X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ayuntamiento no alegó en tiempo

Benidorm pagó a Ortiz el doble de la deuda que le correspondía por la expropiación de El Moralet

23/01/2019 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm pagó el doble de la deuda que le correspondía recibir a Incobe, una de las empresas del alicantino Enrique Ortiz. Así lo recoge la auditoría encargada a una compañía externa, Mazars, sobre el expediente de expropiación de El Moralet, y ha podido confirmar este diario por fuentes municipales. Una duda que levantó el propio portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, cuando llegó a sus manos esta documentación que se debatirá este miércoles en la Comisión de Régimen de Interior, previa al pleno.

Como se recordará, el Ayuntamiento inició la expropiación del terreno que era propiedad de Ortiz, financiador confeso del PP, después de que lo pidiera el propio empresario. El terreno estaba destinado por el PGMO de 1990 para Sistemas Generales, Espacios Libres, Parque Urbano a obtener por expropiación. 

En la liquidación de los terrenos, que ascendieron a cerca de 6 millones de euros, el Ayuntamiento abonó además los intereses generados por el retraso en el pago del justiprecio. La empresa, según indica la auditoría, ha recibido de esta forma el doble de lo que había estipulado. Cuando el Ayuntamiento quiso reclamar, era demasiado tarde y el juez desestimó dicha reclamación.

De este modo, Incobe solicitó el pago de 1,5 millones de euros en concepto de intereses, de los cuales 155.907 euros eran en concepto de principal pendiente de pago. Sin embargo, la documentación analizada por la auditora concluye que eran 155.907 euros duplicados, ya que en los cálculos realizados por la empresa contenían un error y ya se habían incluido anteriormente en la cifra total.

Hay que tener en cuenta que en 2011 inició los trámites de expropiación que terminó en el justiprecio, con una petición por parte de la mercantil de 50 millones de euros, que valoró de manera posterior el Ayuntamiento en 73.000 euros. Y que como se decía, finalmente quedó en cerca de 6 millones de euros.

Noticias relacionadas

next