X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

promotora del edificio l'anouer de san vicente o el dada de alicante, entre otros

Alicesa compensa pérdidas con una operación acordeón y ya se plantea nuevas promociones

3/11/2018 - 

ALICANTE. La reactivación del mercado inmobiliario en la provincia no ha provocado solo que aparezcan nuevas promotoras para tomar el relevo de aquellas que desaparecieron con la crisis, sino también que otras firmas que lograron sobrevivir al estallido de la burbuja en 2008 empiecen a despertar del periodo de 'hibernación' al que se sometieron por la atonía del sector. Ese podría ser el caso de la histórica promotora alicantina Alicesa (Alicantina de Construcción y Edificios SA), que intenta corregir el desequilibrio patrimonial provocado por las pérdidas de los últimos ejercicios para plantearse volver a la actividad.

Según el anuncio publicado este viernes en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante, la junta extraordinaria de accionistas de la promotora aprobó la semana pasada (con el voto a favor del 68% del capital) una operación acordeón para compensar pérdidas y restablecer el equilibrio de la sociedad. Así, tras haber compensado pérdidas con cargo a reservas, se producirá ahora la reducción a cero del capital social (que es de 2,5 millones), mediante la amortización de la totalidad de las acciones, y a continuación se realizará una ampliación de 165.000 euros, con una prima de emisión de 82.000 euros.

En la operación acordeón tendrán preferencia de suscripción para las nuevas acciones los actuales socios de la promotora, a quienes se reconoce el derecho a suscribir una parte proporcional a su actual representación en el capital. No obstante, pueden renunciar expresamente o directamente no ejercer su derecho, pero dado que se van a amortizar las acciones actuales, aquellos que no acudan a la ampliación perderán su condición de socios, tal como advierte el anuncio firmado por el presidente del consejo, Ángel Ródenas Guillén.

El último 'buen año' de Alicesa fue 2009, cuando facturó algo más de 7 millones de euros (dos años antes la cifra de ventas era el doble) y se anotó un beneficio de 700.000 euros. En 2010 la cifra de negocio se redujo a la mitad, y un año más tarde la facturación de la empresa pasó a ser testimonial: las pérdidas comenzaron a acumularse, pese a las ventas esporádicas de algunos inmuebles iniciados en los años anteriores a la crisis. Entre 2011 y 2017, la promotora ha acumulado números rojos por más de 3 millones de euros, según las cuentas anuales de los distintos ejercicios.

Edificio L'Anouer en San Vicent del Raspeig, con el logo de Alicesa en la fachada. Foto: R.N.

l informe de gestión de 2017, último ejercicio antes de aprobarse la 'operación acordeón' (con el balance cerrado a 31 de julio pasado) apuntaba a una consolidación de la tendencia negativa de los últimos años por la "atonía del mercado", pero sin embargo apuntaba un dato optimista: "Continúan los últimos coletazos de esta larga crisis, aunque parece que la banca empieza a mover ficha e introducir dinero en nuestro sector, lo que nos permitirá planteamos el inicio de nuevas promociones que generen la suficiente liquidez y así evitar futuras tensiones de tesorería". Tras la compensación de pérdidas, la sociedad estaría en condiciones de afrontar estos nuevos proyectos.

Con más de 50 años de trayectoria en el sector, Alicesa fue una de las promotoras locales que protagonizó el último boom de la construcción. Asentada fundamentalmente en la provincia (aunque con incursiones en el sector residencial de Andalucía), ha llevado a cabo promociones en la capital alicantina, Xixiona, El Campello, Sant Joan d'Alacant o Benidorm, entre otros. Entre sus edificios más reconocibles destacan el colorido y 'cubista' residencial Dadá en la Vía Parque de Alicante, o el gigantesco residencial L'Anouer a la entrada de San Vicent del Raspeig desde la Universidad de Alicante.

Noticias relacionadas

next