Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

preacuerdan crear otra comisión sobre el futuro del servicio

El bipartito y la oposición coinciden ahora en las carencias del contrato de la basura de Alicante

13/04/2021 - 

ALICANTE. El desencuentro político en torno al servicio de limpieza viaria y  recogida de la basura que se puso de manifiesto en la última sesión de la comisión de seguimiento del contrato, el pasado jueves, se transforma ahora en un principio de acuerdo sobre las carencias y mejoras a abordar en el futuro. Solo tres días después, los representantes del equipo de gobierno (PP y Cs) y de los cuatro grupos de la oposición (PSOE, Unides Podem, Compromís y Vox) consiguieron orillar sus discrepancias políticas para sentar las bases de un documento de consenso en torno a las conclusiones alcanzadas tras el análisis de la prestación. Entre ellas, posiblemente la más significativa, sería el reconocimiento sobre las carencias con las que partió la puesta en marcha del contrato actual, adjudicado a una UTE compuesta por FCC, Ferrovial, Inusa y Cívica con un coste de 37 millones anuales.

Fuentes consultadas entre los seis grupos políticos municipales indicaron que todos los componentes de la comisión habrían convenido finalmente en que la licitación del servicio quedó afectada por las restricciones de gastos impuestas en el Plan de Ajuste al que se encontraba sometido el Ayuntamiento en el año 2012, lo que habría conllevado que no se hubiese dotado de los recursos económicos necesarios. De hecho, desde entonces prácticamente todas las formaciones políticas han venido apuntando que el pliego había partido con un recorte de cerca de 15 millones respecto al contrato precedente.

Además, las mismas fuentes indicaron que también se habría alcanzado un entendimiento para la creación de una nueva comisión capaz de retomar el trabajo de análisis del servicio con el fin de trabajar sobre las necesidades de su futuro. Se trataría de constituir otra comisión en la que compartir información sobre los avances en el proceso de licitación de los tres próximos contratos en los que se prevé despiezar el servicio actual: uno para la limpieza viaria y recogida de la basura, otro para la gestión de la planta de tratamiento de residuos de Fontcalent y otro sobre la construcción y explotación de tres nuevos ecoparques. Además, según las mismas fuentes, se acordó que en ese futuro grupo de trabajo se daría cabida a la participación ciudadana para que también pudiese formular aportaciones y expresar puntos de vista con el objetivo de mejorar el servicio.

Al margen de ello, también se habría preacordado que el documento de conclusiones pondría de manifiesto las dificultades existentes para llevar a cabo una eficiente fiscalización del contrato. Entre otros motivos, por la ausencia del número de inspectores municipales que se habría calibrado como óptimo para ejecutar ese seguimiento: un mínimo de 20, frente a los ocho de los que se dispuso inicialmente y los 12 con los que se cuenta ahora. 

De igual modo, los seis grupos políticos acordaron introducir, a petición de Vox, un apartado específico dedicado al subparque logístico previsto en Playa de San Juan, todavía pendiente de construcción. En concreto, se debería hacer constar un relato sobre las circunstancias por las que todavía no se ha ejecutado, pese a que sí se ha abonado cerca de 800.000 euros de su coste por anticipado, a través de las certificaciones mensuales por la prestación del servicio. 

Por el momento, como informó este diario, la infraestructura sigue pendiente de la concesión de licencia, después del último encuentro registrado entre los técnicos de la Concejalía de Urbanismo y representantes de la UTE concesionaria para trasladarles los condicionantes requeridos por la Conselleria de Cultura para que pudiese autorizarse la construcción de esas instalaciones sin causar afección no solo al BIC de la Torre Conde, sino también al de la Torre del Ciprés.

Por último, en ese documento de conclusiones se pactó la inclusión de un quinto y último apartado sobre las inversiones a realizar en la transformación de la planta de tratamiento de residuos de Fontcalent, de modo que se permita ampliar los porcentajes de reciclaje y recuperación de desechos. Hasta el momento, la Concejalía de Limpieza que coordina el edil Manuel Villar (PP) ya ha registrado algunas propuestas con el fin de captar financiación europea que permita financiar su ejecución.

En principio, ese documento de conclusiones debe sustanciarse en una propuesta de borrador, a elaborar por el propio Villar como presidente de la comisión, con la intención de que pueda ponerse en común el próximo viernes para que pueda resultar asumible por el conjunto de formaciones políticas. Eso sí, pese a ello se permitirá que cada grupo pueda formular las consideraciones particulares que se estimen oportunas en el momento en que ese dictamen de bases compartidas se eleve a la consideración del pleno.

