X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

OBRA SOCIAL para alumnado sin recursos

Caja Rural Central beca con 10.000 euros a alumnos de la Fundación San José Obrero en Orihuela

18/01/2019 - 

ORIHUELA. Caja Rural Central, la única entidad alicantina que sobrevive tras la crisis económica, colabora dentro de su obra social con la Fundación Diocesana de San José Obrero. La entidad, con sede en Orihuela, ha entregado dos becas, con un importe total de 10.000 euros a este centro con el fin de sufragar los gastos de dos de sus alumnos, que proceden de familias desestructuradas o en riesgo de exclusión social, y que están acogidos en régimen de internado. Estas ayudas irán destinadas a cubrir, a lo largo de todo el año, su acogida y formación.

El director de la Fundación Diocesana San José Obrero, Vicente Martínez, ha agradecido la retribución extra por parte de la obra social de Caja Rural para poder seguir llevando a cabo su trabajo de educación y acogida para menores en riesgo de exclusión social de toda la provincia. El presidente de Caja Rural Central, Manuel Ruiz, remarcó la labor social y humana de la fundación becada y apuntó que esta colaboración, que se repite anualmente, se seguirá realizando con el fin de que el alumnado en situación difícil pueda incorporarse a la sociedad y lograr un puesto de trabajo digno. 

Martínez afirmó que varias empresas oriolanas, que tienen en plantilla a exalumnos de San José Obrero, han felicitado a la fundación por la formación que han dado a sus actuales empleados. El centro de acogida, que cumple seis décadas de existencia, es el único de la Vega Baja con esas características. San José Obrero acoge a más de 80 menores de la Vega Baja y de la provincia y reciben educación y residencia. 

Centenario

Caja Rural Central cumple este año su centenario, en su sede en Orihuela, y Manuel Ruiz, tras casi cuatro décadas en la entidad, se ha convertido en el último banquero de la provincia de Alicante. Esta caja es la única entidad alicantina que ha sobrevivido tras la crisis económica. Actualmente Caja Rural Central de Orihuela cuenta con 75 oficinas, casi 200.000 clientes y unos activos bajo gestión que rondan los 3.000 millones de euros. Desde la entidad destacan que, tras la crisis económica siguen a flote en su labor como una entidad de proximidad; centrada en el trabajo, codo con codo, con pymes y familias, sus principales clientes.

Noticias relacionadas

next