Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tras una declaraciones de las facultades de letras y filología

La UA se ofrece al Ayuntamiento de Alicante para aclarar (y defender) la convivencia del valenciano

1/03/2020 - 

ALICANTE. Tras el debate generado en el pleno del Ayuntamiento de Alicante, a raíz de una moción de Vox para intentar cambiar la Llei d'Ús i Enseyament del Valencià y declarar la ciudad como territorio de predominio histórico lingüístico castellano, la Universidad de Alicante se ha prestado para esclarecer cualquier cuestión histórica y lingüística acerca de la polémica generada.

La propuesta, que será asumida por el propio rector, Manuel Palomar, sale a raíz de dos declaraciones elevadas al Consejo de Gobierno de la UA, que parten de las Facultades de Filosofía y Letras y Educación a través de su ratificación por las respectivas Juntas de Gobierno, y viene a defender que Alicante debe mantener su condición de territorio de predominio histórico y lingüístico valenciano. Y será el propio Palomar quien se lo trasladará al alcalde de la ciudad, Luis Barcala. Hay que recordar que esa moción presentada por Vox para forzar el cambio de la Llei d'Ùs i Ensenyament de Valencià fue respaldada también por el PP; Ciudadanos se abstuvo y los partidos de izquierda, PSOE, Unides-Podemos y Compromís la rechazaron. Finalmente, no fructificó.

El texto defendido por la Universidad de Alicante asegura que "el derecho de los padres a elegir la educación que prefieren para sus hijos debe hacerse compatible con los objetivos que las sociedades se proponen alcanzar a través de las leyes" y recuerda que la Ley 4/1983, de 23 de noviembre, de uso y enseñanza del valenciano prescribe que "al final de los ciclos en que se declara obligatoria la incorporación del valenciano a la enseñanza, y cualquiera que haya sido la lengua habitual al iniciar los estudios, los alumnos deben estar capacitados para utilizar, oralmente y por escrito el valenciano en igualdad con el castellano ". 

Además, afirma que "las leyes que se derivan y las administraciones que se encargan de llevarlas a cabo deben garantizar este precepto, construyendo un modelo educativo lingüístico flexible y que permita actuar con equidad" y argumenta que "este modelo debe fundamentarse en la investigación científica, la que coincide a confirmar la necesidad de que el uso vehicular escolar de la lengua minorizada debe ser efectivo, frecuente y adquirido en edades tempranas si realmente se pretende alcanzar un bilingüismo igualitario, un bilingüismo que, por otra parte, la bibliografía científica afirma unánimemente que es beneficioso cognitivamente, laboral y socialmente ".

Además la Universidad de Alicante recuerda que la ciudad y su término han pertenecido y pertenecen a los territorios de "predominio lingüístico valenciano", una adscripción que no responde a criterios puramente cuantitativos e interesados, sino históricos, como se explicita en la mencionada ley.

El texto asumido por el rector y ratificado por ambas facultades, a propuesta del Departamento de Filología Catalana, hace mención también de la Constitución Española, en concreto del artículo 3.3, "la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección "y del Estatuto de Autonomía que en el artículo 6.5 dice" se otorgará especial protección y respeto a la recuperación del valenciano ".

Asimismo, la resolución, asumida por la Universidad de Alicante, asegura que "ignorar la valencianidad lingüística de la ciudad desconectaría a Alicante de su historia y de su geografía, especialmente si el valenciano desapareciera del ámbito educativo. "Este hecho desprotegería a la población del territorio y dejaría huérfanos los signos de identidad de la ciudad, como su himno o el origen de la antroponimia". Asimismo, esta extirpación de la lengua propia y tradicional de la ciudad impediría a sus ciudadanos poder adquirir el valenciano en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos de la Comunitat Valenciana y los "condenaría a estar en desventaja a la hora de acceder a puestos de trabajo", concluye la resolución de ambas facultades.

Noticias relacionadas

next
x