Así, al término del encuentro de este lunes, al menos los representantes de los tres grupos del eje progresista expresaron sus propias valoraciones respecto al preacuerdo alcanzado. En primer término, el concejal socialista Raúl Ruiz concretó que el edil Manuel Villar se había comprometido a entregar un documento "asumiendo la lógica autocrítica, teniendo en cuenta que es el contrato de limpieza viaria lo redactó el Partido Popular, a quien también corresponde la mayoría se años de gestión". "El servicio es a todas luces es insuficiente para mantener limpia Alicante y por tanto el dictamen se la comisión debe ajustarse a la realidad, no podemos seguir escondiendo lo que todo el mundo denuncia", añadió.

En esta línea, tanto Ruiz como la también edil del PSOE, Llanos Cano, consideraron que "la ciudad está cansada de los parches que ha ido poniendo el PP en los últimos ocho años solo para intentar tapar las deficiencias de un contrato que Castedo redujo un 31%, condenando a nuestra ciudad a ser una de las más sucias de España".

Por Unides Podem, su edil Vanessa Romero destacó que "el equipo de gobierno ha reconocido que el pliego nació ya con deficiencias importantes, como venimos señalando desde hace mucho tiempo. Hay que recordar que el pliego nace con un ayuntamiento gobernado por mayoría absoluta del PP. Hemos planteado al bipartito la necesidad de una comisión que estudie el futuro de la limpieza y la gestión de residuos en nuestra ciudad, comisión que consideramos imprescindible que cuente con una importante participación ciudadana, ya que existe un malestar enorme respecto a la limpieza". Además, recalcó que "necesitamos avanzar con pedagogía hacia un modelo de gestión de residuos diferente y es importante hacer a la ciudadanía partícipe de esa necesidad, así como escuchar sus análisis del estado de la limpieza en la ciudad y de cómo afrontar los nuevos retos". Así, aseguró que "Unides Podem seguiremos poniendo sobre la mesa la necesidad del estudio de remunicipalización del servicio, o de parte de él, ya que consideramos que es la mejor opción para que la ciudad de Alicante afronte una nueva relación con los residuos, más orientada al aprovechamiento de recursos y a impulsar la economía circular. En otras ciudades en las que se ha llevado a cabo esta experiencia ha supuesto un importante ahorro en las arcas municipales, se han mejorado las cifras de reciclado, además de mejora de las condiciones laborales para trabajadoras y trabajadores", concluyó.

Por último, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, calificó de positiva "la voluntad mostrada en la reunión para llegar a un documento de conclusiones conjunto sobre los ejes que hemos consensuado, aunque vamos a estar expectantes hasta que podamos leer el borrador que se va a encargar de redactar el concejal de Limpieza. En cualquier caso, es importante que la comisión no se cierre sin tener acordada una nueva comisión municipal para tratar el futuro del servicio y que ésta tenga contemplada la participación de las entidades, como ya hemos reclamado anteriormente".

Además, sostuvo que "dado que estamos hablando del servicio municipal que desde su inicio ha sido el más polémico, controvertido y peor valorado por parte de la ciudadanía alicantina, desde Compromís haremos todo el esfuerzo posible por llegar a una radiografía compartida sobre de lo que ha pasado con este contrato municipal que ahora concluye y el servicio de limpieza y gestión de residuos en general. Para eso, tenemos que situar una mirada crítica en las bases, gestión y fiscalización de este contrato municipal, y hacerlo escapando de partidismos y visiones sesgadas que no ayudan a dar soluciones al mantenimiento y la limpieza urbana, ni a mejorar las decepcionantes cifras conseguidas en la gestión eficiente y sostenible de los residuos urbanos, sin duda dos de los problemas centrales del presente y futuro de la ciudad. Por ello, debemos abandonar el reproche partidista y trasladar propuestas de mejora, así como realizar una mirada responsable a lo que ha sucedido estos años", concluyó. Eso sí, apuntó que "la redacción de este documento, que esperamos poder consensuar y asumir por la totalidad o mayoría de los grupos municipales, no obsta a que desde Compromís podamos aportar también un documento de conclusiones particular que recoja cuestiones no tratadas en este documento de conclusiones conjunto".

Noticias relacionadas

next
x