Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LA AGENDA LOCAL DEBERÁ SER APROBADA EN PLENO

Sant Joan esboza un plan socioeconómico y no se olvida del personal de la economía sumergida

25/04/2020 - 

SANT JOAN D'ALACANT. El Ayuntamiento de Sant Joan d'Alacant ha comenzado a trabajar en la confección de la Agenda Local de Recuperación Económica y Social, un documento unitario y colaborativo con propuestas de todos los grupos municipales. El consistorio se une, así, a tanto otros municipios de la provincia y del resto de España que ya han dejado plasmadas sus medidas y están comenzando a ponerlas en marcha, con la finalidad de intentar acolchar el bofetón -o, más bien, la paliza- que está propinando el covid-19.

El primer borrador de este plan de recuperación se esbozó en la Comisión Especial de seguimiento de la situación originada por el coronavirus, una reunión telemática que tuvo lugar el jueves 23 de abril y se extendió durante más de tres horas. En este 'encuentro' virtual, los distintos grupos políticos presentaron sus propuestas, realizando una puesta en común "en la que todos coincidimos, más o menos, en el 85%. Es cierto que en ciertos temas discrepamos en algunas cantidades o porcentajes, pero no existen diferencias significativas entre lo que pedimos cada formación", asegura Jaime Albero (PSOE), alcalde de Sant Joan.

Esta alta compatibilidad entre las medidas sugeridas por la oposición y las planteadas por el bipartito (PSOE y Ciudadanos) se volverán a tratar, con carácter más definitivo, en las convocatorias de los Órganos Colegiados la próxima semana. El lunes 27 comenzarán las Comisiones Informativas, mientras que el martes 28 será el turno de la Junta de Portavoces. Esta será la primera reunión física desde que se decretó el estado de alarma, "siempre guardando las medidas de seguridad", garantiza el primer edil, quien justifica el formato personado alegando que "para este tipo de asuntos conviene reunirse en persona".

En esta última convocatoria, el documento de trabajo llevará incluidas todas las medidas, "fusionando aquellas que son comunes y mencionando al grupo que ha propuesto cada una de ellas, para tener constancia de las aportaciones, aunque esta información no aparecerá en el documento final", aclara. Y es el primer teniente de alcalde, Santiago Román (Ciudadanos), quien resalta de manera positiva el "ejemplo de unidad" que están dando gobierno y oposición, "debiendo aprobar mediante pleno y cuanto antes las medidas que están por acordar".

Una sesión plenaria cuya celebración se ha fijado el último día de abril, el jueves 30, y que puede o no incluir en el orden del día la opción de dar luz verde definitiva a esta Agenda Local: "Si conseguimos llegar a un acuerdo podríamos llevar el documento al pleno y, si no, realizaremos otro extraordinario la siguiente semana para su aprobación. No creo que nos demoremos mucho para la adopción de estos acuerdos", considera Albero. Además, este pleno también tratará "los ruegos y preguntas que quedaron pendientes de la sesión plenaria de marzo, acompañados de asuntos como el pago a proveedores de las Operaciones Técnicas de Aplicación", informa. 

Este paquete de medidas sociales, económicas y fiscales se centran en los colectivos vulnerables, afectados por los ERTE y ERE, las personas víctimas de la economía sumergida, autónomas, comerciantes y profesionales de la hostelería. Es, quizá, el apartado de los conocidos como 'trabajos en negro' o 'trabajos en B' el que más llama la atención, teniendo en cuenta a un sector ignorado por diversos municipios, si bien es cierto que contribuye de manera significativa a la economía de Sant Joan. "Se trata de uno de los colectivos más vulnerables, porque son trabajadores y trabajadoras que en momentos de crisis tienen auténticos problemas para poder optar a las ayudas y para conseguir sacar cabeza otra vez", expone la situación el alcalde.

Todos los grupos políticos de la localidad coinciden en que constituyen medidas imprescindibles de adoptar, según traslada. Y manifiesta, como primera urgencia en el asunto, la necesidad de "contactar con otros agentes sociales -ya sean asociaciones de empresarios o sindicatos- para ver qué respuesta se le puede dar de manera conjunta. No queremos definir nada, porque habrá aspectos que no sean competencia nuestra, sino que incumban a la Generalitat o a otras administraciones públicas, pero sí queremos saber qué podemos hacer para darles cobertura", reitera.

En un momento inicial, el presupuesto con el que va a contar este plan económico y social oscila entre 700.000 y un millón de euros. "Eso de manera inmediata", anota Albero, quien desgrana de dónde proviene el importe: "Tenemos 610.000 euros del remanente de Tesorería, más de 200.000 que llegaron del Fondo de Cooperación, 51.000 que ya se han incorporado de la Conselleria de Políticas Inclusivas, 37.000 provenientes de Diputación que, seguramente, sean más con la ampliación que están realizando ahora. Eso ya suma casi 900.000 euros, pero será más dinero", prevé.

En cuanto a las medidas contempladas en la Agenda, "se irán adoptando según vayan surgiendo las necesidades, porque, por ejemplo, impulsar ahora una campaña para fomentar el consumo en las tiendas no sería efectivo, ya que casi todos los comercios están cerrados", razona el alcalde. Sin embargo, aunque el Ayuntamiento guarda esta acción para el futuro, ya hay otros asuntos que sí se están desarrollando, como el aumento del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y los lotes alimenticios, la intensificación de la limpieza, de la seguridad o el apoyo a las familias en el tema de educación, repartiendo material escolar y poniendo a disposición de las familias recursos educativos online.

Noticias relacionadas

next
x