá a luz en verano, pero ya se dibuja la forma que deberá tener cada una de las actuaciones para lograr el fin de reclamo de ocio y turismo natural. Se prepara la mejora "significativa" de la cartelería y de las señalizaciones, así como un programa para elaborar la difusión en medios y redes sociales, y la promoción de excursiones y campañas de educación medio ambiental.

Entre los espacios divulgativos ideales para adaptar en el entorno del Palmeral cabrían un museo etnológico y una sala de exposiciones temporales. Asimismo, deberían ir acompañados de ofertas novedosas capaces de atraer a un segmento de población mayoritariamente urbana.

Las edificaciones a rehabilitar, que datan de finales del siglo XIX o de principios del siglo XX van dirigidas a favorecer su recuperación, devolviéndoles una actividad y mantenimiento. El hecho de recuperar el patrimonio industrial arquitectónico supondrá para Orihuela la regeneración de las zonas rurales, y, además debe servir para recopilar información de los tiempos de la industrialización, protegiendo los restos materiales como otro recurso activo para la ciudad y como fuente de investigación.

La empresa encargada del proyecto tiene el reto de mantener los valores originales de los elementos a restaurar y de acondicionarlas para los nuevos usos sin perder la identidad industrial inicial.

Noticias relacionadas

next