X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Beyoncé

101 días de Trump. La purga de Pablo Iglesias y Albert Rivera. Mónica Oltra: el corredor, la playa y el estado fallido. Isabel Bonig no es ximóloga. Quien la hace la paga: Paris Hilton en el coche de Alejandro Agag. 14.800 parados más. Mañana es 1º de Mayo

30/04/2017 - 

Esperanza Aguirre o la cólera de Dios: Mariano Rajoy. Cualquier rayo Klaus Kinski atravesando una espada sagrada –como la de SM Felipe VI- o el micrófono -SER o no ser- censurado de Íñigo Errejón aceleran químicamente la descomposición de las cimbras, arquitrabes y basamentos de la tambaleante arquitectura del Estado. Que asimila el anillo de la M-40 a España. Brunelleschi. Carlos III. Madrid, un ataúd en plena calle. No, no aguanta más podredumbre. Ternura. Desde la borrosa, lejana y fenicia costa de la Comunitat Valenciana tanta sobreexcitación hormonal en la capital del Reino nos divierte y estimula. Pobrets. La centrifugación de la corrupción a la periferia. El Padrino. Los Soprano. El aeropuerto del abuelito. Aquí sufrimos, denunciamos y novelamos el incesante baile de jueces y fiscales, las prescripciones, la ignominia del poder absolutista popular con, por citar a alguien, Carlos Fabra, que libre, presenta el 14M -con una imagen todavía más inquietante- sus “amenazantes” memorias redactadas por Jesús Montesinos, ex director del periódico Mediterráneo. Un lugar el que la campana protectora, la cápsula jurídico mediático policial, con sus diferentes ramas de los servicios secretos que rinden a SSDSM y al propio Rajoy, ha funcionado parando o minimizando cualquier  escándalo, elevando a héroes figuras como la del juez Manrique Tejada. Aquí estamos inmunizados porque hemos vivido el saqueo crudo, sórdido e impune, la confusión del partido con la institución, la muerte de la Mare de Déu y la verbena de la Paloma popular. Alacant también da para una buena –Roth/Knausgärd- novela dickensiana por entregas. Hemos sobrevivido a la diplomacia caviar Bachar Al Asad Pedro Agramunt, a Milagrosa Martínez La Perla, Eduardo Zaplana -la Marta Ferrusola de lo Pais Valencià- al Pare Camps, a González Pons y a los Blasco, a Cotino… Desde platós, la Moncloa o la Zarzuela, el chantaje, la extorsión o el espionaje se han despreciado olímpicamente, se han visto y medido despectivamente como fenómenos atmosféricos. Cosas dels valencianets. Pero la verdad es otra. Hemos sido la tapadera, el Hitchcock Macguffin del negocio corrupto en la aorta de la 7ª planta de Génova: el alma, la firma del Partido Popular. Nosotros ya soportamos eso. 2mil, 3mil, 4mil. El resultado del saqueo aquí es una tierra esquilmada, un escepticismo ancestral, una deuda y ruina inmorales y un mapa político fragmentado. Que supimos y procuramos resolver en una continua, fatigosa, regeneradora y fructífera negociación: el Pacte del Botànic. Amenazado ahora por el Asesinato en el Comité Central perpetrado en C’S. Por –qué guapo, qué sobredosis de Cola Cao, qué limpieza étnica- Albert Rivera.

Otro minuto de gloria. De Andy Warhol a El Titi. El PP acorralado y sale Pablo Iglesias a escena reclamando foco. No para rematar al PSOE a 15 días de las primarias ni para darle la vuelta a la tortilla: no tiene Sierra Madre ni ya ningún Che Guevara. No le salen las cuentas. No tiene ni votos ni programa ni candidato. Ni siquiera logra representar –el significado vacio- el malestar y hartazgo del personal. Tracas valencianas a precio mínimo de venta. Tiempo de Bodas, Bautizos y Comuniones: nene, ponte la chaqueta por tu primo aunque sea sin corbata. PI Simplemente quiere reafirmarse como El Líder Supremo. El Gran Conducator tiene que acabar ya el asalto el cielo expulsando a Errejón y frenando las mareas, a Teresa Rodríguez, Manuela Carmena,  Mónica Oltra y, en especial, a Ada Colau. Lo escrito: los círculos no cuentan. Sólo son ya paréntesis. O… …puntos. Otra decepción, otro fracaso de la izquierda española. La nueva trama. El camarín de los Marx.

La resaca de la Santa Faç: más madera. La reliquia fue literalmente secuestrada por 1 PP que acudió desgajado por familias políticas, áreas de negocio y  territorios. Destacó la blusa de SuniSZaplana, la invisibilidad de César Sánchez, el chubasquero de Isabel Bonig. Y el pelo de Eva Ortiz: Úrsula Andress surgiendo del mar. Mónica Oltra, sin acudir, anuló al Bloc: los tambores y trompetas y las astillas de las vigas del monasterio fueron el boato que anunciaron la aparición divinísima del conseller y mariscal de campo Manuel Alcaraz, de Iniciativa del Poble Valencià. Los ex comunistas no nacionalistas de les comarques del sud. Mari Carmen Sáez, la chica del tranvía -flamante nueva portavoz de C’S- declaró solemnemente que hará lo que le susurren en Madrid. Ximo Puig se mojó: avala a Susana Díaz. Los sanchistas no han contestado. Jerusalén Celeste: Civitas Dei de San Agustín. Podemos son la mismísima reliquia copta, el enigma del laberinto. No peligra -bueno, espera- el Consell ni el Tripartit Alacantí. El verdadero milagro de la StaFaç es la juventud, acabe en la orilla de la playa o en urgencias del Hospital de Sant Joan. Son ellos, los únicos que entienden y dan sentido a todo. Ahora que está de moda ponerle a parir, yo me declaro cada vez más superfan/monoteísta de Gabriel Echávarri. Un servidor -exactamente como el alcalde, Luis Barcala, Kim Kardashian y la reina Letizia- es –soy- vehemente, insoportable, egotista, tronante e imprevisible. Y, si me tomo la pastilla, hasta soy capaz cambiar de algoritmos. Creo en lo que creo y tengo una profesión fuera de la política. Los 5 bellísimos.

Puente cultural. El Manifiesto Comunista de Marx&Engels. Vuelve Simple Minds. Novecento de Bernardo Bertolucci. El polvito de Dominique Sanda en el pajar. Pujol II y Genovés II, escala i corda en Murla. Siri Hustved: imprescindible la lectura -Jeff Koons, Almodóvar, Kierkegaard, Picasso- de La mujer que miraba a los hombres que miran a las mujeres. Nuria Espert y Xavi Castillo en Alicante. Beyoncé apoya -con una beca de 25.000 $ en los estudios de música, arte o literatura en 4 universidades, como la Berklee College of Music- a las chicas valencianas que no tienen miedo de pensar diferente y que son atrevidas, creativas, conscientes y seguras. El futuro son las mujeres. 1 trallazo de pura energía.

next