X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los propietarios se jubilan y el local se pone en alquiler

Adiós a un histórico: la tienda de muebles Caché cierra y deja vacío el mejor local de Luceros

7/03/2019 - 

ALICANTE. La Plaza de los Luceros de Alicante ha despedido esta semana a uno de sus comercios más ilustres. La tienda de muebles de lujo y objetos de decoración Caché, uno de los locales históricos de la céntrica plaza, dice adiós tras varias décadas abierto en la confluencia entre Luceros y la avenida Doctor Gadea. Al parecer, el motivo no es otro que la jubilación del matrimonio que ha regentado la tienda desde su apertura, sin relevo generacional para ponerse al frente.

Caché cesó definitivamente su actividad la pasada semana, y el local ya se ha quedado vacío. De momento, se sigue atendiendo a los clientes y la entrega de pedidos pendientes comprometidos antes del cierre vía telefónica. Mientras, el amplio local situado en una de las esquinas más transitadas del centro se ha puesto en alquiler a través de un agente de la propiedad inmobiliaria de la zona. El inmueble no solo tiene escaparates a la fuente de los Luceros y la avenida Doctor Gadea, sino que cuenta con 600 metros cuadrados útiles, lo que lo convierte probablemente en uno de los más amplios de la plaza.

La antigua tienda de muebles se convierte así en el único local comercial disponible en la plaza en estos momentos, después de que se hayan alquilado la esquina de General Marvá (por Bankinter), la de la avenida de la Estación (por la clínica dental OrthoVis) y el local junto a Caché donde recientemente ha abierto sus puertas la franquicia de tabernas andaluzas Volapié, tal como ha venido contando este diario. Con Caché desaparece asimismo uno de los últimos comercios tradicionales que quedaba en la zona (junto a la Floristería Los Claveles, la decana de la zona), que poco a poco han ido siendo reemplazados por locales de hostelería.

El local, con fachada a tres calles, cuenta con entrada desde la plaza y desde la calle Pintor Cabrera (que se usaba para la entrada de mercancía en la antigua tienda de muebles), y dos alturas: una planta baja, que es la que se abre a Luceros, con más de 100 metros cuadrados de local, y el sótano, con entrada desde la calle trasera, que mide cerca de 500 metros cuadrados. Fuentes del mercado consideran que el alquiler del local podría situarse en torno a los 12.000 euros al mes.

Noticias relacionadas

next
x