X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los PGE de 2018 se prorrogan el 1 de enero automáticamente a la espera de que el Gobierno apruebe los de 2019

Foto: EP/David Zorrakino
31/12/2018 - 

MADRID (EP). Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año 2018 se prorrogarán automáticamente este martes y permanecerán en vigor hasta la aprobación de las cuentas públicas de 2019, cuyo proyecto de ley presentará este mismo mes el Gobierno, con la duda de si contará para su aprobación con el apoyo de los socios de la moción de censura, especialmente de los independentistas.

Al igual que sucedió con las cuentas públicas de 2018 con el Gobierno de Mariano Rajoy, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha visto también obligado a prorrogar los Presupuestos de 2018 (elaborados por el PP), ante la falta de apoyos para aprobar el proyecto de ley de las cuentas públicas de 2019 dada la situación política en Cataluña, con el juicio del 'procés' en marcha.

El Ejecutivo lleva varios meses negociando con las distintas formaciones para intentar recabar los apoyos suficientes que le permitan aprobar los Presupuestos de 2019, para lo que necesitará al menos los apoyos, además de los seguros del PSOE, de los socios de la moción de censura: Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromis, Nueva Canarias y Bildu. Estas formaciones, salvo Bildu, dieron hace dos semanas en el Congreso su apoyo a la senda de déficit del Gobierno, que relaja al 1,8% el déficit para 2019 (margen de 6.000 millones) pero fue rechazado por la mayoría del PP en el Senado el 27 de diciembre.

Una vez se apruebe la remisión a las Cortes del proyecto de ley en las próximas semanas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presentará el libro amarillo en el Congreso, a lo que seguirán las comparecencias de los altos cargos y el debate de totalidad, previa presentación de las enmiendas a la totalidad y al articulado, para su aprobación final. Posteriormente la tramitación proseguirá en el Senado y finalmente regresará de nuevo al Congreso para su aprobación definitiva. Entonces, entrarán en vigor con carácter retroactivo desde el 1 de enero.

El anteproyecto de ley de PGE de 2019 vendrá acompañado de una actualización del cuadro macroeconómico. La última fue incluida en el plan presupuestario, acordado por el Gobierno con Podemos, y remitido a Bruselas el pasado 15 de octubre, en el que rebajó una décima la previsión de crecimiento tanto para 2018 como para 2019, hasta el 2,6% y el 2,3%, respectivamente.

En cuanto al paro, contempla una reducción de la tasa de paro hasta el 15,5% en 2018 y al 13,8% en 2019, en tanto que la senda de déficit del Gobierno eleva la meta de déficit al 1,8% en 2019, al 1,1% en 2020 y a cuatro décimas en 2020, frente al 1,3%, las tres décimas y el superávit fijado por Rajoy, respectivamente. La deuda pública cerrará 2019 en el 95,5%.

No obstante, dado que la mayoría del PP en el Senado ha rechazado dicha senda, el Gobierno aprobará los Presupuestos de 2019 con los objetivos de estabilidad presupuestaria de Mariano Rajoy y más adelante, y una vez que la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para eliminar el veto del Senado viese la luz a lo largo de este año, el Ejecutivo aprobaría su senda y fijaría el déficit en el 1,8%.

En el plan presupuestario, el Gobierno proyectaba una disminución del gasto total de tres décimas, hasta el 40,9% del PIB para 2019. En concreto, el gasto en Sanidad se mantendrá en el 6% del PIB, el de Educación en el 4% y el de protección social se elevará dos décimas, hasta el 16,8%.

A su vez, el gasto en servicios públicos generales bajará del 5,5% al 5,4% del PIB , el de orden público y seguridad del 1,9% al 1,8%, y el de asuntos económicos del 3,9% al 3,7%, mientras que se mantendrá el de actividades recreativas, cultura y religión (1,1%), Defensa (0,9%), Vivienda y servicio comunitarios (0,5%) y protección del medio ambiente (0,9%).

