Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

David Cubillo sí tuvo ultimátum; Iván Ania, principal candidato a hacerse cargo del Hércules

25/01/2021 - 

ALICANTE. El Hércules sorprendía a propios y extraños este lunes anunciando la destitución de David Cubillo como técnico. 

El empate frente al Alcoyano de hace dos fines de semana y la sonrojante derrota en Atzeneta del domingo fueron los detonantes de una decisión que analizada en frío ya no parece tan extraña, máxime si tenemos en cuenta lo peculiar del presente curso liguero (más corto que nunca y con objetivos encadenados: para poder optar en la segunda fase a clasificarse para el 'play-off' de ascenso a Segunda A es necesario acabar la primera entre los tres primeros), la falta de ambición del preparador madrileño y por extensión del equipo en las últimas jornadas (se conformó con el punto ante el Alcoyano, pero no solo tras el partido, también durante la segunda mitad del mismo) y la falta de intensidad de la que hicieron gala los blanquiazules en El Regit (uno de los sellos de los equipos de Cubillo y que el Hércules a sus órdenes sí había mostrado en el arranque de la temporada). 

Aunque a los propietarios, Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez, los últimos resultados y en especial la imagen de Atzeneta no les gustó un pelo, la decisión de prescindir de los servicios de Cubillo la adoptaba exclusivamente el director deportivo, Carmelo del Pozo. El preparador madrileño conocía su destitución de manera oficiosa la tarde-noche del domingo, una decisión que no podía cogerle por sorpresa toda vez que estaba sobre aviso desde el empate con el Alcoyano y no solo porque la mezcla de conservadurismo y conformismo de ese encuentro no gustase en los despachos, también porque con ese resultado y la victoria del Ibiza sobre el Atlético Levante, la desventaja respecto a los celestes se había ampliado de nuevo: el Hércules arrancó la jornada novena a cinco puntos del Ibiza y la cerró a siete; pero es que ahora, a la finalización de la undécima, está a diez puntos. En el club entienden (y Cubillo sabía) que, al margen de los resultados y tratarse de un proyecto que echó a andar hace ya dos campañas, no hay razones (por plantilla e inversión) para que haya semejante diferencia en la tabla entre uno y otro equipo, con independencia de que acabar la fase regular como primero no resulte tan determinante (aunque tiene su importancia, en especial si se acaba a muchos puntos pues estos se arrastran a la segunda fase en la que el primero sigue siendo un rival directo).

Esa necesidad de meter una marcha más fue incluso expresada públicamente por Del Pozo en el transcurso de la presentación de Romain Correia el pasado miércoles.

Cubillo paga los platos rotos

Con su destitución, David Cubillo se convertía este lunes en historia viva del Hércules: es el decimotercer técnico en pasar por el banquillo local del Rico Pérez en la presente etapa en Segunda B y el noveno en ser destituido por el club blanquiazul en siete temporadas. 

Ahora bien, considerar al preparador madrileño el único responsable de los dos últimos malos resultados es tan injusto como obviar que, a diferencia de todos sus antecesores, Cubillo se ha enfrentado a una dinámica de competición totalmente distinta, por formato y duración, por no hablar de la plaga de lesiones con la que ha tenido que lidiar. 

El madrileño tiene su cuota de culpa en la evolución negativa del equipo, pero también ha terminado pagando los platos rotos de otros responsables, que no son otros que los jugadores (ya se sabe que la cuerda siempre se rompe por el lado más débil).

Iván Ania

A nadie le escapa que cuando Del Pozo decide prescindir de los servicios de Cubillo no solo cuenta con un plan B, también sabe que puede llevarlo a cabo a corto término por lo que martes está previsto que el Hércules dé a conocer la identidad del nuevo técnico.

Todo apunta a que este tendrá una trayectoria más dilatada que la de Cubillo, sin duda contará en su haber con algún ascenso a Segunda A y muy probablemente habrá coincidido en el pasado con Del Pozo en alguno de los clubes por los que ha pasado este. 

Ahora mismo, el exfutbolista y entrenador Iván Ania (Oviedo, 1977) se perfila como el gran candidato a hacerse cargo del vestuario blanquiazul. Se encuentra sin equipo después de ser destituido a finales de 2019 por el Racing de Santander, al que había ascendido a Segunda A meses atrás. Del Pozo y Ania coincidieron en el Real Oviedo cuando el primero era secretario técnico y el segundo entrenador del filial azulón.

Noticias relacionadas

next
x