Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

crítica de cine

'Under the Skin', la experiencia cósmica

10/07/2020 - 

VALÈNCIA. En 2013 se presentó en el Festival de Venecia Under the Skin, película de Jonathan Glazer que poco a poco fue adquiriendo un carácter de culto hasta convertirse en una de las cintas más importantes de la década. Nunca se llegó a estrenar en España. Ninguna distribuidora se atrevió a pagar el alto precio por el que se vendía y su carrera comercial, a pesar de contar con Scarlett Johansson como reclamo, resultaba complicada dadas las particularidades de una película que apostaba por el elemento sensorial e hipnótico y la experimentación con los elementos del lenguaje visual por encima de la narrativa convencional.

Han pasado siete años, hemos asistido a la revolución del paradigma digital y a una pandemia y, ahora, cuando la relación entre los espectadores y las salas de cine parece más frágil que nunca, se estrena por fin una película (de la mano de Avalon) cuya experiencia de visionado adquiere una dimensión envolvente y casi cósmica en pantalla grande.

Jonathan Glazer comenzó su carrera en el mundo de la publicidad y a lo largo de los años noventa se convirtió en uno de los directores de videoclips más prestigiosos del momento, firmando trabajos para Massive Attack, Blur, Radiohead o Nick Cave and the Bad Seeds. En el año 200 debutó en el largometraje con Sexy Beast, al que seguiría Reencarnación (2004), con Nicole Kidman, que logró introducirlo en otra liga, la de la perturbación y el misterio, la del horror y la sugerencia, la del riesgo indómito.

En Under the Skin, que sigue siendo su última obra hasta el momento, el director adapta la novela de Michel Faber del mismo título, pero lo hace desde una perspectiva profundamente personal, componiendo un universo propio marcado por imágenes que nos llevan desde el elemento cotidiano marcado por el devenir de las calles sórdidas y los suburbios escoceses, hasta composiciones al límite de la abstracción que alcanzan una fuerza todavía más poderosa gracias al impresionante score firmado por Mica Levi que evoca paisajes sonoros absorbentes y perturbadores, incómodo y cortantes, como la propia película.

'Under the Skin'

En Under the Skin, Glazer sigue los pasos erráticos de una mujer alienígena (Scarlett Johansson, en el que sin duda es su trabajo más arriesgado y que incluye numerosos desnudos integrales) que utiliza su cuerpo, su exuberante feminidad, para seducir a hombres solitarios y arrancarles toda su materia orgánica. No sabemos cuál es su propósito, solo que los atrae a una especie de vacío negro donde son deglutidos y reducidos a pelo y piel.

No hay nada más aterrador que la ausencia de sentimientos. Y nuestra protagonista carece de la capacidad para experimentar misericordia, pena o remordimientos. Es una depredadora que acecha y caza, sin descanso, sin otra meta que seguir adelante en su interminable espiral de muerte, esperando en su furgoneta su siguiente víctima.

Sin embargo, a lo largo de su itinerario sufrirá una transformación. Comenzará a interesarse por la naturaleza humana, por sus emociones y ese será el inicio para mirarse por primera vez en el espejo y cuestionarse su propia existencia. Será entonces cuando sienta en su propio ser lo que significa la compasión, el deseo, la soledad y el miedo, incluso la violencia, convirtiéndose en una víctima fácil del abuso, subvirtiéndose así la dinámica de poder por la que hasta el momento se había movido a través del sexo.

'Under the Skin'

Al igual que ocurría con sus anteriores títulos, el director utiliza los géneros para trastocarlos y pasarlos por el filtro de su imaginación. El fantástico, el terror, la ciencia ficción psicodelia de los años setenta, así como el componente existencial y conceptual se unen en una nebulosa de ideas que abarcan lo figurativo y alegórico, la poesía visual y la experiencia catártica, adentrándonos por los territorios del subconsciente, de la mente y de los sueños febriles a través de la imagen y el sonido.

Es Under the Skin una película sobre la extrañeza. Sobre la sensación de desorientación en un mundo proclive a la creación de monstruos. Sobre el vacío y la vulnerabilidad. Una mirada triste a nuestra especie que reflexiona en torno a la identidad y la alienación. A la crueldad galáctica y terrenal.

Noticias relacionadas

next
x