Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el coronavirus permite impulsar las obras de corredor mediterráneo

Alicante marca 2023 para conectar con Europa por tren y busca ubicación para los puertos secos

11/09/2020 - 

ALICANTE. Más lento de lo que les gustaría a los empresarios alicantinos, y más tarde de lo que han venido marcando las sucesivas previsiones, pero parece que por fin la provincia de Alicante, y más concretamente su puerto, pueden marcar en rojo en el calendario una fecha para estar conectados por tren de ancho internacional con los principales países europeos a donde va el grueso de sus exportaciones. Ese círculo en rojo está puesto en 2023 (una previsión optimista lo situaría en 2022, pero dependerá de los Presupuestos Generales del Estado y de los fondos europeos), y la conexión con el puerto está garantizada.

Así lo trasladó este jueves el comisionado de la Generalitat para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, a los miembros de la comisión de Infraestructuras de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), reunida en la sede de la patronal en Alicante con su presidente provincial, Perfecto Palacio, al frente. Ahora, con la conexión del puerto hacia el norte y hacia el sur (y no solo hacia el interior, como sucede en la actualidad) asegurada para dentro de dos años y medio, el interés se centra en la intermodalidad. Es decir, en los intercambiadores o 'puertos secos' donde las mercancías deben pasar del camión al tren, para facilitar la salida de las exportaciones.

Para ello, la CEV va a realizar en próximas fechas un estudio de demanda para proponer el número de intercambiadores y los puntos donde deberían construirse para alcanzar la máxima eficiencia en el tránsito, tanto en la provincia de Alicante como en las otras dos de la Comunitat. "Necesitamos conocer dónde está la demanda real, es muy importante conocer el volumen porque estos puertos secos tienen que estar basados en la productividad para que bajen los precios y sean más competitivos". En el caso de la provincia, uno de los puntos fijos sería la Vega Baja, en la zona de San Isidro, donde están las principales centrales logísticas de importantes empresas, pero CEV aspira a que haya al menos entre dos y tres en la provincia.

Un momento de la comisión de Infraestructuras de la CEV, celebrada en Alicante

En cualquier caso, la patronal trasladó al comisionado de la Generalitat la importancia de empezar a trabajar en paralelo a Adif para preparar estos espacios intermodales, que no dependen del Ministerio, máxime cuando las obras del Corredor Mediterráneo, como quedó de manifiesto en el encuentro, no se han resentido con la pandemia del coronavirus y las fechas de llegada a la provincia se antojan bastante definitivas.

La covid no frena el Corredor

En este sentido, como publicó Alicante Plaza el jueves, el coronavirus ha retrasado muchas obras, pero no en el caso del Corredor Mediterráneo. De hecho, se puede decir que la pandemia ha permitido impulsar la ejecución de la infraestructura al adelantar a 2020 obras que estaba previsto empezar el año que viene, al aprovechar la caída del tráfico ferroviario. Boira explicó que algunas de las obras que se iban a empezar el año que viene ya están en marcha, especialmente en el tramo entre Castellón y València, y que ya se está implantando el tercer hilo en el tramo del nudo de la Encina

Imagen del acto a favor del Corredor Mediterráneo celebrado en IFA en noviembre. Foto: RAFA MOLINA

En lo que respecta a este punto, clave para las aspiraciones de la provincia de Alicante de conectar cuanto antes con el ancho internacional, en estos momentos ya ha entrado el tren que permite colocar las vías, y en breve está previsto que comience la electrificación de este tercer hilo, que permitirá al puerto de Alicante enlazar con Europa con ancho internacional. El nudo de la Encina y el tramo Castellbisbal-Martorell, en la 'puerta de Europa', son dos de las obras que se han acelerado en 2020 como consecuencia de la pandemia.

Por este motivo, el comisionado de la Generalitat considera que Alicante quedaría conectada con el Corredor a través de la Encina en el horizonte 2022 o 2023, aunque ha recordado que las previsiones dependen de dos factores: que haya nuevos Presupuestos Generales del Estado para no trabajar con los prorrogados, y que se aplique el Plan de Recuperación Europea. Por su parte, Palacio destacó la "tranquilidad" de tener confirmado que en 2023 el puerto de Alicante estará conectado con Europa, algo "fundamental" para las mercancías pero que "también es muy importante para un sector como el turístico, puesto que mejorará las posibilidades de captar turistas". 

Noticias relacionadas

next
x