denuncia del sindicato independiente

Catorce operarios de limpieza del Empuju llevan cuatro meses en Elche sin ropa de trabajo

7/04/2021 - 

ELCHE. El Sindicato Independiente del Ayuntamiento de Elche denuncia públicamente la "vejatoria situación" que están sufriendo 14 empleados municipales contratados como peones de limpieza a los que se les tiene desde el 30 de diciembre de 2020 sin ropa de trabajo.

A través del Programa Empuju 2020, proyecto cofinanciado por la Unión Europea a través del Programa Social Europeo de la Comunidad Valenciana para que las entidades locales lo destinen a la contratación de personas jóvenes, y en el caso de Elche dotado de una subvención de 392.233 €, ha alcanzado para contratar por una duración de un año a un total de 23 trabajadores en paro, desde el 30 de diciembre de 2020 al 29 de diciembre de 2021, en el tipo de contrato por obra o servicio.

"Ya han transcurrido cuatro meses que los 14 peones/as de limpieza repartidos por las distintas instalaciones deportivas de Elche no disponen de ropa de trabajo. Esta situación es incomprensible y no tiene justificación", explican. Acuden diariamente con la ropa de casa propia de cada uno, incumpliendo el Ayuntamiento la normativa laboral en lo relativo a vestuario de trabajo así como el vigente Reglamento de Vestuario Municipal. Por otro lado, reseñan, "vemos como el político de turno no pierde oportunidad de sacar pecho de las numerosas y millonarias inversiones que se realizan en las mejoras de las instalaciones y equipamiento deportivo de la ciudad, ambas situaciones son la cara y la cruz de una realidad que debería corregirse inmediatamente".

El Sindicato Independiente ha exigido por escrito dirigido a la concejalía de RRHH que los trabajadores deben disponer de vestuario apropiado a sus tareas desde el primer día de la contratación, "sin haber obtenido una respuesta satisfactoria a esta denigrante y bochornosa falta respeto a los empleados contratados que en varias ocasiones han estropeado la ropa propia con productos de limpieza como es la lejía".

"Desde esta Sección Sindical hemos denunciado los hechos a la Inspección de Trabajo para que intervenga y obligue al Ayuntamiento a cumplir con la ley, pero somos conscientes de la saturación en la que se encuentra la Inspección de Trabajo". Aseveran que el Consistorio "nunca ha respetado los plazos de entrega de la ropa de trabajo, plazos que están recogidos en el documento firmado en octubre para la ropa de invierno y en abril para la de verano, es habitual que la de verano se entregue, y solo en parte, en el mes de julio o agosto y la de invierno en diciembre, y esto cuando se avienen a entregarla".

Nuestra paciencia y la de los empleados municipales en el asunto de la ropa de trabajo ha llegado a su límite. Esperamos que en este caso que ahora denunciamos la Inspección sea resolutiva y obligue al Ayuntamiento ilicitano a cumplir con el Estatuto de los Trabajadores.

Noticias relacionadas

next
x