X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de febrero y se habla de alicante TAXI CIUDADANOS corredor mediterráneo AVE lencera

antiguos terrenos del bbva en el paradís

Dos empresas pujan por la parcela hotelera de La Vila en su tercera subasta

9/02/2020 - 

LA VILA JOIOSA. Dos empresas han pujado por la parcela hotelera que subasta el Ayuntamiento de La Vila Joiosa en la partida del Paradís. Según ha podido saber este diario, y a falta de la apertura de los sobres con las ofertas económicas, las dos mercantiles han sido las únicas que se disputan este terreno cercano al mar. Se trata por tanto de una nueva oportunidad para que el consistorio pueda deshacerse de esta parcela a la que no puede dar uso precisamente por tener uso hotelero.

Una subasta con la que pretenden conseguir un ingreso extra que beneficie a las arcas municipales. Hay que tener en cuenta que la subasta tenía un valor inicial de 3.097.502 euros a los que había que sumarle 650.475,42 euros del IVA. 

Como se recordará y ha venido contando Alicante Plaza, éste es el tercer intento para enajenar la parcela. La primera vez quedó desierta porque no se presentó ninguna oferta. La segunda vez, fueron tres los interesados, la primera no presentó la documentación a tiempo, y los siguientes no quisieron seguir con el proyecto. Uno de ellos era el propio presidente de la patronal hotelera de la Costa Blanca (Hosbec), Toni Mayor.

La parcela es conocida como los antiguos terrenos del BBVA. Están en la calle Cervantes, y tienen la calificación TI-12, según el plan general vigente. Cuenta con una superficie neta edificable de 7.922 m2, a la que corresponde una edificabilidad de 7.778 de techo. 

La historia de estos terrenos es larga. Taylor Wimpey, actual promotora del suelo que los rodean cedió en 2013 la parcela al Ayuntamiento como contraprestación al pelotazo urbanísitco que se aprobó en pleno en aquel momento, multiplicando por cinco la edificabilidad de esos terrenos por petición del promotor. 

Noticias relacionadas

next
x