Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

informe urbanístico y de movilidad

Alicante ficha a la UA para definir el Palacio de Congresos con un estudio de ubicaciones

18/09/2020 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno de Alicante, un bipartito compuesto por PP y Cs, saca del cajón el proyecto de construcción de un centro de congresos que anunció durante el desarrollo del último debate sobre el estado de la ciudad, el pasado diciembre. Nueve meses después, superadas las dificultades para aprobar el presupuesto de este año y el paréntesis administrativo del periodo de confinamiento, los dos partidos al frente de la gestión municipal ultiman los trámites para encargar a la Universidad de Alicante (UA) un estudio que permita avanzar en la definición de esa infraestructura que sigue figurando entre las reivindicaciones del sector turístico, cerca de 14 años después de que viese la luz el proyecto encomendado al arquitecto Salvador Pérez Arroyo en terrenos del barrio de Sangueta.

En concreto, el bipartito prevé dejar en manos de la institución universitaria la elaboración de un informe de posibles emplazamientos para la construcción del complejo con el fin de escoger la mejor alternativa. En ese trabajo, la UA debe analizar opciones desde la perspectiva urbanística, sopesando tanto el efecto de transformación del entorno que conllevaría su encaje en cada emplazamiento, así como los tiempos que podría requerir su tramitación. Pero también cuáles son las ventajas e inconvenientes de esos posibles lugares desde el punto de vista de la movilidad, de modo que se pueda valorar aspectos como la accesibilidad, la proximidad de medios de transporte y la facilidad de conexión con nodos como el aeropuerto de El Altet o la estación de Renfe, por ejemplo.

El coste de ese estudio y el plazo para su elaboración todavía no han trascendido. No obstante, todo parece indicar que no se agotará la partida de 400.000 euros consignada en el presupuesto de 2020 para la elaboración de estudios y proyectos relacionados con el proyecto del centro de congresos.

Hasta el momento, PP y Cs han mantenido que la infraestructura debería situarse en algún punto de la franja litoral de la ciudad al procurar rapidez en los desplazamientos desde El Altet y desde el centro de la ciudad. De hecho, se ha llegado a barajar dos ubicaciones concretas: las parcelas ocupadas por las harineras Bufort y Cloquell, en Benalúa, y el suelo situado a espaldas de Casa Mediterráneo y del Parque del Mar, en terrenos del Puerto. La primera de ellas sigue siendo la alternativa mejor posicionada en tanto que se ha llegado a establecer conversaciones con los propietarios de las dos industrias para concertar una posible operación de compra sobre los terrenos. 

En ese proceso, se ha llegado a cerrar una primera tasación del suelo, por un importe que oscilaría entre los 8 y 9 millones, sin que se haya concretado un hipotético acuerdo. Para que esas negociaciones pudiesen tener éxito, el bipartito debería concretar medios de financiación (no solo para la compra, también para la urbanización y construcción posterior) y pertrecharse de respaldo político del conjunto de la corporación para que pudiese considerarse un proyecto de ciudad. 

Por el momento, lo cierto es que los propietarios de las dos industrias continúan tramitando el desarrollo del Plan Parcial aprobado en 2003, en el que se daría cabida a la construcción de unas 145 viviendas. Mientras, el ayuntamiento sigue confiando en la capacidad del Auditorio Provincial como infraestructura con el aforo suficiente para captar eventos y reuniones profesionales de más de un millar de asistentes durante el tiempo en el que no se disponga de unas instalaciones específicas que puedan funcionar como centro de congresos.

Noticias relacionadas

next
x