X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

acto central de la coalición en alicante 

Compromís reivindica su 'valentía' ante los del centro "que no quieren molestar a los poderosos"

22/05/2019 - 

ALICANTE. Compromís necesita tensión para mantener los resultados en las municipales. Necesita apuntalar muchos de los logros de 2015, pero ello debe mantener un doble lenguaje: recordar que sus votos fueron decisivos hace cuatro años para desplazar al PP y marcar distancias con sus socios de Gobierno, sobre todo, con el PSOE. Y recordarles a los socialistas que cualquier alianza después de 26M pasa por Compromís y, de esta manera, ahuyentar cualquier atisbo de pacto con Ciudadanos. 

Y ese fue el fondo del discurso de este martes de la lideresa de Compromís, Mónica Oltra, en el acto central de coalición en Alicante, ante 200 simpatizantes y militantes, de respaldo al candidato a la Alcaldía, Natxo Bellido. Oltra reivindicó que la valentía de la coalición y que fueron sus votos los que destronaron, hace cuatro años, al régimen del PP. "El régimen lo derribó Compromís, fuimos nosotros los que dijimos que ya estaba bien y que éramos un pueblo digno".

Por ello, puso en valor el voto útil de Compromís y recordó que el pueblo ha vuelto a lanzar mensajes claves: quiere que repita el Botànic y quiere que los pactos sean a tres, en un claro toque de atención a los socialistas, a los que les dejó una advertencia para las posibles alianzas después del 26M. "Aquellos que tanto buscan el centro político será porque no quieren molestar a los más poderosos". El pacto PSOE-Cs no es posible, zanjó la vicepresidenta del Consell, quien ha insistido en que el voto útil es aquel que llena las urnas de sonrisas (de Compromís) y del que después no te arrepientes. "Ahora toca un paso más en las alianzas; si el 2015 fue el año del cambio; ahora es de los pactos a tres", ha reiterado  

La vicepresidenta también fue crítica con las políticas del PP al frente del Ayuntamiento de Alicante. Así, lamentó que si la Renta Valenciana de Inclusión o la dependencia no tienes más adhesiones en la ciudad es por la gestión del área de Servicios Sociales, que no aprovecha los recursos que le brinda la Consellería de Igualdad y Políticas Sociales. Reivindicó el programa Xarxa Llibres, porque universaliza el derecho de la educación para todos, y no a cambio de cheques, como hacía el PP, y obliga además a ser responsables con el cuidado de los libros para que duren más año. Y por último, censuró las políticas depredadoras del territorio, como las puestas en marcha durante los gobiernos del PP, y reivindicó el instrumento del Pativel como una herramienta urbanística al servicio de la gente.

Por todo ello, Oltra insistió en la garantía de votar a Compromís que nunca se arruga, ni cuando está en el Gobierno cuando lo hacía ante personas como los Cotino o los Camps.

Bellido, por su parte, ha defendido la coherencia de la coalición en su acciones dentro de la ciudad. Así, por ejemplo, calificó de ocurrencias muchas de las propuestas que están lanzado algunos partidos, como la promesa de crear 6.000 puestos de trabajo de Barcala, o los dos millones de metros cuadrados de suelo industrial, anunciadas por Ciudadanos, "sin saber como se tiene que tramitar".

Sobre el futuro de la ciudad, ha propuesto que el ayuntamiento planifique mejor su futuro, de la mano de otras instituciones, como la universidad, la EUIPO, IFA, o con asociaciones y sindicatos. Citó ejemplos de ciudades españolas que han experimentado un crecimiento durante las últimas décadas, como Málaga, Vitoria, Bilbao o València y se preguntó por qué no lo ha conseguido Alicante. Prometió mejoras en el servicio de la limpieza y una fiscalidad progresiva, y no lineal, como la que ha aplicado el PP, y que beneficie a los colectivos más vulnerables. Desdeñó las cifras del paro, muy altas en Alicante respecto a otras ciudades de su tamaño o de su alrededor, y propuso cambios en el modelo productivo para acabar con el empleo precarizado y un modelo de ciudad más inclusivo e igualitario que acaben con las bolsas de pobreza en Colonia Requena o en la cuesta de Juan XXIII.

Y por último, reivindicó la marca de Compromís como valor seguro ante el trío de las derechas, al que tildó de trío la-la-la, "el trío de la improvisación, la corrupción y la intolerancia". Y también ante el PSOE de Sanguino, al que recomendó que se libere de los proyectos mastodónticos de la etapa de Alperi y del mando distancia de su partido. "No tenemos derecho a fallar", ha dicho Bellido en caso de que las fuerzas progresistas logren la mayoría y puedan volver al gobernar el consistorio alicantino. "No podemos tolerar las formas de estos cuatro últimos años, ni las trampas de la derecha", ha augurado, seguro de que Compromís volverá a ser decisivo tras el 26M.

next