Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

'¿Cuál es nuestro hogar?'

Los tesoros del MAXXI de Roma desembarcan en el IVAM

12/07/2020 - 

VALÈNCIA. Desde hace algunos días el IVAM tiene visita. Las restricciones para viajar no han sido impedimento para completar una conexión València-Roma que se inició en mayo de 2019, con el viaje de numerosas piezas del museo valenciano a Italia, y que acaba la próxima semana con el desembarco del MAXXI, el Museo Nacional de las artes del siglo XXI de Roma, en la ciudad. El IVAM inaugura en los próximos días ¿Cuál es nuestro hogar?, un proyecto expositivo comisariado por su director, José Miguel G. Cortés, que plantea la relectura de algunas de las piezas más icónicas del centro cultural italiano, un recorrido que plantará una docena de grandes instalaciones que convivirán con algunas piezas de la colección del IVAM, piezas firmadas por artistas como Bruce Nauman, Gabriele Basilico o Richard Hamilton. Este diálogo se inicia con la pregunta que da título a la exposición, una reflexión en torno a la idea de hogar que, aunque planeada antes del confinamiento, adquiere ahora nuevas lecturas. 

La muestra se compone de una docena de grandes instalaciones, pocas piezas en comparación con otras muestras como, por ejemplo, Orientalismos, un pequeño número de obras que, sin embargo, se despliegan a lo largo de las salas levantando imponentes refugios dentro de un museo que ya de por sí funciona como cascarón, una suerte de matrioska en la que el arte y la arquitectura forman un todo. “Arte y arquitectura son dos modalidades que están más próximas de lo que podríamos pensar. En la pieza de Mario Merz es clarísimo”, explica Cortés a Culturplaza. El director se refiere en este caso a una de las piezas clave en esta revisión a la colección del MAXXI, una pieza creada por Merz, que actualmente protagoniza una retrospectiva en el Museo Reina Sofía, que plantea tres de sus icónicos iglús, formas que remiten al hogar más primitivo en su forma, a una conexión con la naturaleza, que él contrapone con los materiales con los que levanta la pieza.

Cristal o tubos de neón forman parte de una obra que tiende un puente a lo industrial y lo tecnológico, pues hay que tener en cuenta que Merz es uno de los máximos exponentes del movimiento arte povera, que plantea la creación a partir de materiales humildes. “Crea una forma natural, pero con instrumentos avanzados, generando una vinculación entre exterior e interior. Sin fronteras. Merz nos llama la atención sobre esa transparencia, que remite al vínculo con la naturaleza pero, también, tiene algo negativo, esa idea de viviendas controlables”, relata el director del museo. Fue en 2002, un año antes de fallecer el artista, que finalizó la pieza que ahora corona la nueva exposición del IVAM, un momento en el que las cuestiones sobre la privacidad y la vigilancia, vinculadas al auge de las comunicaciones online, ya estaba bien presente, una reflexión que ahora es más pertinente que nunca. 

La pieza se compone además de laminas de cristal colocadas de manera que refuerzan la sensación de inestabilidad, una idea que aparentemente es contraria a la arquitectura y que levanta cuestiones sobre la debilidad del hogar, un espacio que se presupone refugio pero que también es atacado, un iglú que habla tanto del espacio físico como del espacio mental. Es, en cualquier caso, la arquitectura el eje que vertebra ¿Cuál es nuestro hogar?, que tira de uno de los puntos clave de la colección del museo italiano, un pilar importante en su discurso y, también, en su presentación al público, pues su sede fue diseñada por la prestigiosa Zaha Hadid. 

La exposición se completa con obras de Ilya y Emilia Kabakov, Francis Alys, Jana Sterbak, Alfredo Jaar, Kara Walker, William Kentridge, Atelier Van Lieshout y Teddy Cruz, piezas que en su gran mayoría no se han visto antes en España y que conforman un nuevo relato sobre la colección del museo italiano. "Es una oportunidad única", afirma Cortés. Esta exposición es la segunda parte de un acuerdo que hace un año llevó al MAXXI de Roma algunas de las principales piezas del IVAM, un repaso por los ‘greatest hits’ del centro valenciano que llevó a la capital italiana piezas tan destacadas como Al norte de la tormenta (1986) de Juan Muñoz, que dio título a la exposición, junto con trabajos de Bruce Nauman, Robert Rauschenberg, Toni Cragg, Antoni Tàpies, Cristina Iglesias, Susana Solano, Ángeles Marco, José Antonio Orts o Miquel Navarro.

Foto: KIKE TABERNER.

Noticias relacionadas

next
x