X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con una exposición y la reedición de su biografía 

Alcoy rinde homenaje a Paco Aura Boronat, último deportado a Mauthausen

27/12/2018 - 

ALCOY. Sentido homenaje el que el pueblo de Alcoy le ha rendido a Paco Aura Boronat, último deportado a Mauthausen fallecido el pasado mes de noviembre a los 99 años. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo y el alcalde de Alcoy, Toni Francés, han ensalzado la figura de uno de los personajes más respetados en la ciudad y cuyo testimonio sobre las barbaries cometidas en los campos de concentración nazis, se ha convertido en un referente divulgativo. A las siete de la tarde se inauguraba en el hall del Ayuntamiento de Alcoy una exposición itinerante pensada para exhibirse en centros educativos y que recorre brevemente la trágica vida de Aura, deportado a Mauthausen a los 22 años y que tras la liberación aliada, no pudo retornar a Alcoy hasta bien entrados los años 50 por su condición de combatiente republicano.

Con posterioridad, se ha presentado en el salón de plenos la reedición en castellano de la biografía de Aura realizada por los historiadores Francesc Blay y Àngel Beneito y por el periodista, Natxo Lara. Un libro también didáctico en el que se cuenta con pelos y señales cómo sobrevivió haciendo uso de la obediencia, la inteligencia y la discreción al campo de concentración y cómo, con gran dignidad dedicó la parte final de su vida a contar en centros escolares su angustiosa estancia en Mauthausen.

En el acto han estado presentes las dos hijas de Aura y ha sido Carmen la que ha agradecido a Alcoy “que mi padre tuviera la suerte de ser profeta en su tierra en contra de lo que suele suceder. Un puente que une dos barrios de la ciudad tiene su nombre, y el reconocimiento realizado hoy reafirma su intención, que era contar su historia para que no volviera a repertirse”.

El president Ximo Puig ha afirmado que el legado de Francisco Aura "debe servir de antídoto para los nuevos fascismos que pueden aparecer" porque la democracia "no es irreversible" y se debe "cimentar desde la tolerancia".

Durante el acto, Puig ha aseverado además que la ley de memoria democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana "es el compromiso de no dejar pasar ni un palmo las ideas del fascismo que, desgraciadamente, a veces vuelven a aparecer con gran fuerza por toda Europa".

Con posterioridad, Puig ha entregado una veintena de baldosas-homenaje con los nombres de las víctimas alcoyanas de los campos de concentración nazis y ha destacado que esa ciudad es la que cuenta con más ciudadanos valencianos "que padecieron el exilio y el encierro en Mauthausen".

El jefe del Consell ha recordado que esta acción se enmarca dentro del proyecto 'Construint Memòria', con el que se pretende recordar y rendir tributo a los valencianos y valencianas que lucharon por la libertad y fueron víctimas de la cautividad nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Puig ha manifestado, en este sentido, que es "más necesario que nunca iniciar un proyecto de construir la memoria" ya que en el momento en el que se pierda se habrá "fracasado colectivamente", y por ello ha incidido en que las baldosas conmemorativas, de las que se han preparado alrededor de unas 600,"tienen que estar situadas en los pueblos que tuvieron víctimas de Mauthausen".

Noticias relacionadas

next