Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La UE compra 300 millones más de dosis de vacuna y no desmiente una compra adicional de Alemania

8/01/2021 - 

BRUSELAS. “Tenemos que vacunar al máximo de europeos y lo más rápidamente posible”. Las palabras de la presidenta de la comisión Europea, Ursula von der leyen, deberían haber caído como un bálsamo si no fuera porque la pandemia de la covid-19 sigue arreciando en toda Europa y cada vez con más fuerza, pese al esfuerzo en coordinar la campaña de vacunación. Así, pese a anunciar este viernes una compra adicional de 300 millones más de dosis de la vacuna BioNTech-Pzifer, la Comisión no ha podido desmentir que Alemania haya comprado 30 millones adicionales por su cuenta, incumpliendo al compromiso de los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) de respetar los precontratos firmados desde  Bruselas. La presidenta sigue defendiendo la compra conjunta.

Ursula von der Leyen hizo el anuncio de doblar las dosis de vacunas que en este momento se están distribuyendo por toda Europa, sin obviar la lentitud en que se está desarrollando el proceso de vacunación en todos los países. Algunos, como Países Bajos, comenzaron el jueves, con dos semanas de retraso respecto al resto, alegando que no estaban preparados logísticamente para una vacuna que requiere conservarse a 70 grados bajo cero. No obstante, desde hace dos meses, la UE está avisando por todos los medios de que la vacuna de BioNTech-Pzifer sería la primera en obtener la autorización. 

Malentendidos a parte, las vacaciones navideñas han ralentizado la vacunación por falta de personal y nula previsión de los Estados en este sentido. Por eso von de Leyen ha dado un toque de atención a los países miembros recomendándoles estar preparados para la siguiente remesa, que llegará en marzo. “Este suplemento nos permite multiplicar por dos las cantidades de dosis de esta vacuna”, aseguró.

Respecto a la compra adicional de Alemana, de forma bilateral con el laboratorio, un portavoz de la Comisión no quiso entrar en la cuestión o en si había una prohibición expresa de la Comisión Europea de que cada país gestionara por su cuenta la compra de vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), pese a los precontratos firmados por Bruselas en nombre de los 27 países. Esta estrategia conjunta se acordó, precisamente, para que ningún país grande o pequeño, pobre o rico, se quedara fuera y el reparto de vacunas fuera proporcional a la población de cada Estado en toda la Unión Europea. El objeto de no discriminación, igualdad y solidaridad habría desaparecido. 

Convenio previo bilateral

Alemania reconoció el lunes que había acordado con BioNTech en septiembre pasado suministrar 30 millones de dosis adicionales de forma bilateral, a través de un convenio del cual la UE estaba al tanto, declaró el Ministerio de Salud, según Reuters. Ese mes, Alemania anunció 375 millones de euros (460 millones de dólares) de financiación para BioNTech, una startup de biotecnología con sede en Mainz, para ayudar a acelerar la investigación y ampliar la capacidad de producción en Alemania.

El ministro de Salud, Jens Spahn, manifestó que los acuerdos nacionales son posibles con los mismos fabricantes de vacunas una vez que la UE haya concluido su propio contrato y siempre que no se interrumpa el suministro a los países de la UE. No obstante, la UE no ha finalizado la contratación, como demuestra el anuncio de compra adicional de von der Leyen. En su defensa, Spahn recordó que el acuerdo bilateral alemán es anterior en dos meses al contrato de la UE para la vacuna BioNTech-Pfizer, que se firmó en noviembre después de las conversaciones que se habían mantenido en julio.

Un portavoz de la Comisión de la UE negó entonces tener información sobre el acuerdo bilateral de Alemania con BioNTech y declinó comentar si violaba los acuerdos de la UE. Sin embargo, dijo que los países de la UE se habían comprometido políticamente a “evitar negociaciones paralelas con las mismas compañías farmacéuticas para asegurar las vacunas covid-19” y evitar la competencia entre los estados de la UE.

Sin embargo, la presidenta von der Leyen apeló a la unidad en la estrategia de vacunación y se refirió de forma indirecta a esta polémica diciendo que “hay suficientes vacunas en Europa en un plazo razonable y el camino correcto es hacerlo de forma conjunta”. Von der Leyen insistió en que “tenemos esta competencia y tenemos una cartera importante de vacunas y todos  juntos estamos desplegando el proceso de vacunación en Europa y saldremos juntos de esta pandemia”. 

La extensión del acuerdo con BioNTech-Pfizer llega después de las críticas de un CEO de esta empresa, al constatar que la UE se había quedado corta en el precontrato inicial, ya que esta vacuna requiere de una doble dosis. Por su parte, la UE defiende que ha repartido sus compras con otros laboratorios para garantizarse otro tipo de vacunas, cuya autorización se está realizando paulatinamente, según van avanzando las investigaciones respectivas. En este sentido, el jueves la EMA autorizó la comercialización en la UE de la vacuna de Moderna, que también se administra en dos inyecciones en el brazo, con 28 días de diferencia. Estados Unidos la había autorizado previamente. 

El 80% de la población de la UE

En cuanto al contrato adicional de BioNTech-Pfizer, 35 millones de dosis del nuevo pedido ya estarán a disposición a partir de marzo. “La ventaja es que ya hay un contrato y no hay que negociar de nuevo”, explicó la presidenta de la Comisión. “Es una vacuna que ya ha demostrado su valor y el procedimiento de autorización está finalizado, por lo que aprovechamos la logística ya utilizada, que nos permite seguir vacunando”, añadió.

Von der Leyen comentó que “otro elemento positivo”, tras la autorización de la vacuna de Moderna Biotech Spain SL, es que “con estas dos vacunas ya tenemos unas cantidades garantizadas para vacunar a 300 millones de europeos, mas del 80% de la población europea. Y hay otras vacunas que llegarán en unos meses”. Se trata, por ejemplo, de la vacuna de Janssen-Cilag International N.V., que solicitó autorización el pasado 1 de diciembre, al mismo tiempo que Moderna. La propuesta de la Comisión Europea a los Estados miembros de la UE de esta adquisición adicional se produce en plena crisis de vacunación por el retraso de la mayoría de los países.

Con el nuevo contrato, la Unión estaría en disposición de adquirir hasta 600 millones de dosis de esta vacuna, que ya se está utilizando en toda la Unión. Las dosis adicionales se suministrarán a partir del segundo trimestre de 2021. Además, la UE ha adquirido una amplia cartera de vacunas basadas en distintas tecnologías. Con ello se ha asegurado el suministro de hasta 2 300 millones de dosis de las vacunas candidatas más prometedoras para Europa y sus vecinos. 

Con esta cartera de vacunas, la Unión podría no solo cubrir las necesidades de toda su población, sino también suministrar vacunas a los países vecinos. Las primeras dosis de vacunas llegaron el 26 de diciembre, para que todos los países de la UE pudieran comenzar a la vez los días 27-28-29 de diciembre.

Noticias relacionadas

next
x