X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Además hay abiertos expedientes contra los vallados ilegales

El Ayuntamiento de Orihuela abre dos decenas de infracciones urbanísticas de instalaciones en 2018

27/09/2018 - 

ORIHUELA. El Ayuntamiento de Orihuela ha abierto, a lo largo de 2018, alrededor de unos veinte expedientes de infracciones urbanísticas en instalaciones que no cumplían con las exigencias técnicas o de licencias. En todos los casos, el Consistorio, o bien pide legalizar la situación de las edificaciones, si es posible, o bien devolver las construcciones a su estado original, si no son legalizables.

Desde enero, las actuaciones sobre infracciones urbanísticas han pasado por comunicaciones a propietarios, requiriéndoles para que llevaran a cabo la demolición de toda aquella construcción que no cumpla con la ley o la legalización de las actuaciones. En el caso de no cumplir con este requerimiento, habitualmente el ayuntamiento debe actuar y posteriormente pasa la factura al dueño de la obra ilegal. Además de las viviendas unifamiliares o bloques de pisos que puedan incurrir en alguna ilegalidad, también se abren expedientes para irregularidades en naves industriales, obras sin licencia o vallados irregulares.

De hecho, los carteles publicitarios, sobre todo a lo largo de  la N-332 en Orihuela Costa, especialmente en  los accesos del centro comercial de Zenia Boulevard son unas de las actuaciones sobre las que más se ponen la lupa, en zonas donde está prohibido colocar estas instalaciones.

En algunos casos, los expedientes acaban en contenciosos administrativos. En abril, por ejemplo, se resolvió un recurso de reposición por una infracción a causa de la construcción de viviendas por una empresa sin licencia. Remitiendo a la última sentencia que recogió la aprobación de la liquidación de intereses presentada por la empresa  por 6.560 euros. En ese mes, además, llegó otra sentencia del Juzgado de lo Contencioso por la que se estimaba un recurso interpuesto frente a una resolución por una infracción urbanística. En este caso, se acordaba la devolución de una sanción abonada  por el propietario, de casi 10.000 euros. En junio se incoaron once expedientes sobre infracciones urbanísticas. En estos casos, o bien se requirió el restablecimiento de la legalidad y en otros que se devuelva lo edificado a su situación original, si no es legalizable. Además, en julio, se solicitó al área de Urbanismo un informe sobre las infracciones urbanísticas de los vecinos del colegio Los Dolses de Orihuela Costa y del muro del patio infantil. En este caso, se solicitó la fecha de la infracción para abrir los distintos expedientes para cada vivienda, las resoluciones llevadas a cabo y el estado actual de la situación de trámite en la que se encuentran.

Demoliciones y derribos

En 2018, además, dentro de las licencias de grandes obras denegadas o aceptadas, se han recogido, hasta julio, unas diez demoliciones o derribos en Orihuela. Pasando por la demolición de viviendas o bloques de viviendas, sobre todo en la zona de Orihuela centro o en las pedanías, las licencias para construcciones o reformas se dan en Orihuela Costa. 

Entre las licencias para derribos o demoliciones, destacan las de varias viviendas, la de una estación de servicio, un local comercial en el centro, de una nave en la calle Doctor Sarget .También consta la demolición de un edificio en la avenida Teodomiro, el derribo de un edificio de cuatro viviendas y de otras dos naves en pedanías oriolanas. 

Noticias relacionadas

next