X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV 

Tedio para Supertelespectadores

La primera gala de Supervivientes es tediosa en su dinámica, pero adquiere cierto interés cuando uno mira los currículum de sus concursantes y encuentra etapas en la cárcel, vendedores de 'power balance' y actrices porno, entre otros. No por casualidad, este reality superó el 'share' de Gran Hermano desde hace varios años 

17/03/2018 - 

VALÈNCIA. Baloncesto sin canastas. Paella sin arroz. Heavy metal de estadio sin amplificadores. Ingesta de chupitos de agua del grifo. Yo qué sé. Elija o invente usted mismo una anodina actividad sin sentido y que pueda prolongarse durante horas, eso es la gala inicial de Supervivientes. Dos horas para que docena y media de concursantes se lancen al mar desde un helicóptero. En el corte de anuncios de siete minutos de media noche, el tedio era tal que ver crecer un cactus podría resultar de un trepidante que habría que agarrarse a una barandilla o ponerse un cinturón de seguridad para no marearse o sufrir una crisis nerviosa. Para ver Supervivientes hacen falta Supertelespectadores. 

Pero es el reality de mayor éxito. Más que el afamado, controvertido y vilipendiado Gran HermanoUn programa que, al contrario de lo que sostuvimos el otoño pasado en su última edición, ya no tiene ni reputación ni éxito. En los últimos años Supervivientes le ha comido completamente la tostada, con una audiencia media que varios años ha superado los cuatro millones de espectadores, cuando Gran Hermano no llegaba ni a tres. Normal que Telecinco lo plantee como una superproducción de Hollywood. 

Esta temporada hemos tenido realities de supervivencia de autor, como El Puente, en #0 de Movistar, donde se abogaba por provocar que los concursantes se peleasen y discutieran elevando los niveles de vergüenza ajena, pero todo rodado con drones y  montado con música indie para paladares exquisitos. 

También hemos tenido una curiosa variante de reality para hombres muy de Varón Dandy, La Isla en la Sexta, donde bastaba marcar un objetivo común a un conjunto de testículos para que estos empezasen a tratar de imponerse unos a otros y terminar con unos malos rollos estomagantes. La verdad es que estuvo muy bien, aunque nos dejase con ganas de ver el esperpento con la participación también de mujeres. 

El Supervivientes de Telecinco, que también pasó por Antena 3, es la versión glamurosa del formato de revolcarse y pasar hambre en una playa; glamurosa porque los personajes son propios de la tele de nuestro tiempo. Raquel Mosquera es la ex del ex de Rocío Jurado. Mayte Zaldívar es la ex del ex de Isabel Pantoja. María Jesús Ruíz es ex de José María Gil Silgado y Julio Ruiz. Y Maestro Joao es ex vidente, así lo anuncia la web del concurso, además de peluquero. 

No faltan famosos del mundo paralelo. Sergio Carvajal es un modelo con casi un millón de seguidores en Instagram. Servidor de ustedes ha visto a jóvenes llorar de histeria y contornearse nerviosamente ante la presencia en una discoteca de instagramers de dos mil seguidores. Imaginen lo que supone Sergio Carvajal en los planetas en los que usted no ha estado, otra dimensión que usted ni entiende, ni conoce, ni allí nadie le espera. Lo dijo claramente, con prestancia, para dejar claro que va sobrado y que el mundo de la tele se le queda pequeño: "Me siento muy envidiado". 

El otro guapo es Logan. Mister Global España 2017, campeón de España de búsqueda de oro en el río -muy bonita de ver tiene que ser también esta competición-, ex futbolista del Real Oviedo y opositor al cuerpo de bomberos. Este fastuoso currículum él lo resume modestamente: "No soy perfecto, pero me acerco bastante".

María Lapiedra es una persona que merece un respeto. O más que un respeto, una película como I, Tonya o biografía épica similar. Aunque no se puede decir que sea una working class hero. María es de Lleida, estudió Filología catalana, Audiovisuales y Filología Clásica en Turín. Perfectamente podría uno de los rostros visibles del PdeCat ahora mismo, pero el productor de cine porno Ramiro Lapiedra se cruzó en su camino. 

A partir de ahí decidió hacer carrera en el mundo de la jarana y hay que destacar y subrayar que no lo tuvo nada fácil. Sus primeras apariciones eran un poco de hazmerreír, básicamente para arrancarle la ropa en la gloriosa franja del Deluxe de dos y media a tres de la mañana. Sin embargo, ponía tesón en sus apariciones. Claramente adoptó una estrategia basada en el largo plazo y de salir en películas porno con Dinio, el ex de Marujita Díaz, y su hermano, pasó a publicar libros, lleva tres, y a montar negocios diversos. 

Pero el verdadero éxito le llegó cuando pudo por fin vender un triángulo amoroso con ruptura matrimonial e hijos de por medio en el prime time de los programas del corazón. Etapa que ha coincidido con su inclusión como colaboradora en Cazamariposas de Divinity, la entrada en este reality y obtener la Champions del mundillo: una silla del plató de Sálvame. 

Repasar esta biografía mentalmente era lo mejor que se podía hacer cuando llegó la primera prueba en la playa. Es difícil de entender que normalmente para padres y madres sea un pestiño llevar a sus hijos al parque y verles jugar con los columpios y otros churumbeles. La prueba es cómo, mientras tanto, castigan el móvil y sus retinas cuando esperan a que se consuma el tiempo sentados en un banco. Sin embargo, la misma dinámica, realizada por adultos, reúne a cuatro millones de personas frente al televisor. Cuesta creerlo, pero somos España.

Saray y Raquel Mosquera en esta prueba pudo acabar en el hospital, pero haciendo honor a los críos en los columpios, cayó desde una altura que muy bien pudo romperse la columna, pero no le pasó nada, al estilo de los niños "que tienen huesos de plástico", cuando les pasan estas cosas. 

Un aspecto novedoso, hay que admitirlo, es que con la participación de Mayte Zaldívar, que ingresó en prisión por el Caso Malaya, el programa añade conversaciones talegueras. La ex de Julián Muñoz comentó cómo era la vida en prisión y su novio, Fernando Marcos, ex representante de las pulseras power balance -quizá mi ex favorito en esta edición-, relató cómo eran los vis a vis. 

Culminó el espectáculo cuando el insigne y polifacético tonadillero español, Francisco, le puso una tortuga a María Jesús al lado de la cara, esta le mordió a la altura del sobaco y le arrancó un jirón de carne. Lo vimos a cámara lenta varias veces. En fin, dieciocho años llevamos con esta cantinela, pocos aún si lo comparamos con el fútbol, que suma más de un siglo dándole al más de lo mismo. 

Queremos más.

Noticias relacionadas

next
x