Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

los resultados de los test dejan en seis el número de contagiados

Sanidad oculta durante días el brote en la empresa cárnica de Rafelbunyol

24/06/2020 - 

VALÈNCIA. Las autoridades del estado de Renania del Norte-Westfalia decidieron este martes imponer medidas de confinamiento en el distrito de Guetersloh, situado en el oeste de Alemania y en el que se encuentra emplazado el matadero del grupo Toennies en el que se ha detectado un brote con más de 1.300 trabajadores contagiados con coronavirus. La noticia, no obstante, saltó hace una semana a los medios de comunicación cuando se hizo pública la detección de 650 casos en este emplazamiento, si bien el martes 16 las pruebas realizadas ya habían arrojado 125 positivos en la fábrica.

A buen seguro un escalofrío debió recorrer a más de responsable de la Conselleria de Sanidad que lidera Ana Barceló cuando llegó la pasada semana la notificación de varios contagio en la empresa cárnica Uvesa situada en Rafelbunyol y dedicada al procesado de productos derivados de pollo y conejo. Distintas fuentes aseguran que desde el citado departamento se procedió a realizar una toma masiva de muestras en la fábrica que tuvo lugar entre el pasado miércoles y viernes. El objetivo era claro: conocer si existía un brote y la gravedad del mismo.

Inicialmente se conocieron seis casos positivos -enviados a aislamiento- este fin de semana por Covid-19 en los primeros 200 test realizados, una cifra no excesivamente alta. No obstante, todavía faltaba por conocer los resultados de la segunda tanda -otras 200 muestras- del total de 500 empleados de la compañía. En este sentido, las previsiones sindicales no eran optimistas dado que CCOO había denunciado durante la pandemia deficiencias en materia de protección y seguridad ante la Covid, una circunstancia ante la que intervino la Inspección de Trabajo el 22 de abril para dar un plazo de cinco días a la empresa para la solución de las mismas.

En este punto, Valencia Plaza, al igual que otros medios como Levante-EMV, tuvo conocimiento el lunes de la existencia de varios contagios en una empresa valenciana, por lo que se solicitó información a la Conselleria de Sanidad que dirige Ana Barceló. Tras diversas evasivas, desde el citado departamento se rechazó la existencia de ningún brote ni tampoco se informó de la situación de la citada compañía cárnica en la que se habían realizado 400 pruebas PCR en apenas 24 horas debido al temor de posibles contagios a gran escala. 

Una situación de la que tampoco tenía conocimiento el propio alcalde de Rafelbunyol, el socialista Fran López, quien fue advertido por la llamada de la prensa, según reveló este martes. La falta de información por parte de la Conselleria de Sanidad contrasta con la de otros brotes en distintas comunidades autónomas, que se han hecho públicas para alertar a la población.

Es más, hasta ese momento, o al menos así lo admiten distintas fuentes consultadas por este diario, solo se conocía el resultado de los primeros 200 análisis con el resultado de seis positivos, hechos que se ocultaron a la espera de recibir el resto de los diagnósticos. Tampoco en la web de datos oficiales de la Conselleria de Sanidad por municipios podía alcanzarse la información, dado que los contagios en Rafelbunyol no habían crecido en los últimos 14 días debido a que los trabajadores que han dado positivo, al parecer, no pertenecen a la citada población, sino a otros municipios. Un extremo que tampoco ha sido aclarado por la conselleria, por lo que a día de hoy se desconoce si los seis positivos registrados han sido incorporados al listado oficial de datos de Sanidad.

Situación aparentemente controlada

Este martes, se conocieron los datos de los 200 casos siguientes que se encontraban en diagnóstico, resultando todos ellos negativos, lo que parece indicar que el foco estaría inactivo. No obstante, distintas fuentes señalaron que todavía quedan varias decenas de trabajadores por testar, aunque todo parece indicar que el caso de Uvesa no será grave, si bien sí originó este martes un cruce de declaraciones entre patronal y sindicatos.

Así, el secretario general de la Federación de Industria de CCOO, Javier Galarza, corroboró que el "brote" había sido detectado al realizar las primeras 200 pruebas PCR, si bien destacó que durante toda la pandemia la citada empresa había registrado "varios episodios de dos o tres personas cada semana que no se encontraban bien y se quedaban en casa", para recalcar además que no se habían respetado "las medidas de distanciamiento social" por lo que, a su juicio, era "previsible" que "algo de este tipo pudiera pasar".

Por el contrario, la compañía defendió que la situación no se ha calificado de "rebrote ni foco" y recalcó las "exigentes" normas existentes en la industria alimentaria, además de apuntar que las pruebas se iniciaron después de que detectaran tres contagios en la empresa producidos fuera del ámbito laboral, en un cumpleaños.

Noticias relacionadas

next
x