X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de Catalunya alicante tram la vila joiosa urbanismo hoteles

un programa electoral personalizado

La hoja de ruta de Bonig: una "revolución fiscal" y acabar con leyes y "chiringuitos del Botànic"

30/03/2019 - 

VALÈNCIA. El PPCV ha sido el primer partido que ha presentado su programa electoral a falta de un mes para las próximas elecciones autonómicas del 28 de abril. Lo hizo la candidata Isabel Bonig este viernes, y resaltó que ser los primeros es buena muestra de que están preparados, de que lo estaban ya desde que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pulsara el botón rojo del adelanto. Y no, no es un programa electoral al uso. Los populares valencianos han querido innovar, si bien es cierto que tal originalidad es más de forma que de fondo.

La candidata a presidir el próximo gobierno valenciano presentó una suerte de programa electoral interactivo y personalizable a las circunstancias personales de cada votante. La segmentación de contenido ya trasciende las redes sociales y el marketing comercial y nos saluda ya desde un programa electoral. Valencia, Alicante o Castellón. Hombre o mujer. Trabajador o desempleado. Joven o no tan joven. Con hijos o sin ellos. Urbanita o del ámbito rural. Principales preocupaciones. En función de todo ello, el PPCV dice ofrecer el programa específico para cada potencial votante en la página web de la candidata. También está disponible el programa completo por edad.

Son numerosas las medidas que en él se incluyen. Son, por ejemplo, la implementación de la Ley de Señas de Identidad, la recuperación de las subvenciones a organizaciones como Cruz Roja o Cáritas. Además, el programa prevé el cambio de la Función Social de la Vivienda, y uno de los campos donde más insisten los populares: la bajada de impuestos.

Con todo, algunas son promesas amplias que necesitan ser concretadas; "medidas estrella", en palabras de Bonig. El equipo de campaña y la candidata han preferido mantener ocultas bajo la manga algunas medidas concretas para ir soltándolas con cuentagotas, en pequeñas dosis, conforme vaya avanzando la campaña electoral.

Nada quiso desvelar la candidata este viernes al respecto, pero en respuesta a los medios de comunicación adelantó algunas pinceladas de las actuaciones que pretende llevar a cabo si se hace con la presidencia del ejecutivo autonómico. Entre ellas, una "revolución fiscal" con una bajada generalizada de los impuestos. Pero insistió: no sólo hay que hablar de recaudación, sino también de la "racionalización del gasto".

Adelgazamiento de la administración

A ojos de Bonig, hay que hacer más eficiente la Generalitat Valenciana y también el sector instrumental público. Hay que adelgazar la administración. Bonig aseguró que tiene la intención de deshacerse del "gasto superfluo" de la administración autonómica. En ese sentido, concretó la medida en la eliminación de las "agencias sinstentido" que se han creado esta legislatura, como por ejemplo la Agencia Valenciana Antifraude o la Agencia Valenciana de la Innovación, cuya eficacia cuestionó.

Dijo la candidata que buena parte de los gastos de estas agencias, a las que calificó de "chiringuitos" del Botànic, son gastos derivados del personal o de funcionamiento, y no referentes a "políticas efectivas". Estas agencias son, a la postre y a juicio de la popular, departamentos que "sólo aportan grasa" al sector público. Respecto a Antifraude, organismo que dirige Joan Llinares, la aspirante a presidenta propuso sustituirla por la mejora de los órganos de control internos de la Generalitat Valenciana, como la abogacía, dotándolos de más personal funcionarial técnico. Para la sustitución de departamentos de esta clase, Bonig avanzó que pretende llevar a cabo una auditoría con el fin de concretar cuáles de ellos son prescindibles.

En esa misma línea, y tras preguntar los medios acerca de si tal adelgazamiento afectaría también al número de consellerias, la candidata vallense abrió la puerta a la revisión de esta cuestión, lo que podría conllevar la remodelación del Consell con la fusión o la supresión de algunos departamentos.

Derogación de leyes y mejora de las listas de espera

Por otro lado, prometió la eliminación de algunas leyes que se han aprobado en los últimos años, entre las que destacó la Ley de la Huerta y la Ley de Plurilingüismo, así como del Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (Pativel). Son todas ellas normativas en cuya tramitación la popular acusó al Botànic de querer "arrinconar al PP". Por ello, ahora el PPCV pretende derogarlas. Además, adelantó su predisposición para recuperar la Ley de Protección a la Vida. Y preguntada por la Ley de Memoria Democrática, la popular señaló que no es de las prioritarias para derogar, si bien admitió la intención de estudiar la posibilidad.

Para Bonig, hay otros problemas más acuciantes y urgentes, como las listas de espera en Sanidad. Respecto a ello, lamentó que en la Comunitat hayan más de 66.400 valencianos en listas de espera. Pero la candidata espera que no sean más: "Espero no llevarme el susto de Junma Moreno en Andalucía", donde las listas reales eran más abultadas que las que ofrecía la Consejería de Sanidad con los socialistas al frente.

En materia de violencia de género, garantizó que no la utilizará "políticamente" y que recuperará ayudas "eliminadas" por el ejecutivo de Puig. "La violencia contra las mujeres no tiene color político", ha reivindicado, y ha vuelto a cargar contra la "utilización política" del pacto valenciano contra la violencia machista.

Financiación autonómica y pactos

Respecto a la financiación autonómica, Bonig recordó que el líder del PP, Pablo Casado, prometió abordar la reforma del modelo "siguiendo los cauces legalmente establecidos" para "llegar al mejor acuerdo posible". Es decir, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Por contra, criticó la propuesta del programa del PSOE de un pacto de estado en financiación, "lo mismo que decía Mariano Rajoy cuando gobernaba". "¿Dónde está la voluntad política ahora? ¿Han oído hablar de pancartas o de montar el pollo desde que llegó Pedro Sánchez?", lanzó al aire la candidata.

Preguntada por el "flirteo" de PP y Ciudadanos en España para pactar y por si ve un gobierno liderado por Toni Cantó (Cs) con ella de vicepresidenta, fue tajante al explicar que le "gusta ser pragmática". "Vamos a ir a las elecciones, vamos a dejar a los valencianos que decidan libremente y después hablaremos". Sobre Andalucía, destacó que Moreno gobierna con "medidas importantes" que espera replicar en la Comunitat.

next
x