Hoy es 15 de julio

informe desfavorable con requerimiento de subsanaciones

Cultura rechaza el catálogo urbanístico de Alicante e insta a ampliar la protección de edificios

9/09/2021 - 

ALICANTE. Nuevo escollo para que el catálogo de protecciones de Alicante pueda tener eficacia definitiva. La Conselleria de Cultura ha emitido un informe desfavorable frente a la propuesta aprobada provisionalmente por el Ayuntamiento hace justo un año, en un acuerdo que contó con el respaldo de PP, Cs, PSOE y Compromís (Unides Podem se abstuvo y Vox votó en contra). Fuentes del departamento autonómico consultadas por Alicante Plaza confirmaron que el documento remitido por el Ayuntamiento no cumple los requisitos necesarios en lo que concierne a la delimitación de entornos de protección de determinados inmuebles y que, además, también obvia otros elementos que, a juicio de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, deberían quedar incorporados con su correspondiente ficha. Entre ellos, figurarían algunos Bienes de Interés Cultural (BIC) o Bienes de Relevancia Local (BRL) sobre los que se habría detectado su ausencia, según las mismas fuentes.

En esta línea, el informe sectorial emitido por Cultura insta al ayuntamiento a atender esas correcciones y subsanar los condicionantes requeridos, como la necesidad de que se amplíe el contenido de algunas fichas consideradas incompletas o mal catalogadas, según las mismas fuentes. Solo una vez que se eleven esas rectificaciones justificadas, se podrá emitir un nuevo informe susceptible de resultar favorable, según las mismas fuentes. 

O lo que es lo mismo: el dictamen de Cultura -ya comunicado por cauce oficial- no representa ningún impedimento insalvable, aunque sí obliga al equipo de gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, a reabrir el documento para introducir esas observaciones. En ese trámite, por ejemplo, se debería atender dos cuestiones que Patrimonio ya ha apuntado en resoluciones anteriores: que se amplíe las condiciones de protección en la estructura interna del edificio del antiguo Cine Ideal, lo que podría constreñir las posibilidades de desarrollo del proyecto de Baraka para su reconversión en hotel (pese a que Cultura no detalla qué elementos originales en concreto se deben conservar, en respuesta a las alegaciones de la propiedad del inmueble), y que se concrete el entorno de protección del Teatro Principal, hasta ahora reconocido como BRL.

Sea como fuere, la introducción de esas subsanaciones tendrá que esperar. Fuentes del equipo de gobierno indicaron que todavía deben conocerse los informes sectoriales emitidos por otros departamentos autonómicos, por lo que se aguardará hasta el cierre de ese proceso de evaluación para introducir todas las modificaciones que resulten necesarias con el fin de no incurrir en contradicciones entre las conclusiones de esas distintas instancias.

¿Cuándo podría finalizar ese proceso de emisión de informes? Por lo pronto, uno de los últimos dictámenes que resultan preceptivos es el que debe emitir la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica (antes Medio Ambiente). Y, en principio, se prevé que pueda estar terminado y comunicado al Ayuntamiento antes de que concluya 2021. Así, todo parece indicar que las subsanaciones al catálogo podrían abordarse en el primer trimestre de 2022. 

Se trata, además, de un proceso ya contemplado e incluso pactado con los grupos que ejercen funciones de oposición. Como mínimo, así se concertó durante la fase de negociación política que permitió que el documento prosperase en su aprobación inicial con un amplio respaldo en el salón de plenos: 25 de 29 concejales posibles. Así, el acuerdo alcanzado entonces con los representantes de PSOE y Compromís contemplaba la formación de un grupo de trabajo para plantear la incorporación de nuevas fichas sobre edificios no considerados en la versión actual, así como el impulso del Plan Especial de las Torres de la Huerta para concretar las condiciones de protección de su entorno, entre otros puntos.

De igual modo, el documento definitivo podría quedar sujeto todavía al escrutinio de la justicia, en el supuesto de que la Autoridad Portuaria persistiese en hacer valer sus intereses y decidiese reactivar el contencioso presentado frente a la incorporación de fichas relativas a inmuebles de su titularidad, en función del camino que dejó abierto el propio Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) al negar la suspensión cautelar de la tramitación del catálogo y aplazar su resolución sobre el fondo del recurso hasta el momento en el que quede aprobado de forma definitiva.

Noticias relacionadas

next
x