X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

FORO ALICANTE PLAZA 

Convivir con la brecha digital entre las ‘smart’ empresas y las administraciones ‘de papel’

Los retos tecnológicos en pro del desarrollo sostenible de las ciudades están en las agendas de todos los agentes sociales, pero ¿cómo se afrontas las posibles soluciones?

FOTOGALERÍA 

5/02/2017 - 

ALICANTE. Los agentes sociales pusieron en común sus iniciativas esta semana en la jornada organizada por Alicante Plaza y Aguas de Alicante. Ante un objetivo común como las smart cities, los asistentes propusieron cambios legislativos, mejorar la comunicación con los ciudadanos y apostar por la interoporabilidad. 

Las conclusiones emergen desde perspectivas muy dispares, pues lo que todos admitieron es una sociedad que avanza a velocidades muy dispares y un plan estratégico común. Mientras que empresas como Aguas de Alicante o Sistel exponían sus iniciativas, los representantes de las administraciones – Ayuntamiento de Alicante y Diputación Provincial- reconocían estar a años luz de lo que les gustaría que fuera. En medio no sólo están los ciudadanos, sino también los innovadores –AlicanTec- y los organismos tecnológicos – Fundación Parque Científico de la UMH, IVACE e INESCOP.

mientras las empresas van en Fórmula 1, los organismos técnicos van en turismo y las administraciones en carro

“La tecnología e innovación va muy por delante de lo que las ciudades pueden asimilar. No han encontrado los protocolos para asimilarlos”, aseguraba Andrés Pedreño ex rector UA y promotor de la asociación AlicanTec. “Las smart cities se han convertido en la trastienda de los servicios, pero el usuario no lo percibe. El reto es llegar al ciudadano”, añadió el director general de Sistel Manuel Cazorla. 

La puesta en común del actual contexto iba un paso más allá. Para Daniel Simón, concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Alicante, el primer interesado en querer un desarrollo sostenible de las ciudades son los ciudadanos, pero ellos “no entienden que vayamos cinco pasos por detrás”. 

La complejidad burocrática y los problemas de identificación son los principales obstáculos con los que chocamos en estos momentos. El diputado de Modernización Adrián Ballester apuntó un dato muy revelador: “Menos de un 1% de los expedientes administrativos se realizaron por Internet. Es un desfase muy potente”. Y lo es porque nos movemos en un escenario de zapatos inteligentes y, sobre todo, de simplificación en las gestiones, ya sea para evitar colas como para sacarse una hipoteca sin pisar una oficina, ejemplos que puso sobre la mesa el concejal alicantino. 

En esa confusión y desfase, la directora del parque científico de la Miguel Hernández Tonia Salinas también señalaba a nuestro tejido empresarial. “A las empresas que aquí tenemos, que en su mayorías son pymes y micro pymes, les cuesta mucho absorber la tecnología. Quizás no tanto la digitalización, pero somos muy pocos los que estamos dispuestos a poner dinero para que las empresas maduren”.

En el centro de la diana, pronto se situó el debate energético. El director de Aguas de Alicante Francisco Bartual consideró que “para lograr un crecimiento sostenible de las ciudades, las empresas tenemos la responsabilidad de dar soluciones y las palancas a través de las cuales podemos hacerlo son la innovación y la tecnología”. Bartual, enumeró algunos de los 12 proyectos innovadores puestos en marcha por la empresa mixta alicantina en los que han invertido más de 11 millones de euros. Fueron los casos de programas para el control de la calidad de las aguas, la valorización de residuos de podas o sistemas inteligente para detectar averías como el que se acaba de utilizar el barrio alicantino de San Blas. 

En definitiva, proyectos que sitúan como ejes la sostenibilidad y el aportar información útil al usuario. La compañía espera tener instalados contadores inteligentes en toda el área metropolitana de Alicante de aquí a cuatro años. 

