presupuesta fondos para implantar las lanzaderas a santa bárbara

El bipartito de Alicante cierra el círculo: cede San Fernando a Turismo y prepara reformas en Séneca

27/01/2021 - 

ALICANTE. El Castillo de San Fernando también pasa a depender de la Concejalía de Turismo de manera oficial. Al menos, por lo que respecta a su gestión diaria, ya que la conservación de su valor patrimonial y protección del conjunto, reconocido como Bien de Interés Cultural (BIC), seguirá quedando bajo la responsabilidad de la Concejalía de Cultura, como informó Alicante Plaza. 

El traspaso de competencias queda refrendado en un segundo decreto de Alcaldía firmado este lunes, y cobra vigencia desde esa misma fecha. En resumen, la decisión se justifica en la conveniencia de agrupar su dirección con la del Castillo de Santa Bárbara, ya cedida a Turismo, con el fin de reforzar y coordinar su explotación y promoción de forma conjunta.  El decreto explica, en concreto, que "dado el alto interés turístico" del Castillo de San Fernando, "siendo un complemento al Castillo de Santa Bárbara, y dada la puesta en valor de toda el área que se genera entre los dos castillos que vigilan la ciudad" a través del desarrollo de la Edusi de las Cigarreras, "se considera oportuno que, al menos, la gestión de los usos y espacios del Castillo de San Fernando, se lleve por la Concejalía de Turismo".

En esta línea, se destaca también "la cantidad de actividades deportivas y lúdicas que se pueden realizar en la zona" en la medida en que en su entorno "se encuentran equipamientos como la Ciudad Deportiva y el Parque de Ruiz de Alda, siendo posible la gestión económica del entorno, en la cual deben contemplarse no solo el uso de la ciudadanía, sino también para la celebración de actividades y eventos de promoción turística y deportiva como competiciones nacionales e internacionales, lo que genera una puesta en valor de sostenibilidad", añade el decreto.

Así, como en el caso del baluarte que corona el monte Benacantil, se establece que la conservación del Castillo de San Fernando como BIC "debe continuar bajo la responsabilidad de la Concejalía de Cultura, mientras que su gestión como espacio público susceptible de aprovechamiento y promoción turística, pasa a ser responsabilidad de la Concejalía de Cultura". Para ello, también se contempla la posibilidad de que se pueda optar por un modelo de gestión directa o bien su externalización mediante una posible concesión, como adelantó este diario al informar sobre el reparto de responsabilidades en la gestión del Castillo de Santa Bárbara.


Por lo pronto, PP y Cs también tratan de dar un primer paso para potenciar la explotación turística del Castillo de Santa Bárbara con la planificación del sistema de lanzaderas con el que se pretende facilitar el acceso hasta el baluarte, toda vez que se permite el acceso de vehículos particulares para trasladar a visitantes, pero sin que se contemple la posibilidad del estacionamiento.

Fuentes del equipo de Gobierno precisaron este martes que la propuesta de presupuesto para 2021 incorpora la consignación necesaria para financiar ese servicio adicional, que quedaría a cargo de la concesionaria del transporte público en autobús (Masatusa, del grupo Vectalia). Eso sí, su puesta en marcha queda pendiente de la autorización del departamento de Intervención, que hasta ahora ha supeditado el desarrollo de ese servicio a su inclusión en el nuevo contrato (ahora en fase de elaboración de los pliegos para la convocatoria del nuevo concurso), incluso después de que quedase cubierto el déficit en el servicio como consecuencia del descenso de usuarios registrada tras el estallido de la crisis sanitaria.

Sea como fuere, en paralelo al cambio de orientación de los dos castillos, también se ha hecho efectiva la adscripción del edificio del Hall de Séneca (el vestíbulo de la antigua estación de autobuses) a la Concejalía de Cultura con el fin de que pueda reconvertirse en un espacio cultural polivalente. De hecho, el área que coordina el edil Antonio Manresa (Cs) prepara su adecuación y reforma para dotarlo de un sistema de climatización que garantice las condiciones de humedad y temperatura que resultan necesarias para la organización de exposiciones. Además, también se prevé incorporar el sistema de sonorización que resulta necesario para que el espacio también pueda acoger la celebración de conciertos o actuaciones teatrales. 

En principio, ya se ha programado una primera exposición que combinará fotografía, planos y documentos y que versará sobre el nacimiento y desarrollo del Ensanche, el barrio en el que se levanta el edificio, que fue construido entre 1943 – 1947.

El objetivo de Cultura es que ese nuevo espacio polivalente pueda convertirse en un centro de referencia que sirva como punto de enlace entre el Centro y la Lonja del Pescado, en el acceso al muelle de Poniente del Puerto de Alicante. De igual modo, se estaría barajando la posibilidad de renombrar el edificio para que pueda quedar reconocido como La Estación de Séneca, en lugar del Hall de Séneca.

next
x