X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma de castalla pone en marcha varios proyectos de i+d

Actiu quiere desarrollar sillas con IA: medirán la temperatura, la postura y 'aprenderán'

6/10/2019 - 

ALICANTE. La empresa alicantina de muebles de oficina Actiu, que acaba de celebrar su 50 aniversario, inició en 2018 una importante apuesta por la innovación en un sector, a priori, poco relacionado con las nuevas tecnologías. La intención de la empresa es evolucionar e introducir productos con nuevas prestaciones en el mercado a medio plazo. El propio presidente de Actiu, Vicent Berbegal (galardonado como mejor empresario de Europa en 2016), destacó en un foro empresarial organizado por el Banco Sabadell en Alicante que su firma estaba investigando la fabricación de mobiliario con materiales plásticos reciclados del mar. 

Pero esta línea de investigación no es la única. En realidad, según la memoria de las cuentas anuales de 2018, Actiu tiene en marcha o en proyecto hasta cinco desarrollos innovadores. Algunos ya han cristalizado, como la silla superapilable Whass, o el modelo Karbon, que apuesta por el diseño más vanguardista. Pero la visión de futuro de la empresa propiedad de la familia Berbegal va más allá: ya está estudiando cómo aplicar la inteligencia artificial al mobiliario de oficina, o cómo combinar la manufactura tradicional con las técnicas de impresión en 3D.

Aún en una fase inicial, estos proyectos aspiran a producir muebles que sean capaces de ofrecer al usuario información en tiempo real sobre su uso: la postura que adopta, la temperatura a la que trabaja, la calidad del aire o la iluminación de la estancia, entre otras variables. Todo ello con el objetivo de mejorar su experiencia y aportarle intangibles como salud y bienestar. Es decir, 'muebles inteligentes'. La recogida de datos por parte de estos muebles permitirá, además, corregir aquello que no se esté haciendo bien. La intención es que este smart furniture combine la tecnología y la domótica para abrir nuevas vías de trabajo que evalúen el uso eficiente de las oficinas, y aporte además soluciones de conectividad.

Durante el ejercicio 2018, Actiu invirtió 464.948 euros en investigación, desarrollo e innovación tecnológica, según la memoria. En total, la sociedad invirtió en la ampliación y mejora de sus procesos productivos (en maquinaria, en instalaciones productivas, en nuevos moldes y en la innovación y diseño de nuevos productos) un total de 5.631.250 euros en 2018 (3.807.792  euros en el ejercicio anterior), según el informe de gestión de las cuentas. 

Aumento de facturación y beneficio

Como publicó Alicante Plaza la semana pasada, la empresa alicantina de muebles de oficina volvió a incrementar su beneficio en 2018, a pesar de no cumplir con el objetivo de facturación que se había marcado al inicio del año (que, no obstante, también se incrementó). El volumen de negocio de la firma con sede en Castalla se quedó en 85 millones de euros, con un incremento del 4% respecto al año anterior (81,6 millones), frente a los 100 millones en los que había puesto el listón. Sin embargo, su resultado volvió a crecer de forma notable hasta los 13,7 millones de euros, un 16% más que en 2017 (11,8 millones). La explicación hay que buscarla en un gran resultado financiero (5 millones), principalmente por la gestión de la cartera de valores, que compensó el menor resultado de explotación. El margen margen neto sobre la cifra de negocios alcanzó así el 16,12% (frente al 14,5% de 2017).

Noticias relacionadas

next
x