La promesa del autoconsumo energético

La revelación de que el Consell apostará por el autoconsumo fue la piedra angular de la intervención de Joaquín Más, jefe del departamento de Energía del IVACE. Más admitió el actual carácter restrictivo del Real Decreto sobre regulación del sector, pero desmintió que el autoconsumo estuviera prohibido. “En muy pocos años, todas las ciudades va a ser auto productoras de energía. En Europa, a esta figura se le llama prosumidores. La Comunitat Valenciana va a ser líder y pronto se presentará una campaña a favor del autoconsumo y el abaratamiento del coste de la energía”. La propuesta causó cierta sorpresa atendiendo al contexto de estos días y a las trabas que han encontrado las empresas para implantar soluciones de autoabastecimiento. 

Todo apunta a que mientras las empresas van en Fórmula 1, los organismos técnicos van en turismo y las administraciones en carro. Con este panorama es lógico que el ciudadano se siente desorientado y que confunda términos. Es la famosa brecha digital –por cuestiones de edad, educación y género- que tanto Daniel Simón como Tonia Salinas llaman a combatir. Como también se apuntó el exceso de regulación. “Hay que desregularizar, porque está incidiendo de manera negativa”, apuntó Andrés Pedreño. 

Joaquín Más: “En Europa, a esta figura se le llama prosumidores. La Comunitat va a ser líder y pronto se presentará una campaña a favor del autoconsumo y el abaratamiento del coste de la energía

Expuestos los problemas y los retos, los asistentes coincidieron en señalar tanto propuestas individuales como colectivas. El imaginario colectivo lo describió Cazorla: “En España, somos muy de tenerlo todo consolidado antes de lanzarlo. No esperemos, no dejemos que los procesos de estandarización los hagan otros”. “Hay que hacer una reflexión para impulsar un cambio legislativo nacional y adaptarlo a lo que la sociedad ya está haciendo como identificarse por Google o redes sociales”, propone Adrián Ballester.

Entre las aportaciones comunes, la interoperabilidad. El empresario Manuel Cazorla propuso que “todos los agentes principales nos pongamos de acuerdo. Tenemos que acercarnos a los ciudadanos. La información como tal no tiene valor. Las nuevas profesiones están asociadas a los datos. Demos ese valor”. En esta línea, tanto el diputado provincial como los representantes de Aguas de Alicante se mostraron de acuerdo. 

No sólo se trata de dar valor a los datos, sino también a las propias empresas españolas. El jefe de departamento de Innovación y Tecnologías de Aguas de Alicante Antonio Sánchez Zaplana expuso casos donde la empresa es puntura a nivel mundial y es ejemplo a seguir en otros países por sus prácticas medioambientales e innovadoras. 

Economía circular

Francisco Bartual añadió a esta propuesta la de generar economías circulares. Entre los ejemplos sencillos y visibles, el directivo de la compañía comentó el de la reutilización de materiales en las obras. “Antes nos llevábamos los escombros. Ahora intentamos valorizarlos en plantas de triajes. O un sistema diseñado por la empresa para evitar el estancamiento de aguas reutilizadas”. En este sentido, el consejero técnico de INESCOP César Orgilés fue claro y rotundo al afirmar que “para ir hacia la sostenibilidad, lo que hay que ir es hacia procesos de fabricación que sean más limpios y se reutilice más material”. Una clara alusión al objetivo y mensaje con el que trabajo este instituto tecnológico del calzado que sirve a más de 2.000 empresas.

Bartual: “Para lograr un crecimiento sostenible de las ciudades, las empresas tenemos que dar soluciones y podemos hacerlo con la innovación y la tecnología”

La apuesta por la cultura digital también fue una propuesta común, pasando por los escenarios educativos, pero también en la citada confrontación con la brecha digital. Además, se vio como una herramienta fundamental para “consolidar a las empresas”. Pedreño respaldó la iniciativa con un dato: La provincia de Alicante “es una potencia digital. Tenemos más casos de éxito consolidados que Madrid o Barcelona. Identificar esas empresas es fundamental. La economía digital tiene vida, da vitalidad”. 

next