X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ARTE COMPROMETIDO CONTRA EL MERCADO DEL SEXO 

Pornografía y feminismo dentro de un paquete de tabaco

Joaquín Artime y Yolanda Penalba presentarán en La Posta el último número de Papel Engomado, una colección de arte en formato bolsillo sobre mujeres que se sublevan ante el capitalismo en el sexo

14/11/2019 - 

VALÈNCIA. Todo cambia, todo se transforma; el consumo de arte también. La crisis de las galerías valencianas se ha llevado por delante en los últimos meses iniciativas tan potentes como Espai Visor, Paz y Comedias o Pepita Lumier. Y las propuestas artísticas están pegando saltos de gigante hacia lo pequeño, lo que no reporta ingresos inmediatos, lo experiencial, el concepto sin formato físico, o la protesta estética: el arte urbano y el arte encontrado. Ya no siempre es necesario dedicar un espacio físico para la creación. Joaquín Artime, artista canario arraigado a València desde hace unos años, presenta ahora la última edición de la revista-objeto que dirige, Papel Engomado. El actual número, TROYANA$, ahonda en perspectivas de género desde una visión feminista y capitalista del sexo.

Según explica Artime, la iniciativa surgió como un experimento. “Se trataba de llenar un formato, que en este caso es una cajetilla de cigarrillos reciclada, a la que en cada número le damos un contexto, la prestamos a un director diferente, e invitamos a artistas y colaboradores para que la rellenen de piezas y textos de pequeño formato, económico y sostenible”, afirma el director de la edición, que la alimenta de propuestas con firmas de prestigio desde hace siete años. Hace unas semanas, el equipo editorial presentaba su número trece en el Festival Barris en Moviment, y el próximo mes de diciembre llegará a Fundació La Posta acompañada de intervenciones de los autores y autoras participantes.

Las troyanas eran mujeres literarias, relatadas por Eurípides, que vieron arder su propia ciudad mientras huían hacia otros destinos para buscar un porvenir. Pero hoy también son virus informáticos que intentan cargarse un sistema. Habla, por lo tanto, de mujeres guerreras que se transforman en diosas irreverentes. Se aborda la naturalización de la explotación del cuerpo, el sexo por dinero y los mecanismos para obtener placer en nuestro modelo económico. Es una mirada directa hacia la comercialización de lo erótico, una reflexión íntima y feminista sobre la pornografía. Las TROYANA$ están concebidas por Yolanda Penalba, directora artística del número, e incluye obras de Nadia Granados, Andrés Senra, Ars Mágica, Invasorix, Manu López, Felipe Rivas San Martín y la propia Penalba.

La cajetilla reciclada está interpretada en cada tirada de una forma sorprendente, que incita a descubrirla. Aquí, el acabado simula la estética estridente de un prostíbulo o una sex-shop, e incluye rótulo de advertencias de salud. Aunque la tipografía reza otro mensaje: “Contiene porno, actos políticos que afectan al sistema ideológico”. Una declaración de intenciones que hace las veces de sinopsis de la mini colección de arte contemporáneo que aglutina en su interior. El sexo y la economía guardan una relación de afectos y piezas artísticas tan compactas como transgresoras.

Andrés Senra propone con Natura una serie de posters desplegables de sexo anal explícito acompañados por textos de Proudhon, padre del anarquismo, mediante los que el artista ayuda a ilustrar el concepto de gobernación: del poder a la doctrina, de la transacción a la sumisión, o la detención. Por su parte, Ars Mágica, mexicana como Yolanda Penalba, mete en la cajetilla los Diarios íntimos de una provocatriz: una colección de tarjetas de contactos sexuales con mensajes sobrescritos que señalan directamente a las realidades de la prostitución femenina, eslóganes reivindicativos envueltos en un bolsillo de lencería.

La primera aparición de TROYANA$ tuvo lugar en una tienda erótica madrileña; en diciembre la revista ensamblada llegará a Fundació La Posta.

Manu López aporta la pieza más conceptual: papel higiénico que guarda un preservativo anudado, que a su vez esconde una placa con un código bidimensional que lleva a un mensaje sobre los efectos del capitalismo en el sexo. Invasorix, con la pieza El ano nos une, publica un manifiesto contra las políticas que generan desigualdades en las mujeres y madres, una crítica dura al patriarcado y un grito feminista a golpe de cultura trap. Nadia Granados se autorretrata en poses afectadas y escenografías de burdel para incitar a la sublevación ante un sistema disidente y agresivo ante el empoderamiento femenino.

Dos obras más se inspiran en el precio de los afectos. Yolanda Penalba hace un desglose del precio de una penetración en una factura de papel térmico, que se conforma con el mensaje claro y rotundo: “Que me den por el culo”. Recuerda que el sexo puede salir demasiado caro. Por último, el texto de Felipe Rivas San Martín, en forma de prospecto farmacéutico, habla de los deseos que se articulan en torno a internet y el nuevo automatismo del consumo de porno. Precisamente este autor será quien protagonice una de las actividades en torno a esta edición, que se llevarán a cabo en el centro La Posta durante la segunda quincena de diciembre.

Cada edición de la revista ensamblada Papel Engomado desarrolla un tema específico. Una de ellas, Good As You, hizo un manifiesto de diversidad sexual desde varios prismas

La impronta de la revista, que en este número profundiza en la sexualidad y el género, es presentar cada título en ciudades diferentes y espacios vinculados de alguna manera con el leit-motiv de cada edición, de forma que algo tan pequeño como un paquete de cigarrillos invada de compromiso social rincones ajenos, propicios para la cultura contemporánea. Se puede adquirir mediante solicitud a través de sus redes sociales. Las tiradas son siempre limitadas a cien unidades de un soporte artístico que cabe en cualquier cajón. Artime explica que ha conseguido fidelizar a las personas que adquieren la revista, y que quien compra una cajetilla ya está en lista para adquirir el siguiente número.

Las trece ediciones de la revista (y otras tres más que crearon con carácter extraordinario), han supuesto para Papel Engomado una evolución hacia asuntos que giran en torno a la diversidad sexual, al compromiso social o las interferencias entre el individuo y la sociedad. En una de las ediciones anteriores, comisariada por Carmelo Gabaldón, Good As You (G.A.Y.), se retrataba la orientación sexual desde diferentes puntos de vista, abarcando el acoso o la defensa de la teoría queer. En la anterior, Epístola, una cajetilla diseñada por Laia Lleonart lanzaba cartas, misivas y mensajes comprometidos hacia diferentes formas de relacionarnos con nuestro entorno.

Para Joaquín Artime, la revista ha logrado el objetivo inicial, que era “originar una exposición portátil, con su texto introductorio y una colección de piezas en formatos diferentes, con la condición de que se adapten al tamaño de la cajetilla y que sea viable producirlas en una tirada de cien”. Así, el director artístico se encarga de consensuar el formato con las autoras para que quepan todas las piezas. El primer ejemplar criticaba los recortes presupuestarios del Centro de Arte La Regenta, de Las Palmas. Como golpe de efecto, Papel Engomado surgió y dio una respuesta. Hoy sigue creciendo gracias a una comisión editorial, formada por el propio Artime, Estefanía Salas, Reme Silvestre, Susana PG, con colaboración de Carmelo Gabaldón y Bartolomé Limón. El equipo ya trabaja en la siguiente edición, que verá la luz a principios de 2020.

next
x