X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de dénia CIUDADANOS alicante ecisa CINE DOCUMENTAL primor COMERCIO

análisis

Las acciones de Acciona, tan clásicas como cansinas

15/06/2018 - 

CASTELLÓN. Qué duda cabe que hablar de Acciona es hablar de una de las acciones más seguidas por parte de los asiduos inversores a las salas de bolsa, que muchos banco y sociedades de valores y bolsa mantenían abiertas en sus sedes. Hace 15 años era uno de los valores que no faltaba en ninguna cartera de los inversores que buscaban seguridad a la par que rentabilidad. El auge del sector inmobiliario, una alta rentabilidad por dividendo y una incesante escalada del precio de sus acciones desde precios, ahora en euros y ajustados por dividendos, de 23 euros hasta niveles de 160 en la cúspide de la burbuja inmobiliaria era un reclamo sin igual para rentistas, jubilados e inversores que huían de los chicharros.

Sin embargo, como dice el dicho, cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Tras la terrible corrección del valor, que regresó hasta los 40 euros en menos de un año, el valor entró en una fase de aletargamiento en los precios en los que a pesar de la amplitud del rango, entre los 25 y los 70 euros, no ha vuelto a encontrar el ritmo de entonces y el resultado de ello es que tras 10 años de cotizaciones estamos en los mismos niveles.

A lo largo de estos 10 años, tal y como puede ver en el gráfico ajustado por dividendos y con escala logarítmica, ha enlazado todo tipo de tendencias. Primero, desde el 2008 hasta el 2012, el valor continuó marcando máximos y mínimos decrecientes y por ello el valor continuaba siendo bajista. Luego, desarrolló una clara pauta de mínimos crecientes hasta el verano de 2015 que le llevó a definirse como alcista, pero desde ese verano no logra seguir acaparando compradores y dio paso a una fase de lateralidad en la que nos encontramos.


Por lo tanto, a fecha de hoy llama tremendamente la atención la falta de fuerzas para seguir recuperando niveles aunque también muestra un nivel sólido de soporte donde los compradores no le fallan. Otra cosa muy distinta será si algún día, esos compradores que sistemáticamente aparecen en los 60 euros desde el año 2015 alguna vez no cumplen con lo esperado y el soporte es perforado a la baja.

Mientras tanto, el valor sigue lateralizado con claros problemas para marcar nuevos máximos y, por lo tanto, solo es apto para trading entre los 60 y los 75 euros a la espera de ver si hay algún ataque que rompa los 82 euros.

Eduardo Bolinches es director de Bolsacash 

Noticias relacionadas

next
x