Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la FIRMA DE LOS BERESALUCE evita el impacto de la covid en 2020

Aceitunas Cazorla eleva sus ventas un 8% hasta 129 millones gracias a la exportación

8/09/2020 - 

ALICANTE. La firma alicantina de conservas Aceitunas Cazorla, líder del sector en la provincia, volvió a incrementar su negocio en el ejercicio 2019, antes de la irrupción de la pandemia del coronavirus. En el incremento de la facturación experimentado por la empresa de la familia Beresaluce jugó un papel crucial el incremento de las ventas al extranjero, tanto a la Unión Europea como al resto del mundo, ya que el volumen de negocio en España se mantuvo más o menos estable.

Así lo recogen las cuentas anuales de Aceitunas Cazorla relativas al año 2019, que se aprobaron en junio y se acaban de depositar en el Registro Mercantil de Alicante. La empresa aumentó su facturación un 8% hasta superar los 129 millones de euros (en el ejercicio 2018 alcanzó los 119 millones), y mejoró un 14% el margen sobre ventas, que superó los 19 millones. Los gastos de personal, por su parte, aumentaron un 5% (1,3 millones de euros en 2019), pues aunque en los últimos años se ha reducido la plantilla, la firma recurrió en mayor medida a personal temporal por necesidades de producción.

La empresa aceitunera logró un Ebitda de 1,9 millones de euros (1,7 millones un año antes) y elevó también su beneficio un 20% hasta rozar los 800.000 euros después de impuestos. En este sentido, la empresa aprobó destinar la mayor parte de las ganancias a reforzar la reserva voluntaria y la de capitalización, y el 35% restante, algo menos de 280.000 euros, a repartir un dividendo a los accionistas (además de los hermanos Beresaluce directamente o a través de otras mercantiles, la sociedad irlandesa Abobo & Co posee un 24% de la sociedad).

En el buen año de Aceitunas Cazorla fue fundamental el fuerte incremento de las exportaciones, tal como recoge el desglose de las ventas en la memoria de las cuentas. Así, la empresa conservera alicantina mantuvo un volumen de negocio de 53,7 millones en territorio nacional, prácticamente sin cambios respecto al año anterior (53,5 millones). Las ventas a la Unión Europea se elevaron a 57,6 millones, un 11,5% más que el año anterior (51,7 millones), y al resto del mundo hasta 18,2 millones, un 7,7% más (16,9 millones el año antes). Las ventas a la Unión Europea, así, superaron a las nacionales, y la exportación supuso un 58,6% del total de la facturación.

Como el resto de empresas, Aceitunas Cazorla afronta ahora el posible impacto de la pandemia de la covid-19 sobre una tendencia que venía siendo positiva en los últimos ejercicios (en el último lustro su facturación se ha incrementado un 35% acumulado, de 95 millones en 2014 a 129 el último ejercicio), aunque a la fecha de formulación de las cuentas, el pasado junio, sus administradores destacaban que no habían acusado dicho impacto. En este sentido, Aceitunas Cazorla pudo mantener los suministros de bienes al actuar en un sector esencial, se mantiene al día con los proveedores y tampoco ha notado retrasos en los pagos de sus clientes.

La empresa dirigida por Antonio Beresaluce cuenta con medio centenar de empleados en plantilla (aunque en 2019 aumentó su recurso a la contratación a través de ETT) y buena parte de su producción se destina a las exportaciones, además de abastecer el mercado nacional con conservas de aceitunas y otras verduras y hortalizas. En los últimos tiempos ha introducido en su negocio las conservas de pescado, aunque esta rama supone una parte ínfima de su facturación. El grupo cuenta con cuatro marcas presentes en los lineales de la mayoría de supermercados, La Explanada, La Sota, Campomar y Yak, pero también está especializada en surtir de marcas blancas a los distribuidores.

Como publicó Alicante Plaza en su momento, la empresa se hizo en 2016 con el 50% de la cooperativa extremeña Tomcoex, que estaba en concurso de acreedores, y se introdujo en el segmento de las conservas de tomate. Aceitunas Cazorla materializó su entrada en Tomcoex con su filial Olives & Pickles, y el otro 50% de la empresa está en manos de la también tomatera Conesa. Los principales productos que distribuye esta sociedad extremeña son las conservas de tomate triturado, el tomate frito y ketchup.

Noticias relacionadas

next
x