Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los afines a Davó se revuelven y no reconocen la reunión impulsada por Lima

Foto: KIKE TABERNER
21/01/2021 - 

VALÈNCIA. El grupo parlamentario Unides Podem no ha celebrado finalmente la reunión que estaba prevista este jueves en la que el grupo debía pronunciarse sobre el nombramiento de Pilar Lima como síndica de la formación en Les Corts en sustitución de Naiara Davó. Un encuentro convocado el martes por la propia coordinadora del partido morado y la diputada Estefanía Blanes que había generando un importante malestar en el sector de los afines a Davó. 

No en vano, hubo 13 miembros del Consejo Ciudadano Valenciano (CCV) -ejecutiva de Podem- que el sábado pasado presentaron un recurso a la comisión nacional de garantías del partido por la manera en la que se planteó la semana pasada el relevo de la portavocía de Davó en el Parlamento. En el escrito expusieron "deficiencias" en la votación por no comunicarse con antelación, no incluirse expresamente en el orden del día y no consultarse previamente a los integrantes del grupo parlamentario. Entre ellos, se encontraban los diputados Ferran Martínez, Irene Gómez y Beatriz Gascó

Estos tres, junto a Davó, abogaban este miércoles por celebrar la reunión de grupo que habían planteado Lima y Blanes después de que la Comisión de Garantías resolviera el recurso. Asimismo, recordaban que la convocatoria de reuniones del grupo parlamentario debían realizarlas la portavoz o, en su defecto, la dirección del grupo. Un requisito que al parecer no se habría cumplido en este caso. 

Así, este miércoles a última hora de la tarde decidieron que no acudirían a la cita y registraron un escrito en el que exponían sus motivos. En él, los cuatro diputados explican que la reunión convocada "carece de validez al no haber sido convocada ni por la Síndica ni por una decisión válidamente adoptada por la Dirección del Grupo". Advertían, además, de la invalidez de las decisiones que en la reunión podrían haberse adoptado -en caso de haberse celebrado-: "Un acto jurídicamente nulo, como es dicha convocatoria, no puede ser la vía para adoptar ningún acuerdo válido que obligue o implique modificación alguna del status quo jurídico del Grupo, mucho menos en relación al nombramiento de la máxima representante del Grupo Parlamentario". 

"Consideramos no válida la convocatoria del día 21, no asistiremos por tanto a dicha reunión y solicitamos la no realización de la misma; No reconocemos ninguna decisión que se adopte por el Grupo sin que se haya convocado el mismo siguiendo lo establecido en el Reglamento; y procederemos a cuestionar en Derecho toda decisión que se adopte por una parte de las diputadas a él adscritas que carezca de la necesaria validez formal y material", exponía el escrito firmado por Davó, Martínez, Gómez y Gascó. 

Con estos mimbres, la reunión de este jueves finalmente no se ha celebrado, si bien Lima y la consellera de Participación, Rosa Pérez, sí han acudido a la sede del grupo parlamentario. La actual portavoz advierte que ha convocado un encuentro para la próxima semana que respete "los procedimientos reglamentarios y con todas las garantías democráticas". 

"Atendiendo a la petición de Davó de una reunión de la dirección del grupo como mecanismo para activar el cambio de sindica y a la petición de que no se resuelva en la reunión del Grupo Parlamentario de hoy, en aras de la concordia y para dar una segunda oportunidad a todas las diputadas para que cumplan con el mandato de Unides Podem, asistiremos a la reunión del martes para vehicular desde ahí el cambio de síndica", ha manifestado el sector de Lima tras cancelarse la reunión. 

Noticias relacionadas

next
x