X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el alcalde insiste en pagar más a la ute

Echávarri le marca el paso a Pavón: logra que la huelga de la basura se aplace

8/09/2017 - 

ALICANTE. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha dicho que la ciudad "no es Venezuela" y que, por tanto, no se puede pedir a una empresa que rebaje su beneficio empresarial y que le "regale las cosas". El primer edil socialista se ha referido así a la propuesta de su vicealcalde, el líder de Guanyar Alacant Miguel Ángel Pavón, para que la UTE adjudicataria de la limpieza asuma el incremento del coste de mantener limpia la ciudad.

Pavón ha rechazado esta semana pagar más a la UTE para que afronte el coste de incrementar el número de trabajadores o de renovar la maquinaria. Al respecto de todo ello, Echávarri ha afirmado: "No puedo decir a una empresa: regálame las cosas. Somos un ayuntamiento serio y un país serio, eso vamos a dejarlo claro". El alcalde ha subrayado que la limpieza es una cuestión "importante" que debe adoptarse "por consenso" en el equipo de Gobierno, de modo que ha recomendado a su socio que logre sumar en el seno del tripartito "un consenso mayoritario".

El coste del servicio es de 36 millones de euros anuales, y tanto el PSPV de Echávarri como Compromís han apostado por incrementar el coste anual que se paga para que la ciudad esté más limpia. Todo, en el momento en que los trabajadores mantienen una huelga parcial indefinida los fines de semana y que esta misma noche se retoma.

Al margen de eso, Gabriel Echávarri ha incidido en que se está cumpliendo "a rajatabla" el contrato del servicio, "porque si no, Víctor Domínguez -el edil de limpieza en los dos primeros años de mandato, los próximos estará en manos de Pavón-, habría hecho dejación de funciones".

"Y no lo ha hecho. Ha hecho un fantástico trabajo, que avalo", ha subrayado Echávarri que se ha mostrado "convencido" de ello, pero se han dado cuenta de que el contrato "no llega" y es "malo". "No es un problema de ejecución, porque si no Víctor se tendría que haber ido a casa. Es un problema de origen", ha insistido.

La huelga se suspende

Los trabajadores de la limpieza y los representantes de la empresa adjudicataria del servicio, UTE Alicante, han firmado un acuerdo por el que se suspenden los paros parciales en la recogida de basuras y se dan un plazo de una semana, hasta el viernes que viene, para lograr un acuerdo que ponga fin al conflicto laboral.

El comité de empresa convocó una huelga parcial de una hora en el inicio de la recogida de basura los viernes y sábados, en el turno de noche, y de otra hora en el inicio de la limpieza viaria los sábados y los lunes. Los paros se iniciaron el fin de semana pasado y estaba previsto que se retomaran este viernes.

El acuerdo firmado, con fecha de ayer y al que ha tenido acceso Europa Press, establece tres puntos en los que los firmantes se comprometen a la reorganización y refuerzo de los servicios que "fueran necesarios" y durante "el tiempo que resulte preciso" para devolver a Alicante "a unas condiciones de limpieza óptimas, a la mayor brevedad posible".

Asimismo, la empresa procede a la suspensión de la tramitación de los expedientes disciplinarios incoados y se compromete a no iniciar nuevos. Como contrapartida, los trabajadores suspenden los paros parciales previstos para este fin de semana y hasta el próximo viernes 15 de septiembre.

Por otra parte, según han indicado fuentes de Alcaldía, el primer edil, Gabriel Echávarri, intercederá entre las partes para lograr un acuerdo. Por ello, desde el Consistorio se ha agradecido "mucho" la medida "de buena voluntad" adoptada por empresa y trabajadores y se ha subrayado que los contactos se retomarán el próximo martes.

En cuanto a las reclamaciones, los trabajadores piden más personal, incrementos salariales del 1,6 por ciento y renovación de maquinaria de trabajo anticuada ya que proviene de la anterior contrata. El consistorio abona anualmente 36 millones de euros a la adjudicataria por la limpieza de la ciudad.

Noticias relacionadas

next