Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

un año después del 26-M

López (Unides Podem): "El bipartito no cuestiona que el modelo económico sea antisocial e injusto"

26/05/2020 - 

ALICANTE. La candidatura de Unides Podem logró 12.224 votos (el 9,09%), con lo que obtuvo dos representantes en la corporación municipal (cuatro menos de los que dispuso Guanyar, la confluencia previa liderada por Esquerra Unida con respaldo externo de Podemos durante el pasado mandato). Estas son las respuestas al cuestionario formulado por Alicante Plaza por parte de su candidato y actual portavoz municipal, Xavier López.

1. ¿Cuáles son las luces y las sombras (si encuentra alguna de ambas categorías) en este primer año del mandato desde las municipales del 26 de mayo?

-Es difícil encontrar luces en estos momentos. La crisis sanitaria, la emergencia social y la económica lo han sepultado todo. Primero, por todas las familias que han perdido a seres queridos víctimas de la pandemia, eso es irrecuperable. Y después porque hay miles de vecinos y vecinas en Alicante que ya se encontraban en riesgo de vulnerabilidad y cuya situación se ha agravado hasta el extremo, y otras miles que hasta hace dos meses mantenían cierta estabilidad económica dentro de la precariedad a la que nos había abocado el frágil sistema productivo resultante de la crisis de 2008 que ahora viven con angustia e incertidumbre su futuro a medio plazo. Trabajadores o trabajadoras, pymes y autónomos, el principal motor de la economía alicantina (sobre todo en el sector servicios) están viviendo momentos muy duros y vuelve a alarmar especialmente que esta crisis económica se cebe con jóvenes, con las mujeres, con las personas que ya venían de situaciones de paro de larga duración y rebajando todavía más las condiciones laborales en los empleos que puedan ir generándose a partir de ahora. 

Las únicas luces que vemos son que esta crisis sanitaria ha sido pilotada por un gobierno de coalición progresista donde Unidas Podemos ha jugado el papel fundamental de construir un escudo social que, por primera vez en la historia de este país, ha protegido a su mayoría social, a las personas que lo mueven y que siempre fueron las damnificadas en las decisiones que se tomaban en el pasado y, a nivel municipal, que se ha demostrado que Alicante cuenta con un tejido social fuerte capaz de movilizarse y coordinarse para establecer redes de apoyo comunitario que amortigüen los golpes y la mala gestión de sus servicios sociales locales, que tienen al mando a alguien que solo muestra ingratitud y faltas de respeto.

2. ¿Qué queda por hacer entre los objetivos prioritarios que su candidatura se marcó al concurrir a las urnas?

-Nosotros nos presentamos a las elecciones con un programa de cambio profundo del sistema productivo de esta ciudad, que generara más posibilidades laborales y de mayor calidad, que abandonara el modelo de ciudad fachada centrada exclusivamente en el sol y la playa y fomentara aspectos como la digitalización, las industrias culturales y creativas, la investigación y el desarrollo tecnológico, todo ello con una fuerte perspectiva de género y de tránsito hacia la sostenibilidad ecológica y ambiental. Ahí se encontraban muchas cuestiones, porque hablábamos de recuperar la autoestima como Pueblo y eso se construye recuperando la Memoria y el Patrimonio, planeando un urbanismo respetuoso con las personas que mayores dificultades tienen para moverse por la ciudad, porque así será verdaderamente inclusiva y todo con un fomento real de la participación ciudadana y especialmente de la decisión ciudadana y fortaleciendo los servicios públicos y sociales. 

De ello no hay nada encima de la mesa y lo que es peor, esta crisis sanitaria, económica y social ha puesto de manifiesto todas las debilidades que teníamos, desde la destrucción del sistema de atención social que ya contaba con dos mil expedientes de Renta Valenciana de Inclusión sin atender previos al estado de alarma, hasta la fragilidad del modelo productivo dependiente en exceso del turismo. Y por lo tanto, todos esos ejes propositivos no solo siguen vigentes, sino que además los consideramos urgentes de cara a la reconstrucción post crisis, pero sin embargo vemos como las propuestas que vienen del equipo de Gobierno pasan por recuperar el mismo modelo que ha caído y que es especialmente perverso con las personas más vulnerables. Por ello insistiremos en que no podemos seguir tropezando con la misma piedra y que hay sectores económicos y empresariales que deben perder privilegios en beneficio de la mayoría social de Alicante.

3. ¿Entre todos esos objetivos, cuáles considera que podrán llegar a ejecutarse ante s de las próximas municipales?

-Es muy difícil que ninguno de estos objetivos que planteamos puedan llegar a desarrollarse, teniendo en cuenta que el equipo de Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos se mantienen en sus puestos gracias a las concesiones y cesiones que realiza ante Vox, a cambio de la aprobación de las cuentas, que son las que marcan el camino a tomar por el conjunto de la ciudad. Hemos visto de manera reiterada a quienes defienden desde las derechas y no es ni mucho menos a los vecinos y vecinas de las zonas más vulnerables de la ciudad, a las que en más de una ocasión se les ha faltado incluso el respeto y tampoco es a los trabajadores y trabajadoras, pymes o autónomos en su conjunto. 

