Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

defienden que se ejecute  en los plazos previstos

Puig y Armengol reivindican la importancia del Corredor Mediterráneo

13/12/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE) El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la presidenta del Govern de las Islas Baleares, Francia Armengol, han reivindicado este jueves la importancia del Corredor Mediterráneo y han defendido que se ejecute esta infraestructura en los plazos previstos.

Ambos se han pronunciado así en un foro sobre el Corredor Mediterráneo organizado por Radio Valencia-Cadena Ser, en el que también han hablado de otras cuestiones, como de la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica de la colaboración entre ambas comunidades.

Puig ha reiterado que el Corredor Mediterráneo es "absolutamente trascendental", pues va a permitir la conexión del Mediterráneo y el Atlántico "por la vía más rápida", y ha considerado que la infraestructura "no va a pararse" por la cuestión presupuestaria, pues hay compromisos plurianuales.

Armengol ha asegurado que son unos "firmes defensores" del Corredor Mediterráneo, pues las "autopistas del mar", los puertos y aeropuertos, son muy importantes para la competitividad de las islas, y ha opinado que la toma de decisiones se ha hecho siempre desde el centro a la periferia, lo que es "muy poco adecuado a la realidad plural" de España.

Puig ha coincidido en que "el centralismo no es inteligente" y ha reivindicado la necesidad de que haya una descentralización también en las decisiones sobre las infraestructuras, pues por ejemplo si la Comunitat Valenciana tuviera las infraestructuras que "merece, el país iría mejor".

Respecto a la financiación autonómica, ambos dirigentes han coincidido en la necesidad de un nuevo modelo y han negado que hayan rebajado el tono reivindicativo ante el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

Armengol ha asegurado que su reivindicación es similar a la mantenía con el anterior Gobierno, pues es "injusto" que comunidades autónomas como la suya estén infrafinanciadas y hay que "romper el estatus quo" y "hacer justicia" para que todos loes españoles tengan "los mismos derechos", vivan donde vivan.

"Tenemos prisa y tenemos una exigencia clara, que es siempre igual", ha argumentado Puig, quien ha lamentado que en España no se haya generado aún "un caldo de cultivo suficiente para gobernar desde la diversidad", como sí se ha conseguido tanto en la Comunitat Valenciana como en Baleares.

Respecto a los Presupuestos Generales del Estado para 2019, Armengol ha pedido a los grupos del Congreso que sean "generosos" y que dialoguen y lleguen a acuerdos en beneficio de la ciudadanía, y que se planteen si es justo o no subir el salario mínimo interprofesional o invertir más en dependencia.

El president de la Generalitat ha indicado que hay un cambio en el tratamiento que reciben del Gobierno, que ha adoptado medidas importantes como anunciar una propuesta legislativa para que "el IVA que se quedó Montoro lo devuelva", lo que supone 230 ó 240 millones para los valencianos, o plantear un reparto "razonable" del objetivo de déficit.

Finalmente, ambos dirigentes han coincidido en la necesidad de seguir avanzando en la colaboración entre ambos territorios, ya que hay intereses comunes tanto económicos como sociales, y de trabajar por un España que "cuente más con la periferia". 

 

Esperan gobernar tras las elecciones para no "volver atrás"

El president de la Generalitat ha firmado que "lo lógico" es que los valencianos apuesten en las elecciones autonómicas de 2019 por "mejorar" este Gobierno y no "volver atrás", y la presidenta del Govern balear ha dicho que espera tener el apoyo mayoritario para continuar.

Sobre la posibilidad de unas elecciones autonómicas anticipadas, Puig ha insistido en que "más pronto que tarde" la Comunitat Valenciana debe tener su "singularidad" en el calendario electoral, pues las autonómicas no son unos comicios administrativos ni "unas elecciones más".

Ha reiterado que cuando se plantean "multielecciones todo se mezcla", e incluso ha opinado que los comicios europeos deberían celebrarse por separado, pero ha destacado que en esta legislatura había que "cimentar la estabilidad" en la Comunitat y de hecho este "ha sido el Gobierno más estable de la historia". "Por tanto, ahora prima la estabilidad", ha zanjado.

Armengol ha aseverado que no se plantean un adelanto electoral, pues ahora mismo están con la tramitación de los Presupuestos y que, como Puig, han "primado un Gobierno que ha sido muy estable", así como "consolidar las políticas progresistas en Baleares y revertir una situación de austeridad mal entendida".

Se ha mostrado convencida de que dentro de cinco meses tendrán el "apoyo mayoritario para continuar", porque han "consolidado" un Gobierno que ha "funcionado bien", han retornado derechos y ahora en Baleares "se vive mejor" con un Ejecutivo "de pacto y que ha sido sólido y coherente" con lo que prometió a los ciudadanos.

Para Puig, en la Comunitat Valenciana "no sería demasiado lógico volver atrás", a la comunidad "más arruinada de la historia", con los niveles de corrupción "más altos" y el "paradigma de todo lo negativo de un Gobierno", por lo que espera que los valencianos apuesten por este Consell.

Respecto a las elecciones andaluzas, Armengol ha dicho que no se pueden comparar con las de Baleares, pues cada convocatoria electoral y cada territorio son diferentes, y ha destacado que le preocupa la entrada de la extrema derecha en las instituciones y que la "radicalidad" vaya ganando posiciones.

Puig ha coincidido en su preocupación por el avance de la extrema derecha y por el hecho de que "los peores sentimientos humanos" se galvanicen en un partido que quiere "generar confrontación y agudizar la polarización", y ha pedido a los partidos democráticos que reflexionen para "dar respuesta a las causas más que a los síntomas".

Noticias relacionadas

next
x