Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

DANZA CONTEMPORÁNEA BAÑADA DE ARTE

Asun Noales y Susana Guerrero estrenan su "Rito" en el MACA

Susana Guerrero en su taller. Foto: AP
22/10/2016 - 

ALICANTE. Arcilla en movimiento, danza enmarcada en una instalación esculturórica. Intimidad y extraversión, lo permanente y lo variable. Todo unido. Todo envuelto. Así será RITO, una obra de arte en movimiento. Alterada por el tiempo, la materia y la improvisación. La conexión de los cuerpos de dos bailarines en medio de la obra 'Ofrenda de 100 cabezas de jaguar para el león blanco', de la artista ilicitana Susana Guerrero. 100 cabezas de jaguar blancas que miran a un público y un público que mira a los bailarines: Asun Noales y Sebastián Rowinsky de Otra Danza.

Asun Noales y Susana Guerrero son reconocidas artistas dentro y fuera de las fronteras de la península ibérica. Susana tiene en estos momentos una exposición individual en Nueva York en la sala 532 Thomas Jaeckel Gallery. Asun Acaba de ser galardonada con el premio Estruch a la mejor producción de la Comunitat Valenciana por el espectáculo Clandestino, y  acaba de regresar de Panamá donde ha participado en el festival internacional de danza contemporánea Prisma.

Los padres de ambas artistas se conocían, incluso habían hecho algún viaje juntos. Pero sus carreras las habían llevado a cada una lejos de Elche. Un amigo común, Francisco Sarabia, que se ha encargado en más de una ocasión de la selección musical de los montajes de Otra Danza, las reunió y lo demás ha ido surgiendo con el paso del tiempo. "Realmente Paco dijo que podríamos hacer algo juntas y empezamos a pensar qué obra de Susana, podría adaptarse a la danza. Visité su casa y para crear la coreografía me he inspirado en ella en su entorno, en como vive, y lo que me ha llamado la atención. He estado en su casa, luego he entrado en su espacio personal". Y de esa visita al espacio más intimo de la artista,  de ese cruce de la línea que separa lo privado de lo público, lo íntimo de lo evidente, de lo que está a la vista de los ojos de todos nace RITO. "Los artistas trabajamos solos habitualmente, y creo que podemos enriquecernos con colaboraciones como esta. No es tanto que ellos bailen dentro de la escultura, lo interesante es la interacción de las dos obras. Los jaguares se van adaptando al espacio y a la danza", explica Susana. "En RITO la coreografía no es al uso, no está cerrada,  sino abierta de unas imágenes a otras. Llevamos tres meses pensando ideas, gestando el proyecto, no es solo estar en el estudio creando, es la parte creativa de desarrollo del concepto", explica Asun.

Las 100 cabezas blancas de jaguar forman un círculo de cinco metros de diámetro. En su interior la coreografía de Asun y Sebastián embadurnados de arcilla blanca al ritmo de composiciones de Enrique Morente o David Lang. "Me gusta la textura que crea, al final parecemos dos animales bailando, no se nos reconoce perdemos nuestra idea de persona, se desdibuja debajo del material. Y va evolucionando y vive con nosotros". "El movimiento le da vida a la arcilla le da aliento", afirma Susana.

Ofrenda de jaguares. Foto: AP

RITO es también la palabra que define lo que Susana ha transmitido en su obra plástica donde utiliza materiales que va recogiendo de diferentes partes del mundo en las que ha vivido, "obras hechas con cables de camiones, con uñas,  con cueros, con calzados, con espinas, cactus. Para mí son muy importantes los materiales, su origen, como los trabajo yo y los proceso... Es un ritual dentro del proceso de creación y como se unen entre ellos". Susana que ha vivido y trabajado en países como Grecia o México y se ha empapado de la mitología, de los rituales sagrados y paganos, politeístas y monoteístas. Así RITO es una especie de ofrenda, una oración, la danza es la base orgánica y frágil. "El jaguar es el animal que vigila y protege los hogares desde los umbrales en ciudad Guerrero, México", país en el que Susana ha vivido. Y en RITO observan a los espectadores y protegen a los bailarines. "Es una experiencia para el público porque está rodeándonos en círculo. Estamos bailando rodeados de ojos, el público nos mira y las cabezas de Jaguar miran al público. Se crea un espejo. Este tipo de trabajos son ilusionantes, son una manera de desarrollar otras facetas y otros yoes, que están por crecer", concluye Asun.

Ambas artistas están intrigadas y entusiasmadas con el estreno que tendrá lugar este sábado a las 7 de la tarde en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante, MACA, que repetirán el domingo a las 12 del mediodía, y para los que ya se han agotado las entradas. Una propuesta de alto nivel artístico y creativo inédita en el interior de un contenedor de arte como lo es el museo alicantino.

Noticias relacionadas

next
x