X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El 0-0 no saca de la depresión ni a Hércules, ni a Elche

Foto: Rafa Molina
11/12/2017 - 

ALICANTE (EFE). El empate entre el Hércules y el Elche (0-0) en el derbi de la provincia de Alicante supo a mal menor a ambos equipos, que no logran salir de la depresión en la que se encuentran en las últimas jornadas del campeonato.

Ambos conjuntos, diseñados para pelear por el campeonato del grupo, están fuera de la zona de promoción de ascenso a una jornada para el final de la primera vuelta tras firmar un último mes y medio de competición muy decepcionante.

Ni siquiera el cambio de entrenador ha servido como revulsivo, ya que los dos equipos se han despedido de la posibilidad de pelear por la primera plaza y comienzan a temer que también puedan quedar fuera de la promoción de ascenso.

El Hércules, que suma cuatro partidos sin ganar, tres de ellos en el estadio Rico Pérez, ha visto cortada la racha positiva que provocó la llegada de Claudio Barragán a su banquillo.

Con el técnico valenciano, el equipo mejoró sus resultados tras encadenar varias victorias agónicas y sumar seis jornadas sin perder, aunque cuando tuvo la posibilidad de ascender hasta la segunda plaza falló ante el Saguntino (1-2) y el equipo ya no volvió a ganar ante Lleida (0-0), Ontinyent (1-1) y Elche (0-0).

El empate ante el Elche deja al Hércules a cuatro puntos de la zona de promoción, pero la sensación es que el equipo ha evolucionado poco con respecto a la etapa de Gustavo Siviero, el técnico que comenzó la temporada en el banquillo.

El equipo tiene mayor solidez defensiva, pero ha perdido frescura en ataque, fluidez en el juego y un punto de ambición, ya que por momentos dio por bueno el punto ante el eterno rival sin exponer lo más mínimo.

El Elche, por su parte, tampoco encuentra consuelo en el punto logrado a pesar de conseguirlo fuera de casa y ante el eterno rival. El conjunto ilicitano suma seis partidos sin ganar y por vez primera en dieciséis jornadas se queda fuera de la zona noble.

El cambio de entrenador, además, no ha tenido el efecto deseado ni siquiera a corto plazo, ya que Josico aún no ha logrado ganar un partido en las tres jornadas que lleva en el banquillo.

El Elche, que había arrasado en las primeras jornadas, destituyó a Vicente Mir tras una derrota ante el Formentera (0-1) y con el equipo en la segunda plaza para evitar, según se justificó desde el consejo, un desplome clasificatorio como el que finalmente se ha producido.

Ambos equipos llegarán al parón navideño muy por debajo de las expectativas creadas. Para el Hércules la solución, un año más, será acudir al mercado de invierno en busca de refuerzos.

El Elche, por su parte, confía en que para la segunda vuelta la plantilla se adapte al método de trabajo y el sistema de juego de Josico y pueda ofrecer, por fin, el nivel que se le supone.

"Ninguno de los dos estamos ahora bien, espero que la cosa cambie para la segunda vuelta", señalaba tras el derbi Diego García, presidente del Elche.

El derbi de la segunda vuelta, a una jornada del final de la Liga, estaba llamado a ser una fiesta, con los dos equipos clasificados para la promoción o luchando por ella, pero si no cambian las cosas puede convertirse en un duelo dramático o, incluso, intrascendente. 

Noticias relacionadas

next