X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de mayo y se habla de benidorm LUIS BARCALA ALICANTE la vila joiosa

TOMA DE POSESIÓN DE SU CARGO COMO NUEVA FISCAL SUPERIOR DEL TSJCV

La fiscal superior de la Comunitat, Teresa Gisbert, jura con un discurso feminista y reivindicativo

Gisbert apuesta por una lucha frontal contra la violencia de género, la violencia sexual contra las mujeres y la trata de blancas

19/02/2019 - 

VALÈNCIA. Tras once años al frente de la Fiscalía Provincial de València, Teresa Gisbert juraba este martes su cargo como fiscal superior de la Comunitat en el tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Gisbert se convierte en la primera mujer que ostenta este cargo evidenciando la rotura del techo de cristal que se ha producido en tierras valencianas.

Junto a ella estaban los otros nombres de mujer que marcan el ritmo de la Justicia valenciana: la consellera de Justicia, Gabriela Bravo; la presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva; la vocal valenciana del Consejo General del Poder Judicial Carmen Llombart y la decana del Ilustre Colegio de Abogados, Auxiliadora Borja.

La toma de posesión de Teresa Gisbert fue como es ella: feminista y reivindicativa. Amadrinada por su hija, la juez Teresa Sánchez Gisbert, y arropada por su marido Nacho; su otra hija Martina, y sus hermanos, con el recuerdo para el periodista Emili Gisbert, para el que la fiscal general del Estado (FGE), María Jesús Segarra, tuvo unas sentidas palabras, la nueva jefa hizo un discurso, feminista, reivindicativo y cargado de emoción para los que están y para los que se fueron.

Violencia de género

Gisbert dijo durante su discurso que uno de los retos más importantes es la lucha contra la violencia machista, donde "pese a los avances" en esta materia con los Pactos de Estado y autonómicos, "es evidente que no hay que bajar la guardia" porque "sigue fallando la prevención", y apostó por la “educación” como una de las mejores formas de prevenir esta lacra social.

Dentro de su discurso feminista, la primera fiscal superior mujer, quiso recordar que también hay que luchar contra la violencia sexual contra las mujeres y contra la trata, así como contra los delitos de odio e igualdad que "no han dejado de crecer". Por ello, Gisbert explicó que “hay que apostar por la especialización de los fiscales, que pienso seguir potenciando para establecer criterios comunes basados en los criterios de los fiscales de Sala del Supremo”.

En cuanto a las reivindicaciones, la nueva jefa de la Fiscalía Superior no se cortó a la hora de decir que hay que "derogar el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal", que establece un plazo máximo de seis meses para las instrucciones, y cuya implantación ha terminado con el archivo de múltiples causas complejas. La eliminación de este artículo es una vieja exigencia de los miembros del Ministerio Público que, por primera vez un 'jefe' apoya en público y ante las personas que pueden eliminarlo, como era en este caso el secretario de estado de Justicia, Manolo Dolz, que estaba en primera fila junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

La FGE, María José Segarra, fue la encargada de cerrar el acto. Segarra no dudó en recordar como Teresa Gisbert “ha sido y es, una de las personas más reivindicativas que conozco”, y para demostrarlo explicó como ya en el año 1987 "fue pionera en reclamar y conseguir unas reformas que se plasmaron con el cambio del Código Penal del año 2000", y añadió que "es fantástico como has visibilidad el acceso de la mujer a los puestos de responsabilidad".
En su discurso también apostó porque sea el fiscal quien instruya las causas y que los magistrados sean de garantías. Sobre este punto expuso como dentro de dos años ya habrá, al menos en una materia, un fiscal investigador, pues se creará esta plaza para investigar los delitos contra intereses financieros de la Unión Europea.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Teresa Gisbert recordó a Felipe Bermejo, compañero fiscal recientemente fallecido. Gisbert, con la voz trabada, tuvo en sentido recuerdo que llenó la sala de emoción. Una emoción que se volvió a vivir cuando Segarra, además de para Emili Gisbert, tuvo un recuerdo para aquellos que ya no están como los fiscales Miguel Miravet, Alicia Valverde o Salvador Canet.

Por último, Teresa Gisbert tuvo palabras de apoyo tanto durante su discurso como después ante los medios de comunicación para sus compañeros jueces y fiscales en Cataluña. Gisbert aseguró que quería hacer público este apoyo por "la profesionalidad, dedicación y defensa del Estado de Derecho y de la Constitución" de sus compañeros en Cataluña en "unas condiciones tan difíciles".

Noticias relacionadas

next