Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el exconsejero delegado niega la existencia de sobrecostes en la firma pública 

Caturla: "Jamás me he llevado dinero de Ciegsa ni he visto que nadie se llevara nada"

2/10/2017 - 

VALÈNCIA (EP). El ex consejero delegado de Ciegsa Máximo Caturla ha afirmado este lunes que en la empresa pública para la construcción de colegios "no hubo sobrecostes" y ha señalado que la cifra de mil millones "no es real como se demostrará". Asimismo, el exdirigente del PP –uno de los investigados en el caso Taula– ha defendido su inocencia: "No me he llevado dinero jamás ni he visto que nadie se llevara nada".

Caturla, que ha comparecido en la comisión de Les Corts que investiga los sobrecostes en Ciegsa por su etapa al frente de esta sociedad entre 2004 y julio de 2007, ha explicado que el diferencial promedio de las todas las obras construidas bajo su periodo, entre el precio de la adjudicación y el coste de ejecución real, está en un porcentaje inferior al 1 por ciento. Otra cosa, ha explicado, son los modificados y los complementarios encargados a posteriori al proyecto inicial para poder atender al incremento que marcó las nuevas ratios de la Logse.

El también exsecretario general de Educación –una de las personas investigadas en la Operación Taula, derivada del caso Imelsa, por un presunto amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales en varias administraciones públicas de la Comunitat Valenciana– ha defendido su inocencia que, según ha recalcado, demostrará en el juzgado.

Asimismo, ha señalado que quiere esclarecer también las grabaciones cuando era vicepresidente segundo de la Diputación de Valencia con el conocido como el 'yonqui del dinero', Marcos Benavent, sobre el presunto cobro de comisiones pero que sus abogados "no le dejan hacerlo aquí". "No ha existido financiación para el partido en absoluto", ha asegurado.

"Nunca me he llevado nada de ninguna obra jamás. Todo mi patrimonio está puesto en la mesa del juzgado y he pasado varias veces inspecciones de Hacienda y lo tengo es fruto de lo que he trabajado. Yo no era ni el recaudador ni para mí ni para nadie ni he visto esas tramas nunca", ha afirmado.

En ese sentido, ha argumentado que el control de todo el procedimiento de la adjudicación de obras era "riguroso y correcto" porque en caso contrario los técnicos, había seis por obra, "lo hubieran denunciado". "Y nadie denunció nada porque no había nada", ha afirmado. Por ello, se ha ofrecido a analizar, con los técnicos, todos los expedientes en los que los diputados tengan duda porque es "el primer interesado" en "buscar la verdad".

Al respecto, ha considerado que la palabra sobrecostes "se ha tergiversado mucho, se ha deformado y manipulado y hasta falseado" porque "técnicamente se usó para definir modificados y complementarios". Así, ha precisado que "si a una obra le añadimos más obra no es un sobrecoste sino más coste".

"La cifra que han dado de mil millones de sobrecoste no se la puede creer nadie porque no es real y se demostrará", ha recalcado Caturla, que ha esgrimido que se "ha machacado el concepto de sobrecoste y una cosa que es falsa se convierte en postverdad pero la verdad es que no hubo sobrecostes que no estuvieran plenamente justificados".

En ese sentido, ha explicado que la ley, cuando era consejero delegado, permitía un incremento del coste de un 10% en la liquidación de la adjudicación, un 20% si hay modificados y un 30% cuando se encargan obras complementarias para poder atender al "gran incremento de peso poblacional" que había en esa etapa de "muchísima presión" por la implantación de la Logse. "Eso se traducía después en obras modificadas y complementarias, que son obras nuevas que no tenían nada que ver con el proyecto inicial y los precios de adjudicación inicial", ha insistido.

Cambio del proceso de adjudicación

Además, ha recordado que con la llegada de González Pons a la Conselleria se cambió el procedimiento de adjudicación, en base a un informe de la asesoría jurídica y en atención a las recomendaciones de Sindicatura y de Intervención, para "sacar los proyectos de ejecución no por lotes, como hasta entonces, sino en concurso público perfectamente delimitados" para "evitar sobrecostes", lo que llevó a Ciegsa a "estar un año paralizada en licitaciones para que los proyectos estuvieran perfectamente definidos".

Asimismo, ha aseverado: "No he estado nunca ninguna mesa de ejecución, ni he adjudicado nada, ni he presionado ni he forzado a los técnicos. Jamás". Del mismo modo, ha asegurado que no se reunía con las empresas adjudicatarias "en el día a día para decir que se su subiera" el precio. "Nunca forcé a nadie", ha garantizado.

Así, ha explicado quede la parte técnica se encargaban los técnicos que han realizado "un trabajo excelente, correcto y legal" y ha insistido en que los técnicos que han estado él son "profesionales, personas honradas" y por ello pone "la mano en el fuego por ellos". "Eso de que viajo con ellos no es así", ha señalado en respuesta a las acusaciones de que le acompañaban en las distintas administraciones para organizar las 'mordidas'.

Del mismo modo, ha mantenido que "nunca" ha hablado con el expresidente de la Generalitat Francisco Camps "de nada" de esta empresa ni siquiera cuando era secretario autonómico de Educación ni tampoco cuando era consejero delegado. Caturla ha destacado que Camps ha hecho "un trabajo como presidente excelente", al igual que el exconseller de Educación Esteban González Pons, de quien ha dicho que es "magnífico político y profesional".

Defensa de Rus

Asimismo, ha afirmado que no ha visto al expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus, también imputado, "hacer algo incorrecto ni inmoral" aunque entre ellos surgiera "alguna tensión". "Cumplió escrupulosamente la legalidad en la Diputación", ha señalado.

Caturla ha señalado que antes de ser nombrado consejero delegado "no tenía ninguna competencia de poder ni gestión" a pesar de estar dentro del consejo de la sociedad por ser secretario autonómico de Educación y que su labor entonces era de colaboración entre Conselleria y la empresa. "Simplemente era un coordinador", ha afirmado Caturla, que ha concretado que hasta 2004 no dio "ninguna instrucción" porque "no podía". "Era una persona más sin ningún tipo de poderes ni responsabilidad ejecutiva"; ha insistido.

Además, ha afirmado que "no hubo limpieza étnica" por las pugnas entre zaplanistas y campistas sino "una nueva organización" para "mejorar la gestión y el procedimiento por concurso público".

Noticias relacionadas

next
x