Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

acuerdo de la asamblea tras la orden de medio ambiente

Los trabajadores del Puerto exigen dimisiones en el Consell por la paralización de los graneles

25/01/2018 - 

ALICANTE. La Asociación de Trabajadores del Puerto de Alicante (ATDAPA) responde con dureza ante la orden de paralización de la operativa de graneles en el Puerto de Alicante y exige dimisiones en la Conselleria de Medio Ambiente. Ese fue el acuerdo alcanzado este miércoles en una asamblea a la que asistieron 50 representantes de todos los colectivos de los sectores afectados por la decisión tomada por la conselleria. Fuentes de la asociación precisaron, a través de un comunicado, que durante la reunión se analizaron las diferentes consecuencias que la medida va a provocar en el empleo y la viabilidad de algunas de las empresas del Puerto de Alicante y de las que dependen de su actividad.

"Desde ATDAPA nos preguntamos cuántos puertos de la Comunidad Valenciana están trabajando dentro de la ley que regula la licencia de emisiones a la atmósfera, ya que los barcos que tendrían que estar operando en nuestro puerto se están desviando a otros puertos de la misma comunidad, con menos medidas correctoras y también dentro del entorno de la ciudad", apunta el comunicado.

En esta línea, la asociación de trabajadores no entiende "por qué no se han cumplido los plazos establecidos por dicha resolución, provocando anticipadamente que la actividad portuaria este parada; y siguen a día de hoy las mediciones dando niveles de contaminación por encima de lo permitido".

Los trabajadores sostienen que esta circunstancia "hace pensar que posiblemente haya otros factores externos, y no solamente la carga y descarga de graneles, los que estén produciendo niveles de contaminación por encima de lo permitido", lo que, a su juicio, "agrava la decisión de los responsables de la conselleria de poner en jaque la economía de tantas empresas y el riesgo a la pérdida de empleo de tantos trabajadores".

ATDAPA considera que la medida tomada es "terrorífica por su efecto y también irresponsable por no haber analizado todos los factores, ya que se está jugando con la seguridad de muchas familias que dependen de la actividad". Además, "se está permitiendo que estos mismos barcos que tendrían que estar operando en el Puerto de Alicante, lo hagan sin ninguna regulación ni las mismas licencias que aquí se piden en otros puertos de la misma comunidad". "Esto da que pensar mucho a nuestra asociación, que ve como poco a poco, y según el partido que gobierne, se va derivando la economía a otro punto de esta comunidad", añade el colectivo.

Según la asociación, ya se pueden constatar las consecuencias de esta actitud "irresponsable". "En menos de una semana el trabajo de los trabajadores del puerto ha descendido en más del 70%; se han desviado dos barcos; se están cancelando escalas futuras por falta de garantías en la manipulación y se han puesto en las carreteras valencianas unos 400.000 Kg (400Tns.) de clinker diarios con dirección a València y Murcia".

Por ello, "pedimos la dimisión de los responsables de esta medida, por no tratar con igualdad a todos los trabajadores y ciudadanos de esta comunidad y por poner en peligro más de 1.800 puestos de trabajo directos e indirectos".

Noticias relacionadas

next
x