El catedrático de parasitología considera importante provocar una inmunidad de grupo

Rafael Toledo (parasitólogo): "El confinamiento es útil hasta que se termina, después tendrá que ser selectivo"

12/04/2020 - 

VALÈNCIA. Tanto el Gobierno central como el autonómico ofrecen, diariamente, datos de contagiados en España,  aunque se es consciente de que el número de positivos es exponencialmente superior al ofrecido. La falta de realización de test masivos imposibilita conocer un alcance aproximado de los infectados en España. 

La universidad británica Imperial College, colaboradora de la OMS, asegura en un estudio que en el país habría ya siete millones de personas contagiadas. Para el catedrático de Parasitología en la Universitat de València, Rafael Toledo la cifra podría rondar el millón y medio, y que debería ser considerado como un dato positivo. "De acuerdo con la mortalidad que hay, podrían ser un millón y medio o dos de infectados reales, reales que no enfermos, y eso es un dato positivo porque eso implica que un 99% de la población infectada supera la infección y, dentro de ese porcentaje, un 80% no tiene síntomas o lo pasa sin problemas", explica en una entrevista concedida, este jueves, a Plaza Radio.

Para conocer esa dimensión se harán, en los próximos días, 60.000 test rápidos en 30.000 familias para tener una estimación real. "Ojo, hay que hacerlas en todo tipo de familias y casos, porque eso nos hará ver la ruta de transmisión del virus en España. Hay que elegir al azar. Esa encuesta nos dará una proyección real", avisa el experto.

El catedrático considera que el problema ha abrumado tanto al ejecutivo como a la sociedad y que no se ha tenido una visión global del problema, "se ha hablado demasiado de datos clínicos que de epidemiológicos porque se ha querido evitar el colapso sanitario, y ahora que se habla de la desescalada hay que tener precaución".

En ese sentido Toledo considera que la estrategia que se ha seguido tiene un efecto final que puede general problemas. "El aislamiento era una medida ideal para evitar el golpe inicial,  la forma más eficiente de cortar la transmisión, pero cuando se termine es poco útil, porque considerando el número de infectados reales, ¿qué va a pasar? va a haber una gran parte de la población que no ha sufrido la infección y una parte que la va a contraer".

Por ello apuesta por un confinamiento selectivo cuando acabe el general decretado por el Gobierno, "porque hay personas mayores, personas diabéticas o con problemas cardiacos y esos deben mantener un tiempo más el aislamiento".

Para el resto el parasitólogo apuesta por una inmunidad de grupo. "Es necesario que la mayoría entre en contacto con el virus, y no pasarán ni síntomas o tendrán síntomas muy leves, y en el momento en que haya cierto nivel de inmunidad de grupo, las personas podrán interactuar con el resto de la gente porque la capacidad de transmisión será mucho menor, incluso para el sector de alto riesgo".

En ese escenario la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha avisado de posibles rebrotes y hay que prepararse, "porque aunque aquí se acabe con el virus, que no se podrá, no se puede evitar que venga gente de otros países donde no se han tomado las mismas medidas y seguirá entre nosotros". Por ello apuesta por otras medidas y porque la gente vaya entrando en contacto con el Covid-19, "para que la persona tenga la capacidad de combatir esa infección que es lo que ocurre con la gripe estacional".


Noticias relacionadas

next
x