X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

FORO AP 

Ciberseguridad, brecha digital e infraestructuras; las claves del futuro de las empresas de la Vega Baja

26/02/2019 - 

ORIHUELA. El sector empresarial, industrial y de innovación comarcal, provincial y autonómico se dieron cita ayer en Orihuela para hablar de las necesidades de las firmas para adaptarse a la cuarta revolución de la Industria, la de la digitalización. El marco fue el foro de Alicante Plaza, "Industria 4.0", que se celebró en el Vivero de Empresas de Cámara Orihuela. La jornada sirvió para hacer un repaso de los logros y necesidades en empresas e instituciones de cara a su puesta a punto digital. Representantes del IVACE y la Consellería de Economía Sostenible, de Cámara Orihuela, del Parque Científico de la UMH, de la Fundación Parque Científico de Alicante, de la Universidad Politécnica de València (UPV) y de AlicanTEC pusieron en común en una mesa redonda sus inquietudes y conocimiento sobre la brecha digital, la ciberseguridad o las infraestructuras de la comarca de la Vega Baja.

La adaptación de firmas al mundo digital 

El foro comenzó con una panorámica sobre la adaptación del mundo empresarial, hoy, a las nuevas tecnologías. En este sentido, Julia Company, desde el IVACE, destacó que la evolución de 2015 a 2018 ha sido importante, yendo de menos a más en cantidad y calidad de avances. Company destacó que este año hay más de 700 solicitudes para digitalización de empresas en el IVACE, y que, mientras antes las peticiones eran más básicas, ahora son para mejoras en firmas ya digitalizadas. 

En este sentido, Luis Samblas, analista de sistemas y redes de la UPV, destacó desde su punto de vista de especialización, que la ciberseguridad ha de mejorar y que los empresarios han de apostar por ella, y tomar conciencia de que "cuantos más datos tengamos de negocio, mejor será para la producción" y que esos datos digitales han de estar a salvo, pero hay que huir del "miedo al robo de datos" con una buena defensa informática. 

Luces y sombras, satisfacción e inquietud en la integración digital, según Andrés Pedreño, catedrático de Economía y presidente de AlicanTEC. Pedreño advierte que, a pesar de los tímidos avances, no hay que quedarse en las zonas de confort y pide una actuación que se equipare a los cambios intensos, rápidos y complejos en la era digital. La autoexigencia, ser consciente y la proactividad son clave para Pedreño, ante un panorama de crecimiento exponencial de innovación tecnológica en todos los sectores, desde el agrícola, pasando por el comercial o el médico.

El mundo de pymes y micropymes es el que más esfuerzo necesita para digitalizarse, y el que lo tiene más difícil para acceder a recursos para ponerse al día. Sergio Román, director del área de Crecimiento Empresarial del Parque Científico de la UMH, Trabaja con firmas de, sobre todo, diez o menos trabajadores y dibuja que su impresión es que el empresariado está atomizado y es reticente a innovar, a pesar de la difusión de oportunidades para navegaren el I+d+i. Muchos creen, según Román, que la innovación es un coste y que no quieren ser los primeros en cambiar por si fracasan. La colaboración es clave, según el representante del Parque Científico de la UMH, para cambiar la mentalidad.

No obstante, hay que "renovarse o morir", en opinión de Olga Francés, gerente de Fundación Parque Científico de Alicante. Literalmente, Francés afirma que las empresas que no se adecuen están abocadas a morir. Por eso, siendo consciente de los obstáculos culturales o de desconocimiento a los que se enfrentan las firmas, desde las instituciones, asegura, tratan de dar a conocer las mejoras y oportunidades para digitalizarse. De nuevo, apunta a la unión de firmas, instituciones expertas y administración como modo de hacer más fuerte el sector empresarial.

Mario Martínez, presidente de Cámara Orihuela ve puntos positivos y negativos desde el punto de vista empresarial. Apunta a que en la comarca falta una financiación adecuada para invertir, y aseveró que la gente formada se va a València o se queda como máximo en Elche para desarrollar sus ideas. Y es que, afirma que la Cámara no puede llegar por sí sola a todo el tejido empresarial y que hay que ser conscientes de la transformación del sector comercial por parte de gigantes empresariales como Alibaba o Amazon, pero poner en valor el tejido comercial local, con un feedback de servicios extra y confianza entre empresas y consumidores para que los territorios no queden atrás. 

Las dificultades sectoriales

Samblas y Companys  apuntan que no hay grandes diferencias o dificultades específicas en ningún sector empresatial para poder digitalizarse. El experto de la UPV apunta al apoyo en personal expertos para conseguir ese fin, y apela a la curiosidad y a querer aprender, cada uno en su campo. Desde el IVACE, opinan que la digitalización afecta a todos los sectores, pero que la diferencia, quizá radica en el tamaño de las firmas. Las grandes empresas lo tienen más fácil para tener personal formado digitalmente y, para ello, fomenta la solicitud de las firmas pequeñas a ayudas del IVACE. Quieren que las compañías mejoren en talento, porque lo sitúa como pilar de la industria 4.0. "Necesitamos más mujeres ingenieras, que se incorporen a la era digital y queden descolgadas, que las personas en paro se formen para conseuir el objetivo de tener a especialistas digitales. 