La prórroga

De esta forma, el acuerdo con los criterios de la prórroga para 2019 de los PGE de 2018 precisa que la prórroga no afectará a los créditos para gastos correspondientes a actuaciones que terminen en el ejercicio cuyos presupuestos se prorrogan y para obligaciones que se extingan en el mismo.

Asimismo, prevé que la estructura orgánica del Presupuesto prorrogado se adapte, sin alteración de la cuantía total, a la organización administrativa en vigor en el ejercicio en que el Presupuesto deba ejecutarse.

De esta forma, el presupuesto del Estado que se prorroga para 2019 asciende a 277.933 millones, mientras que el presupuesto de los organismos autónomos dependientes de la Administración Central suma 38.949 millones, en total 316.882 millones.

Pensiones, salario mínimo y sueldo de funcionarios

El Gobierno aprobó en julio el límite de gasto no financiero para 2019, conocido como techo de gasto, que sube un 4,4%, hasta los 125.064 millones de euros, que no consiguió entonces el respaldo en el Parlamento, aunque sí en diciembre al recuperar el apoyo de los socios de la moción de censura.

El año 2019 vendrá acompañado de una subida del 22,3% del Salario Mínimo, hasta 900 euros mensuales por catorce pagas, y de una revalorización de las pensiones del 1,6%.

Además, el salario de los empleados públicos subirá al menos un 2,25% este año, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales, lo que beneficiará a unos 2,5 millones de trabajadores.

Subida de impuesto y recaudación récord

Las medidas de gastos recogidas en el acuerdo alcanzado por el Gobierno con Podemos, mientras que las medidas de ingresos comportarán un impacto global de 5.678 millones, que se reduce a 4.489 millones en los PGE de 2019.

La mayor parte de los ingresos derivados de la subida fiscal procederán de las empresas a través de la limitación en las exenciones y el tipo mínimo del 15% de la base imponible en el Impuesto de Sociedades, que permitirá una recaudación de 1.776 millones, a lo que se sumarán los 850 millones que se obtendrán con la tasa a las transacciones financieras y los 1.200 millones previstos con la 'tasa Google'.

Igualmente, el Gobierno también subirá el IRPF a las rentas muy altas (328 millones); incrementará la tributación del diésel para equipararla a la gasolina, excluyendo a los profesionales del transporte (670 millones de recaudación); elevará un 1% el Impuesto de Patrimonio (339 millones); limitará los pagos en efectivo (218 millones), reforzará la lista de morosos (110 millones) y aprobará medidas internacionales de lucha contra el fraude (500 millones).

A todo esto hay que descontar la rebaja del tipo del 25% al 23% en Sociedades para pymes que facturen menos de un millón de euros (260 millones), la rebaja del IVA de servicios veterinarios al 10% (35 millones) y la rebaja del IVA a los productos de higiene femenina (18 millones).

Medidas sociales

Y es que el Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere dar un impulso a las medidas sociales y para ello los Presupuestos de 2019 recogerán distintas medidas, como la supresión del copago farmacéutico que beneficiará a 5 millones de pensionistas con renta baja y 1,8 millones de personas de familias con pocos recursos.

También contempla el aumento de las becas para estudio y ayudas para material escolar en etapas obligatorias (coste de 536 millones); un aumento del 40% de la dotación de Dependencia (515 millones) y el Plan de Eficiencia Energética de Hogares Vulnerables (Feder) (400 millones).

Otras medidas derivadas del acuerdo presupuestario entre el Gobierno y Podemos que conllevarán gasto son las referidas a permitir ayuda financiera y mejorar las escuelas infantiles; la recuperación del subsidio para mayores de 52 años; la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores y el aumento del permiso de paternidad de 5 a 8 semanas.

Las medidas que conllevarán un menor coste serán las ayudas para el material escolar (50 millones), las ayudas para comedor (25 millones), el aumento de las partidas para cultura y cine (20 millones) o las oficinas de despoblación (10 millones).

Noticias relacionadas

next