Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Evolución de la pandemia en la provincia

Siete semanas de covid-19 en Alicante: los pacientes en UCI caen un 42% en siete días

28/05/2020 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante, como el conjunto de la Comunitat, se expone al examen del Ministerio de Sanidad para conocer si se produce el avance del conjunto de los municipios a la Fase 2 del proceso de desconfinamiento a partir de este lunes, 1 de junio. Como mínimo, esa es la petición anunciada por la Conselleria de Sanidad, después de que, la semana pasada, se renunciase a cursar esa solicitud de progreso para los departamentos de salud que sí habían avanzado hasta la Fase 1 con la primera criba, el 8 de mayo. Sanidad considera que se cumplen los requisitos para superar el filtro después de haber incrementado el ritmo de realización de pruebas PCR a casos sospechosos y de haber implementado la puesta en marcha de los llamados rastreadores para aislar a las personas que puedan haber estado en contacto con pacientes nuevos para recuperar la trazabilidad de los contagios.

Por lo pronto, los datos dados a conocer por el departamento autonómico sobre la evolución de la pandemia en las últimas jornadas apuntarían una mejoría, después de que el índice de reproducción del virus alcanzase la semana pasada la tasa del 1,1 y se redujese al 0,84 (dato del 24 de mayo). En las últimas 24 horas, siempre según los datos facilitados por Sanidad, se contabilizaron 24 nuevos positivos diagnosticados mediante prueba PCR y un fallecimiento en la provincia de València (ninguno en la provincia de Alicante, que en la jornada del martes sumó tres nuevos decesos y superó la barrera de las 500 víctimas).

Alicante Plaza mantiene el análisis semanal para evaluar la progresión de la pandemia en el conjunto de la provincia con los registros contabilizados a partir del pasado 8 de abril, a partir de cinco indicadores concretos: el número de altas de personas afectadas por coronavirus; la cifra de pacientes hospitalizados; el dato de los que permanecen en unidades de críticos; los nuevos positivos detectados y los fallecimientos. Todo, con la salvedad de que, desde los últimos doce días, Sanidad ha dejado de desglosar por provincias los casos detectados mediante test rápido, con el argumento de que el Ministerio solo tiene en cuenta los casos confirmados por PCR al considerarse el método de diagnóstico más fiable.

Así, en el balance de las ultimas siete semanas (desde el 8 de abril hasta el 27 de mayo) el parámetro que más crece es el de las altas o recuperaciones. En ese periodo, se han incrementado en un 767,37%, al pasar de 469 a 4.068. De hecho, la cifra de curaciones ya supera al número de casos detectados mediante prueba PCR (3.876 hasta este miércoles, día 27). Si se analiza solo los últimos siete días (desde el 20 hasta el 27 de mayo) el nuevo dato supone un aumento del 7,25%. En la semana precedente (del 13 al 20 de mayo) el incremento fue del 12,05%. En la semana anterior, entre el 6 y el 13 de mayo, el incremento fue del 16%. Entre el 29 de abril y el 6 de mayo el aumento fue del 17,05%. Del 22 al 29 el incremento fue del 34,99%, similar al de la semana anterior (del 15 al 22), cuando fue de un 40,48%.

En segundo lugar, las hospitalizaciones. En el periodo de siete semanas analizado, la cifra de pacientes ingresados cae un 88,80%, puesto que descienden desde 545 a solo 61. Si se considera la evolución de la última semana, entre el 20 y el 27, la caída es del 28,23%. En la semana precedente, del 13 al 20 de mayo, la reducción fue de un 34,10%, puesto que pasaron de 129 a 85. Se trata de un dato sustancialmente mejor que el registrado en la semana anterior. Entre el 6 y el 13 de mayo, el descenso fue del 15,68%, un porcentaje superior al de la semana previa. Del 29 de abril al 6 de mayo, el descenso fue del 8,38% (se pasó de 167 a 153). Desde el 22 al 29, el descenso fue del 28,63% (de 234 a 167), un dato inferior al registrado en la semana precedente (del 15 al 22) cuando la caída fue del 40%.

Como es lógico en un escenario de control progresivo de los contagios, también es favorable la evolución de los enfermos que permanecen en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). En el cómputo de siete semanas analizado, la disminución es del 91,36% al pasar de 139 a solo 12. Si se analiza la evolución de la última semana, del 20 al 27, la caída es del 42,85% (de 21 se pasa a 12). Si se analiza los siete días precedentes (del 13 al 20), la caída fue del 40%, al pasar de 35 a 21. Si el foco se pone en la semana anterior, del 6 al 13 de mayo, el descenso fue del 18,6% (de 43 a 35). En la semana previa (del 29 de abril al 6 de mayo) fue del 20,37% (se pasó de 54 a 43). Entre el 22 y el 29, el descenso fue del 27,02%, un dato parecido al de la semana precedente (del 33,92%).

La provincia supera la barrera de las 500 víctimas, pero los decesos registran en los últimos siete días el menor incremento de la serie de siete semanas: un 2,03%

El seguimiento de la evolución en la detección del número total de nuevos contagios ha dejado de ser posible desde el momento en el que el departamento autonómico se ha limitado a informar solo sobre el desglose provincial de casos diagnosticados por PCR, sin concretar cuántos positivos más se han detectado por test rápido. Durante las cinco primeras semanas del análisis, el balance seguía instalado en el incremento próximo al 10% semanal. 

Así, en el cómputo de esas cinco primeras semanas, los casos totales (diagnosticados por PCR y test rápido) habían aumentado en un 73,27% al pasar de 2.803 a 4.857. Si se consideraba solo la evolución de la última semana, del 6 al 13 de mayo, el incremento fue del 9,86%. En la semana precedente (29 de abril al 6 de mayo) la subida fue del 10,38%, similar a la registrada en la semana anterior. Desde el 22 al 29, el incremento fue de un 10,26%. En la semana previa, desde el 15 al 22, el crecimiento de nuevos casos fue del 7,5%, mientras que en los siete días anteriores, del 8 al 15, el crecimiento fue del 20%.

Este miércoles se concretó que el número total de casos confirmados por PCR en la provincia de Alicante ascendía a 3.876, 1.073 más de los que se notificaron el 8 de abril, computando PCR y test rápido. Por lo tanto, no son datos comparables. En la última semana, se han detectado 59 nuevos contagios en la provincia, según los datos facilitados por Sanidad, lo que supone un incremento del 1,54% (se pasa de 3.817 a 3.876). 

Por último, por lo que respecta a los fallecimientos, en las últimas siete semanas (del 8 de abril al 27 de mayo) han aumentado un 71,57%, al pasar de 292 a 501. Si se analiza solo los últimos siete días (del 20 al 27), el incremento es del 2,03% (de 491 a 501). Si se considera la semana precedente (del 13 al 20), el incremento fue del 3,36%, ligeramente por debajo del experimentado en los siete días previos. En la semana del 6 al 13 de mayo, el aumento fue del 3,48%, un porcentaje similar al de la semana anterior. Entre el 29 de abril y el 6 de mayo, el aumento fue del 3,84% (se pasó de 442 a 459). Del 22 al 29, el incremento de decesos fue del 6,76% (de 414 a 442), cuando en la semana precedente (del 15 al 22) el aumento había sido del 15,96%.

Noticias relacionadas

next
x