Andrés Pedreño ve como una oportunidad la situación de la Vega Baja, geográficamente, como estrategia para que lleguen firmas. Está cerca de Elche y Murcia, en un ámbito con altos avances digitales, asegura. Y puso varios ejemplos de empresas de la comarca pioneras y que surten de ideas y productos a gigantes tecnológicos. En este sentido, desde el Parque Científico  de la UMH señalaron a la ilicitana PLD Space como ejemplo de éxito de innovación. No obstante, ve que el sector agrícola como uno de los claves para innovar en el futuro. Ben en materia de reciclaje, o en mejoras de producción agraria, la tendencia señala al agroalimentario como clave para mejorar digitalmente. Desde la Fundación Parque Científico de Alicante mantienen que la "envidia positiva" es una forma de activar la mejora entre empresas. La inspiración que llega de vecinos es una metodología típica de start-ups, la contaminación positiva al resto de firmas. 

Cámara Orihuela muestra preocupación por los cítricos y la falta de agua de riego y también, esperanzado por que pueda hacerse realidad, en un futuro, el ZAL de Albatera. Pero lo que más le preocupa actualmente son los "problemas políticos más que de territorio". La puesta en jaque de los trasvases o la falta de consenso en cuanto al modelo de turismo que quieren defender son cruciales para la cámara orioalana.

Agroalimentación digital y ciberseguridad

Desde el IVACE admiten que las firmas agroalimentarias no son las que más ayudas solicitan, pero que hay redes de institutos tecnológicos que trabajan para que sí lo hagan. La figura de "demostrador" para hacer visibles negocios útiles es una de sus herramientas. La agricultura de precisión es una de las vías para el futuro del sector

La ciberseguridad es una asignatura pendiente para todas las empresas. Todos los expertos mantienen que es crucial superar el cambio generacional para alcanzar la digitalización y el control de la seguridad, para que no caigan las compañías. Una de las preocupaciones de los expertos en el foro "Industria 4.0", de Alicante Plaza es la reticencia a invertir en renovar la seguridad digital. La consciencia de la importancia de mantener seguros los datos empresariales es fundamental, sobre todo, para llegar a las pequeñas empresas, las más reacias para cambiar. La generación nueva es clave para marcar el camino digital y para llegar a ser competitivos a nivel internacional. 

Trabajar con gente joven ya concienciada es un plus para las firmas más antiguas, pero ambas tienen el handicap de necesitar perfiles digitales que aún no tienen en sus plantillas ni en el mercado. Por ello, se apuesta por la formación, desde la infancia, a las especializaciones digitales y por englobar a las compañías en un entorno o ecosistema que atraiga talento, para poner en común a los expertos. 

En ciberseguridad, la huella digital es más grande que en otros campos y por ello, para mejorar, se apuesta por entornos comunes de innovación, para aprender y mejorar. Y es que, apuestan los expertos a que en el futuro, el 80% de los trabajos no se conocen ni se pueden imaginar todavía. 

La brecha generacional en la Vega Baja tienen muchos frentes abiertos, entre ellos, la fiscalidad, los derechos laborales, la innovación o digitalización en las pymes, que priman en la comarca. Por eso, demandan a la administración ayudas para llegar a la revolución de la industria 4.0 y una rebaja de tipos impositivos y de trabas burocráticas. 

Foco atractor de firmas

Para Julia Companys, es imprescindible que haya un ecosistema, parques científicos y universidades que estén disponibles como infraestructura de apoyo a empresas para su innovación. Luis Samblas apuesta a la comunicación entre empresas e instituciones y que la educación digital comience en las aulas de Primaria y Secundaria. "La tecnología va mas deprisa que la educación en las aulas, la educación digital está mal". 

Andrés Pedreño apuesta por encontrar qué le falta al ecosistema digital para atraer a las empresas. En AlicanTEC, asegura, son 220 empresas tecnológicas sin pagar cuotas y asesoran gratis, "para tomar conciencia entre firmas". También afirma que hay que fomentar las asignaturas STEM entre los más pequeños. Se estima, asevera, que en los próximos cuatro años se podrían generar 1,2 millones de trabajos de STEM, pero que solo saldrá una cuarta parte preparada. "Vamos con muchísimo retraso". Apuesta por la rapidez en la burocracia y la claridad normativa. 

Sergio Román apuesta por un entorno inspirador, la interacción y la sinergia entre firmas del mismo sector o tamaño, para que las empresas se sientan arropadas. Un punto que mejorar, los tiempos. Para Olga Francés, el cambio debe llegar desde los bancos, de forma global, que apuesten y financien proyectos por su potencial y no por su solvencia actual. Pide que el talento se retenga en el territorio a través de las sinergias y el apoyo entre instituciones. 

Mario Martínez reclama más apoyo y mejora del campus UMH de Orihuela, que representa a sector agroalimentario, "que quizá sea el sector de futuro para el país". Asimismo, apuesta por un plan de suelo industrial para crear el parque empresarial de oriolano, una idea histórica. 

El conseller de Economía Sostenible, Sectores productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent cerró la jornada con un resumen de la situación de la industria 4.0 en la Comnitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next