X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

startup de guardamar creada por padre e hijo

Camping Free, la primera plataforma de alquiler entre particulares para acampar

Desde Guardamar del Segura, sale al mercado la AirBnb para acampadas. La sociedad la fundan Abelardo y Pablo Cánovas, padre e hijo, que se han embarcado en una plataforma que estará operativa en un mes. La idea replica el modelo de apartamentos y está enfocado tanto a tiendas de acampada como a caravanas. Esta iniciativa, con sello de economía colaborativa que se encuentra en fase beta, ya ha despertado interés en Portugal

25/06/2017 - 

GUARDAMAR DEL SEGURA. El planteamiento fue tan sencillo como suena: “¿Por qué si lo hacen los apartamentos, no lo podemos hacer nosotros para campings?”. Fue la pregunta que le trasladó Abelardo Cánovas a su hijo Pablo. Así nació esta startup con base en Guardamar del Segura y un caso donde la empresa familiar se adapta a nuevos modelos. Bajo la forma de sociedad limitada, Camping Free es una plataforma que pone en contacto a particulares que alquilan un terreno o espacio para tiendas o caravanas.

A partir de ahí de la idea, se articuló todo un proyecto que lidera Pablo Cánovas, de 20 años como CEO. Su padre, propietario de un camping y de 56 años, realiza las funciones de gerente y la velocidad y estructura corre a cargo de Elías Torres –Benissa,  22 años– como Project Manager. “En un mes, tiene que estar todo en marcha”, asegura Abelardo, quien a lo largo de su trayectoria profesional ha emprendido multitud de negocios de sectores muy diferentes que van desde los medios de comunicación digitales a la gestión de un puesto de mercadillo los domingos, que aún conserva.

El esfuerzo inicial se centra en desarrollar una red de espacios para ofertar mediante la figura del ‘anfitrión’

Los tres llevan dos meses de trabajo intensivo y, aunque la plataforma ya está visible, el arranque ha empezado por las redes sociales, como no podía ser de otra manera. En este momento, el esfuerzo se centra en la captación de “anfitriones”.  Es la denominación que se le ha dado al arrendatario. El CEO explica que “el principal objetivo ahora es captar anfitriones y tejer una red amplia lo antes posible”. Ya tienen cerradas nueve fichas y medio centenar de interesados, de los cuales un 40% son de origen portugués. Las ofertas ya apuntan a las zonas costeras. Además del país luso, los primeros usuarios ofertan espacios en Galicia, País Vasco y Huelva.

Construir una comunidad activa

Tener una buena red es importante porque quieren ofertar alternativas a todo tipo de viajero. “Nuestro objetivo es que cuando el usuario llegue a un punto o quiera ir a un destino tenga varias opciones y ofrecerle una ruta de sitios para que se pueda mover, detalla el Projecto Manager.

Una pieza importante en el engranaje será el “explorador”, algo así como un influencer que no sólo escriba sobre la propuesta, sino que también les ayude a testear y mejorar los servicios y el productor de la plataforma. El modelo se quiere probar es España y Portugal, pero es totalmente escalable. De hecho la plataforma está prevista para que opere en dos idiomas, castellano e inglés que va a tener su importancia en esta fase inicial. El objetivo es generar contenido y poner la semilla para que la comunidad, la que vendrá con los campistas o caravanas, sea activa y proporcione información.

Como sucede con los apartamentos, el terreno no ha de cumplir unas condiciones determinadas, sino que cada propietario pone las características del espacio que ofrece. Pablo Cánovas indica: “Cuantas más cosas mejor, pero también habrá una valoración por parte de los usuarios”. Las opiniones tendrán una valoración al estilo de plataformas o marketplaces como TripAdvisor o Amazon. 

La startup alicantina cuenta con una marca verde, 'The Garden Earth' porque quierencontribuir a crear conciencia ecológica

Desde ahí, el camino marcado está claro. Todo un trabajo de difusión para dirigirse a dos nichos de mercado: El primero serán casas rurales que está alejadas de núcleos urbano y donde el componente de naturaleza y descanso es importante y el segundo, y por el que todo indica que será el que tire del carro, un “terreno parado con una buena localización al que poder sacar un buen rendimiento, tiene conexión eléctrica cerca”, señalan, a la limón, los tres miembros del equipo.

Conocen la terminología, y son conscientes de que durante el próximo año, la empresa pude sufrir ajustes. Con una inversión inicial propia de 30.000 euros, el modelo de negocio -pequeñas comisiones – les obliga a crecer rápido para ser viables. En la trastienda, cuenta con el asesoramiento de distintos profesionales como la coach de Beatriz Muñoz, una formadora habitual en foros de emprendedores en Elche.

Del proyecto, los promotores nos adelantan un aspecto de valor que para ellos es fundamental: La sostenibilidad. “Hay un subproyecto de marca verde que hemos denominado ‘The Garden Earth’ porque queremos crear conciencia ecológica. Es nuestro proyecto social dentro de Camping Free”, Elías. Los ‘anfitriones’ que dispongan de instalaciones con energía fotovoltaica o huerto ecológico, tener una mayor visibilidad o se puntuará de manera extraordinaria porque es un cliente que nos interesa potenciar, que encaja con la filosofía del proyecto.

Noticias relacionadas

next