"Esta crisis sanitaria, económica y social ha puesto de manifiesto todas las debilidades que teníamos, desde la destrucción del sistema de atención social que ya contaba con dos mil expedientes de Renta Valenciana de Inclusión sin atender previos al estado de alarma, hasta la fragilidad del modelo productivo dependiente en exceso del turismo"

Lógicamente, hay espacio para los avances en diferentes ámbitos. Por ejemplo, las medidas de transición ecológica se están impulsando desde Europa, así como las de movilidad sostenible y acabaran teniendo cierto reflejo también aquí. Pero la principal cuestión es que el bipartito de derechas no cuestiona que el modelo económico de esta ciudad sea profundamente antisocial e injusto, no cuestiona que ha establecido una ciudad dual con una brecha social cada vez más amplia, y no lo hace porque eso sería desligarse de los lobbies que tienen ahora capacidad de influencia en el Ayuntamiento. 

Para ello es importante la presión social, junto con la que ejercemos en la institución, con tal de estirar la cuerda hacia posiciones que no acepten que Alicante renuncie a las políticas de Igualdad, LGTBI y Cooperación para contentar a la ultraderecha, ni acepte que los servicios sociales están colapsados por motivos ajenos a la voluntad del Ayuntamiento sino por un abandono claramente establecido desde el Partido Popular los últimos veinte años, ni que ante el momento de comenzar a retirar los coches de nuestras calles y de ganar espacio para el peatón sea la oportunidad de algunos para privatizarlo y acotarlo para terrazas y veladores, o que el PGOU ahonde en los mismos errores que se cometieron de una ciudad inconexa y que ayuda a establecer desigualdades. Es imprescindible que todos esos movimientos sociales que se han activo más que nunca, sigan demostrando que la ciudadanía quiere y puede decidir.


4. ¿Cuáles son las prioridades no contempladas hasta ahora que se deben tener en cuenta tras la crisis sanitaria generada por el coronavirus?

-No hay prioridades no contempladas hasta ahora que hayan cambiado con motivo de la crisis sanitaria. Lo que hay es dolor por ver como siempre son los mismos los que acaban sufriendo los golpes más duros de los vaivenes económicos. En septiembre del año pasado, en el pleno municipal, expuse algunos datos que arrojaban estudios municipales derivados del Plan de Inclusión sobre la situación de vulnerabilidad social en muchos barrios de Alicante. Desde Unidas Podemos veniamos diciendo, apoyados en los indicadores que el propio Ayuntamiento cuelga en su página web, que las bolsas de pobreza y el número de personas y familias vulnerables crecía en Zona Norte y se extendía hacia el centro por Carolines y la Plaza de Toros, que aumentaba en Ciudad de Asís, en Miguel Hernández, en el Cementerio, y en otros barrios. 

Y no es fruto, insistimos, de la casualidad. Tiene que ver con como se salió de la crisis en 2008, tiene que ver con cuestiones de carácter estatal como la reforma laboral del Partido Popular y cómo ha precarizado los empleos, y también tiene que ver con el modelo productivo fomentado en la ciudad de Alicante. A todos esos elementos y ahora el tsunami de esta pandemia mundial, le sumamos el colapso que padecían los servicios sociales y el boicot del bipartito aquí a los refuerzos de la Generalitat y nos da como resultado el panorama desalentador de sufrimiento, inseguridad e incertidumbre económica de gran parte de nuestros vecinos y de nuestras vecinas. Y eso debe abordarse desde el refuerzo de los servicios públicos y sociales, con la máxima de que "nadie puede quedarse atrás" y desde el cambio de nuestro modelo productivo, como acompañamiento a las medidas que tomará el gobierno central como la derogación de la reforma laboral o que ya ha tomado como el aumento del SMI.

5. ¿Cree posible y necesario que se produzca un cambio de gobierno al frente del Ayuntamiento antes de 2023?

-Hace algo más de dos meses nadie se imaginaba que íbamos a pasar semanas confinados en nuestras casas, que íbamos a padecer una pandemia brutal y que asistiríamos a momentos terribles por culpa del virus con miles de pérdidas humanas. Por ello, ahora nadie debería arriesgarse a predicciones tajantes, parece que es más verdad que nunca que la realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien, en estos momentos desde Unidas Podemos vemos complicidad entre las derechas y un giro hacia la radicalidad de los dos partidos que componen el gobierno, Partido Popular y Ciudadanos, con tal de complacer a quien lo sostiene que es Vox. A esto le añadimos que hay muy pocas cuestiones que podamos reseñar en cuanto a proyectos y políticas desarrolladas por la mayor parte del equipo de Gobierno. Barcala está al frente, pero es que a veces parece que está solo y es más, incluso hemos asistido a confesiones públicas de la desconexión que han practicado algunas concejalas. Y eso lo que nos hace pensar es que especialmente Ciudadanos está cómodo ideológicamente en el papel de invisibilidad e inacción manifiesta al que juega y que solo rompe para hacer, de vez en cuando, oposición a la oposición con un grado exagerado de agresividad. Algo que nunca hemos entendido.

Sí es cierto que en Cs de ámbito estatal y autonómico hay un leve giro hacia el centro que ha permitido pactos con el PSOE que han ayudado al gobierno de coalición con Unidas Podemos a mantener el Estado de Alarma, o acuerdos con el Botànic para iniciar la Comisión de Reconstrucción. Nosotros siempre hemos estado dispuestos a sacar al Partido Popular de las instituciones y mucho más a Barcala, que llegó de la mano del transfuguismo y a concejalas como Julia Llopis que no puede seguir al frente de Acción Social después de las descalificaciones a las entidades sociales, pero desde luego estamos en estos momentos en las antípodas no ya de la ideología del Ciudadanos que pacta el "pin parental" con la ultraderecha en regiones como Murcia o Andalucía, sino también en Alicante del talante, las formas y la gestión que desarrollan.

Cualquier cambio que se quisiera plantear sería escuchado por nosotros, pero pasaría por nuestro programa y nuestras bases.

Noticias relacionadas

next
x