toda la información sobre esta técnica de cirugía para hacer frente al VPH

Conización Cervical: Qué es y cómo se realiza

19/09/2022 - 

ALICANTE. Una conización cervical (o, simplemente, conización), es un procedimiento quirúrgico que sirve para extirpar una parte del cuello del útero. 

Esta prueba, que puede usarse tanto para el tratamiento como para el diagnóstico de lesiones precancerosas o premalignas en el cuello del útero, está muy asociada con el virus del papiloma humano (VPH): la mayoría de las lesiones en esta zona aparecen como consecuencia de una infección persistente del VPH, un virus bastante habitual en la población y que se contagia al mantener relaciones sexuales sin protección.

Natalia Siegert, doctora del Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital Quirónsalud Torrevieja y Alicante, responsable de la Unidad de Patología de Tracto Genital Inferior y miembro de Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia, nos explica más sobre esta intervención ginecológica y sobre sus posibles efectos en la salud de la mujer.

¿Cómo se realiza la conización?

El término conización define la extirpación, en forma “cónica”, de la parte externa del cuello del útero o exocérvix (base del cono) y de una parte interna correspondiente al canal o endocérvix (vértice del cono), que es donde suelen detectarse las células cancerosas asociadas al cáncer de cuello de útero.

Es imprescindible que una conización cervical sea indicada por un especialista, siempre tras hacer previamente una colposcopia y una biopsia guiada.

La técnica es rápida e "indolora", tal y como nos explica la Dra. Natalia Siegert, ya que para su realización se administra "anestesia local en el propio cuello del útero cuando lo hacemos en el consultorio o, en el caso de Quirónsalud Torrevieja y Alicante, anestesia o sedación en quirófano".

La especialista añade que la conización es la técnica más utilizada en estos casos, puesto que es mínimamente invasiva y se realiza de manera ambulatoria, por lo que "no es necesario el ingreso hospitalario". 

Tras la intervención, la paciente se quedará en observación unas horas "para comprobar la ausencia de sangrado anormal y la recuperación de la anestesia".

¿Cuánto tiempo tardan las pacientes en recuperarse?

La paciente deberá guardar reposo, especialmente los 3-4 primeros días tras la operación. 

Posteriormente, tendrá que limitar la actividad física vigorosa durante 10 días.

"Las mujeres que se someten a una conización no deben sumergirse en agua, realizar duchas vaginales o usar tampones vaginales durante 3-4 semanas, y deben evitar tener relaciones sexuales las primeras 4 semanas tras el tratamiento".

Respecto a las molestias después de la conización, la Dra. Natalia Siegert asegura que son totalmente normales.

"Es normal el sangrado vaginal escaso o moderado (inferior a la menstruación) o la pérdida de flujo rosado u oscuro, en cantidad variable durante los días posteriores al tratamiento. En todo caso, debes consultar a tu médico si presentas sangrado abundante (superior a la menstruación) que no cede con reposo, o flujo maloliente y muy abundante. Otros motivos de consulta son el dolor abdominal persistente o la fiebre", añade.

La recuperación completa suele producirse alrededor de un mes después de la intervención, momento en que la paciente puede, siempre que el ginecólogo así lo confirme, reanudar sus actividades normales, incluyendo actividad física intensa, relaciones sexuales o baños en playa o piscina.

La especialista de Quirónsalud Torrevieja y Alicante también nos explica que, tras la conización cervical, la lesión queda totalmente curada en el 90 % de los casos. Sin embargo, puede reaparecer al cabo de un tiempo.

"En general, las mujeres tratadas de una lesión cervical premaligna presentan una mayor probabilidad de tener nuevas lesiones o cáncer, por lo que se aconseja realizarles revisiones y controles más estrictos". 

Conización y embarazo: ¿puede afectar esta intervención a la salud sexual y reproductiva de la mujer?

Aunque no es grave, las pacientes que se han sometido a una conización pueden experimentar un estrechamiento del canal cervical:  de manera excepcional, la herida estrecha excesivamente el canal del cuello del útero al cicatrizarse, provocando dificultad para la menstruación o para quedar embarazada. 

Respecto a la relación de la conización con abortos o partos prematuros, es controvertida.

"Este tipo de complicaciones son bastante frecuentes en la población general y en embarazadas no sometidas a una conización. Aun así, es cierto que el debilitamiento del cuello uterino después de conizaciones amplias o varias conizaciones por reaparición de la lesión explicaría que, en algunos casos, se produzcan abortos en el segundo trimestre o partos prematuros", explica la Dra. Siegert.

Por último, no se ha demostrado ningún efecto de la conización sobre la vida sexual de las pacientes.

¿Se puede volver a contraer el VPH tras una conización?

Tal y como explica la Dra. Siegert, la conización es un método de tratamiento y diagnóstico de lesiones precancerosas en el cuello del útero, pero en ningún caso garantiza la erradicación del Virus de Papiloma Humano.

Por eso, tras esta intervención, es posible "que el virus persista por una lesión residual asociada a una extirpación incompleta, que aparezcan nuevas lesiones (en un 10-30 % de los casos, las lesiones aparecen 6 meses después del tratamiento) o contraer un nuevo tipo de VPH con capacidad para producir cáncer y lesiones precancerosas". 

En este sentido, la especialista del Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital Quirónsalud Torrevieja y Alicante destaca la importancia de prevenir la aparición del VPH tras la conización.

"Se aconseja a todas las pacientes el uso del preservativo durante los 6 primeros meses posteriores a la intervención. Después, el médico realizará una prueba y aconsejará la conveniencia de seguir utilizando este método".

Igualmente, "se ha demostrado un mayor riesgo de persistencia del VPH entre mujeres que toman la píldora anticonceptiva a largo plazo. Por ello, tras la conización se debe valorar con el ginecólogo la conveniencia de buscar una alternativa (preservativo, DIU) o seguir con este tratamiento si no es posible usar otro método anticonceptivo no hormonal".

Además, se ha demostrado que el consumo de tabaco interfiere con la capacidad del sistema inmune para defenderse frente al VPH, "predisponiendo a la infección persistente y, por tanto, a la aparición de nuevas lesiones".

Por último, la vacuna del cáncer de cuello de útero (pauta completa de tres dosis) puede reducir entre un 60 y un 80 % el riesgo de nuevas lesiones precancerosas en mujeres previamente tratadas mediante conización cervical.

En Quirónsalud Torrevieja y Alicante disponemos de una Unidad de Patología de Tracto Genital Inferior en la que comprobamos, a través de pruebas complementarias (colposcopia, biopsia, vaginoscopia, vulvoscopia), la presencia de lesiones relacionadas con el Virus del Papiloma Humano.

Si lo necesitas, pídenos información en Quirónsalud Torrevieja y Alicante acerca del VPH, pruebas para diagnosticarlo, prevención por vacunación, intervenciones necesarias y seguimiento posterior.

Noticias relacionadas

next
x