X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tras el cese decretado por el ministerio de fomento

Barcala planta cara a Fomento y cede a César Sánchez un puesto municipal en el consejo del Puerto

14/11/2018 - 

ALICANTE (AP/ R.N.). El relevo del presidente de la Diputación, César Sánchezen el consejo de administración del Puerto de Alicante, acordado por el Ministerio de Fomento a través del ente público Puertos del Estado ha tenido este miércoles una reacción inmediata por parte del Ayuntamiento de Alicante. 

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha anunciado que el equipo de Gobierno había acordado ceder una de las dos vocalías que corresponden al Ayuntamiento en ese Consejo al propio Sánchez para enmendar el "ataque político" que,  a su juicio, se habría cometido con el relevo de Sánchez para "eliminar el papel político de una institución que representa a toda la provincia".

El primer edil ha insistido, como ya hizo el portavoz del PP en la Diputación, Carlos Castillo, este martes, en que no es la primera vez en la que se trata de expulsar a Sánchez del Consejo, ya que, en 2015, se alteró la regla no escrita por la que era la Generalitat quien planteaba la inclusión del presidente de la Diputación en el consejo, como uno de los cuatro puestos sobre los que les corresponde proponer consejeros. Entonces, ha recordado, fue el Gobierno central, a través de Puertos del Estado, quien recuperó a Sánchez entre los consejeros de su elección. Así, Barcala ha incidido en que esta tampoco es la primera ocasión en la que se produce un movimiento por parte de la Generalitat y del "pacto del Botànic" de eliminar a las diputaciones provinciales como sujeto político y "especialmente a la de Alicante en concreto".

El primer edil ha señalado, además, que se ha considerado necesario ceder un puesto municipal en el Consejo, el que hasta ahora ocupaba Castillo como edil de Fomento, para que la institución provincial vuelva a estar representada en ese foro. "En el consejo se toman decisiones que afectan a toda la franja litoral de la provincia y a los sectores industriales de todo Alicante", ha enfatizado para justificar la necesidad de la presencia de la Diputación.

La propuesta, según Barcala, ha sido aceptada por Sánchez y debería entrar en vigor en el momento en el que se produzca la publicación del acuerdo en boletines oficiales. Algo que, según ha dicho, no debería demorarse demasiado. En cuanto se haga efectiva esa incorporación, Sánchez podrá seguir acudiendo a las sesiones junto al propio Barcala, que ocupa la otra vocalía reservada a representantes designados a propuesta del Ayuntamiento de Alicante. 

La decisión comunicada por Barcala también ha generado la rápida respuesta de la portavoz municipal del PSOE, Eva Montesinos, quien ha considerado "muy grave" el uso que el PP da a las instituciones y ha recordado que el Ayuntamiento de Alicante tiene la obligación de defender los intereses municipales sin partidismo. El martes, en declaraciones a Alicante Plaza, su compañero de filas,  el también edil socialista y diputado Carlos Giménez, había animado a Barcala a ejecutar precisamente el cambio que ha anunciado este miércoles: ceder la vocalía que ocupa Castillo en el consejo al presidente de la Diputación, dadas las reiteradas ausencias del edil del PP, según el regidor socialista. 

El presidente solicitará su restitución

El presidente de la Diputación, por su parte, ha acusado al PSOE de "sectarismo" y cree que "un ejemplo más" de ello es su destitución como vocal en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, comunicada por Puertos del Estado en una carta con fecha del pasado 6 de noviembre. Sánchez ha anunciado que solicitará que se le restituya en ese cargo, según recoge la agencia Europa Press al hacerse eco de sus declaraciones ante los medios.

Sánchez ha explicado que a principios del mandato el president de la Generalitat, Ximo Puig, ya le cesó y el Gobierno del PP de Mariano Rajoy "enmendó" la decisión. Ahora, según el dirigente popular, a Pedro Sánchez "le ha faltado tiempo" para "volver al sectarismo" y apartar a "instituciones que no tienen su color político".

En esta línea, ha criticado el modelo de sociedad del presidente del Gobierno, en el que "aparta a quien piensa de manera distinta, represente a la institución que represente". Además, ha vinculado ese modo de proceder con el Consell del Botànic "de pensamiento único". "Solo sirve mi verdad, solo sirve mi pensamiento y mis posicionamientos políticos y si piensas distinto te aparto y te elimino", ha dicho y lo ha ligado al requisito lingüístico que el Consell quiere aplicar a la Comunitat Valenciana: "O hablas mi lengua o te aparto. Vengas de donde vengas".

"Si no hablas valenciano, te aparto de la función pública valenciana", ha continuado y ha insistido en que "la forma de ser" de la izquierda "nacionalista" en la Comunitat Valenciana es la de "si piensas de manera distinta, si formas parte de una institución de otro color político, directamente te elimino del mapa".

En este sentido, ha criticado que "vienen al poder levantando las banderas de la libertad, de la democracia y de la participación, pero cuando llegan usurpan al resto sus libertades y de su opción de participar". A su juicio, esto "se ha visto donde ha habido regímenes de izquierdas, como el caso de Venezuela donde la oposición no tiene voz. Pues yo ya no tengo voz en el Puerto y la institución que represento no tiene voz en el Puerto". "No quiero que este símil sirva, pero obviamente a este paso y con la España que nos está proponiendo Pedro Sánchez y la Comunitat que nos está proponiendo Ximo Puig, vamos camino de que quien piense de manera distinta tenga poco sitio o lugar en la sociedad". En ese sentido, ha zanjado: "Emulando a Unamuno: vencerán pero no convencerán".

Asistía cuando podía

Preguntado por si acudía regularmente a los consejos, César Sánchez ha afirmado: "Asistía cuando podía, cuando surgía cualquier otro tema de agenda pues no" y ha justificado que al último consejo no asistió porque tenía pleno en la Diputación y delegó su voto en la Administración del Estado. Sin embargo, ha defendido que al formar parte del Consejo tenía la posibilidad de tratar con el presidente de la Autoridad Portuaria cuestiones que afectaban al Puerto y no Congresos "con profundos debates".

"Lo importante es el acceso a la información", ha advertido y "que con independencia del día en que se convoca esa reunión, y en el que hay una dieta que se cobra, lo importante es que formas parte del Consejo no solo ese día, perteneces a ese consejo todos los días y tienes acceso a la información y a poder llegar y poder plantear cuestiones". En ese sentido, ha afirmado que se hace un "trabajo de seguimiento durante todo un mes" y que la información que "llega con tiempo" para "asimilarla".

Alegaciones a los depósitos

Preguntado sobre si, en ese sentido, se habían elevado alegaciones a la instalación de depósitos de combustible en el Puerto, César Sánchez ha dicho que "no" porque se trabaja "de manera respetable". Al respecto, ha señalado que ni el presidente de la Autoridad Portuaria ni el Gobierno de España "pueden tener ninguna queja". Así, ha argumentado que la Diputación "siempre" ha sido "leal" y no ha generado situaciones que puedan dar lugar "a una crisis en el Consejo". "Cuando esta institución ha tenido algún posicionamiento sobre alguna cuestión o algún particular, lo que he hecho es hablar con el presidente de la Autoridad Portuaria e intentar tratar los temas para que llegasen con el mayor consenso posible", ha defendido.

Noticias relacionadas

next