Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Puig asegura que funciona, pero hay una pandemia que superar

Defensa a ultranza en Benidorm del modelo turístico de la Comunitat Valenciana

29/07/2020 - 

BENIDORM. Dentro de toda crisis, siempre hay un sector que sufre más que el resto. La desatada por la pandemia del coronavirus ha dejado en el disparadero al turismo, y las voces críticas con el modelo económico despiertan. Sin embargo, la Generalitat Valenciana, Diputación de Alicante y Ayuntamiento de Benidorm lo tienen claro: el modelo funciona. Así lo expresó el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tras aprobar en la capital turística el Plan Estratégico de Turismo de la Comunitat Valenciana para el periodo del 2020 al 2025.

"Cuando a veces se oyen dudas sobre este sector, yo tengo que decir con total claridad que aspiramos a tener un turismo potente ahora y en el futuro", dijo Puig frente a los empresarios en Benidorm. Así, señaló que será un colectivo que se pueda alinear con los objetivos de digitalización, sostenibilidad y resiliencia, que la Unión Europea considera prioritarios y para lo que el president reclama que se traten de captar todos los recursos europeos. 

"Es necesario estar siempre en posición de mejora, de modernización", afirmó, al tiempo que dijo ser fundamental un sector que emplea al 15% del total de valencianos "y así lo va a seguir siendo".

Con todo, no obvió que el sector está ahora en un momento de "enorme dificultad". Como se recordará, los alojamientos tuvieron que cerrar por completo todos los meses de confinamiento y desescalada, este último periodo por la falta de clientes. Un agujero en sus arcas que preveían que se podría amortiguar con la llegada de turistas británicos durante el mes de agosto en Benidorm, pero que con la imposición de cuarentena desde este domingo, todas las previsiones se han esfumado.

Una medida que dijo el president que les parecía "absolutamente desproporcionada", haciendo referencia a que la Costa Blanca tiene "una mejor situación epidemiológica que el Reino Unido". De este modo, recordó las relaciones que han tenido con el embajador británico con la aprobación del Brexit y sus consecuencias, con lo que esperan llegar a un acuerdo en los próximas días o semanas. "No damos por rota esta relación histórica", dijo Puig, a pesar de que ahora les representa un problema y "desagrado".

"No hay una crisis del modelo turístico"

Frente a todo ello, el president afirmó que no hay una crisis del modelo turístico, refiriéndose a los datos de 2019. "En la Comunitat creció de una manera importante, lo que pasa que ahora tenemos que vivir las consecuencias de la pandemia", manifestó Puig. De este modo, defendió que los "productos turísticos" de la región "funcionan", pero señaló, que ahora hay que adaptarse a esta nueva situación, sin dejar de lado nunca la mejora y actualización del sector: "Tiene que ser nuestra actitud", comentó.

Además, recordó que la Comunitat salió de la crisis económica del 2009 "gracias al turismo y las exportaciones", dos ámbitos que ahora mismo están dañados por el componente global de la pandemia.

Preguntado sobre las declaraciones del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, el president defendió la postura contraria, afirmando que "no es mejor" que no vengan los turistas a España". Una tesis que argumentó el epidemiólogo para evitar más casos importados al territorio nacional.

En este mismo sentido se pronunció el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, que tuvo menos diplomacia con un severo: "Que se calle y que no hable de lo que no sabe". Además, también defendió el modelo turístico, que atraviesa problemas para sortear la crisis sanitaria y volver a ponerse en funcionamiento.

Por su parte, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, también destacó que la reunión había una idea clara: que el modelo no está en riesgo. "Tenemos que estar en la línea de generar confianza", afirmó, añadiendo que muchos británicos están trasladando a sus compatriotas que en la ciudad se sienten muy seguros. Para el primer edil esta situación supone “una demora en los resultados”, pero refuerza la convicción de que “el modelo no está en crisis; el producto tampoco, porque lo avalan los resultados".

Noticias relacionadas

next
x