X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de 10N pspv-psoe alicante urbanismo hoteles tram la vila joiosa Catalunya

marzà, morera y ferri, cubren la cuota masculina en puestos de responsabilidad

La dirección del Bloc busca una mujer para garantizar la paridad de su partido en el Consell

30/05/2019 - 

VALÈNCIA. Las negociaciones para el Botànic II, pacto progresista que deben alumbrar en las próximas semanas PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem-EUPV, se encuentran todavía en su fase inicial. Así, el orden a seguir, tal y como ocurrió en 2015, se centrará primero en el 'qué' -objetivos políticos a llevar a cabo- y en el 'cómo' -la arquitectura de gobierno necesaria- para posteriormente llegar al 'quién' -los nombres propios que ocuparan los cargos diseñados-.

No obstante, eso no significa que internamente las distintas fuerzas políticas no estén buscando y estudiando perfiles para el futuro Gobierno valenciano. A día de hoy, todavía no está claro siquiera cuántas carteras le corresponderán a cada formación política ni tampoco el número total de consellerias que contendrá el Ejecutivo.

Ahora bien, atendiendo a los equilibrios y el resultado electoral, todo apunta a que el PSPV será la fuerza con mayor representación posiblemente con seis o siete carteras, mientras que Compromís dispondrá de cuatro o cinco y Unides Podem-EUPV opte quizá a dos departamentos.

En el caso de Compromís, coalición formada por Bloc, Iniciativa y VerdsEquo, se da por seguro que al menos las dos primeras dispondrán de sendas consellerias. En el caso de Iniciativa, una será a buen seguro para la candidata a la Generalitat y actual vicepresidenta, Mónica Oltra. En cuanto a la otra vacante, algunas fuentes apuntan a la posibilidad de que la exdiputada y candidata en Elche pudiera ser llamada para ser consellera.

Respecto al Bloc, una de las plazas está clara: el titular de Educación, Vicent Marzà, repetirá en el Gobierno valenciano. Sin embargo, el otro puesto que a buen seguro tendrá la formación nacionalista todavía no está adjudicado, algo lógico dado que ni siquiera se conoce cómo estarán distribuidas las competencias en el Ejecutivo.

Ahora bien, fuentes del partido apuntaron a que la búsqueda se está concentra entre las mujeres destacadas de la formación nacionalista, especialmente en Valencia y Alicante para guardar en cierta medida el equilibrio territorial dado que Marzà ya procede de Castellón. Sobre la necesidad de apostar por una fémina, conviene recordar que los principales cargos elegidos por el partido son varones: Enric Morera como presidente de Les Corts, Fran Ferri como síndic del grupo parlamentario, además del mencionado con Marzà. Así pues, en el seno del partido que lidera Àgueda Micó, consideran prioritario que al menos el siguiente puesto de conseller a decidir será para una mujer.

Una decisión que complica sobremanera la continuidad del que ha sido en la legislatura saliente responsable de Economía, Rafa Climent, que sólo podría optar a seguir -y tampoco estaría asegurado- si el Bloc tuviera una cartera más que gestionar.

En cuanto a los posibles nombres, las distintas fuentes consultadas por este diario de la formación nacionalista rehúyen entrar en quinielas dado que ni siquiera se tienen aseguradas las competencias que controlará el Bloc en el futuro Botànic II.

No obstante, una de las dirigentes que podría disponer de un perfil interesante para el puesto es la exsecretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, que ha regresado a su puesto en la banca privada después de no conseguir escaño en el Congreso tras el mal resultado de Compromís en las elecciones generales.

Un perfil solvente y no descartable es el de Maria Josep Amigó, quien ha ejercido en este mandato como vicepresidenta de la Diputación de Valencia. En esta ocasión, la también abogada ha obtenido acta de concejal por su municipio, Bonrepòs i Mirambell, y podría repetir en el cargo pero no son pocos los que opinan que podría dar el salto a la política autonómica con rango de consellera. Otro nombre que suena en algunos sectores es el de la concejal de Altea Innmaculada Orozco, que ha formado parte de la lista autonómica, pero no ha resultado elegida, ni ahora ni en 2015.

Noticias relacionadas

next
x